Natxo González, la base del Real Zaragoza

El vitoriano buscará hacerse un hueco en la historia del club y lograr el objetivo de ascender a Primera División

Natxo González, la base del Real Zaragoza
Natxo González dirigiendo un partido al frente del Zaragoza  |Foto: El Desmarque Zaragoza

José Ignacio González, conocido comúnmente como Natxo González, llegaba a la entidad aragonesa el pasado verano firmando por dos temporadas tras su paso por el Reus Deportiu.

De su etapa como futbolista no se puede decir que fuera muy extensa, ya que colgó las botas a la edad de 20 años. Se formó en las categorías inferiores del CD Ariznabarra. Tiempo después jugaría en la categoría juvenil del Aurrerá de Vitoria y, finalmente, se retiró en el CD Alegría.

El hecho de colgar tan pronto las botas le permitió empezar a formarse como entrenador a temprana edad. Comenzó dirigiendo en la temporada 86-87 a diferentes categorías de fútbol base del CD Ariznabarra, desde donde daría el paso para dirigir al primer equipo.

En verano de 1994, Natxo ficharía por el Alavés por nueve temporadas, en las que dirigió a diferentes categorías de la entidad vasca hasta conseguir entrenar al Alavés B en las temporadas 97-00, con quien consiguió el ascenso a 2º División B.

En 2003, Natxo llegaría al Reus Deportiu, aunque no entraría como entrenador, si no como director deportivo, cargo que ocupó una temporada. La campaña siguiente, ya con Natxo a los mandos del conjunto catalán, el Reus consiguió el ascenso a 2ºDivisión B. Sin embargo, en la campaña siguiente, no consiguieron la permanencia y de nuevo descendieron a 3º División. En la campaña 2006/07 lideró al equipo, logrando la primera posición, pero sin conseguir el ascenso de categoría.

Tras su paso por el Reus, y hasta la temporada 2010/11, Natxo dirigió al Sant Andreu, con quienes consiguió el ascenso a 2ºDivisión B en su primera temporada. Al año siguiente consiguieron la Copa Catalunya frente al Espanyol y, tanto esa temporada como la siguiente, colocó al equipo en puestos de Playoff de ascenso, pero sin lograr el objetivo de llegar a la categoría de plata. Finalmente se despidió del equipo en la temporada 2010/11 tras finalizar la temporada séptimos y sin opciones de ascenso.

En 2012 llegaría al Alavés, equipo con el que ascendió a 2º División en su primera temporada, lo que le valió la renovación por una temporada más. Sin embargo, la temporada siguiente fue destituido tras acabar penúltimo en la clasificación.

En 2014 regresaría, durante tres temporadas, a los mandos del Reus, con quienes terminó su primera temporada terceros, sin ascender. La segunda temporada finalmente logró su objetivo y ascendieron de categoría y la última temporada le sirvió para colocar al Reus en zona de permanencia.

Tras su marcha, el Real Zaragoza contrató los servicios del técnico vitoriano, con quienes firmó por dos temporadas en un proyecto cuyo objetivo es el ascenso a primera división.