La 'BBA' se topa con Unai Simón y el Real Madrid se hunde atrás

Otro desajuste defensivo por la banda de Marcelo propició el gol de Muniain para un Athletic Club que complicó mucho el juego de posesión blanco, mientras su joven guardameta sacaba magníficas manos ante Bale, Asensio y Benzema. Solo Isco pudo anotar, tras salir desde el banquillo, pero el Real Madrid acabó pidiendo la hora

La 'BBA' se topa con Unai Simón y el Real Madrid se hunde atrás
Unai Simón y Yeray supieron dejar seca la pólvora del Real Madrid I Foto: La Liga
Athletic Club
1 1
Real Madrid
Athletic Club: Unai Simón; De Marcos, Yeray, Iñigo Martínez, Yuri; Beñat (Mikel Rico), Dani García, Muniain (Capa); Susaeta, Raúl García y Williams (San José).
Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Ceballos (Casemiro), Kroos, Modric (Isco); Bale (L.Vázquez), Benzema y Asensio.
MARCADOR: 1-0, min. 31, Muniain. 1-1, min. 63, Isco.
ÁRBITRO: González González (comité Castilla y León) amonestó a Yeray, Dani García, Capa, Yuri, Beñat, Simón por el Athletic Club y a Carvajal para el Real Madrid.
INCIDENCIAS: Partido de la Jornada 4 de Liga Santander, disputado en el estadio de San Mamés.

Regresó el espectáculo a 'La Catedral' del fútbol con dos equipos que llegaban invictos tras las primeras jornadas de Liga y el parón internacional. Muchas similitudes en ambos conjuntos, que cambiaron este verano de entrenador. Precisamente con novedades se presentaban los onces: Courtois y Ceballos, titulares en el Real Madrid; Iñigo Martínez y Beñat, en el Athletic Club. Estos dos últimos se estrenaban esta temporada.

Tras una primera mitad más disputada, pero con ligera ventaja para unos 'leones' que salieron muy feroces en la presión, al técnico blanco le tocó introducir varios cambios para buscar la remontada. Con Isco llegó el empate, el goleador bilbaíno Muniain se lesionó y los últimos diez minutos a punto terminaron decidiendo el duelo a favor de los locales, que tuvieron en Unai Simón a una muralla.

Mucha guerra, igualdad táctica y ocasiones repartidas

Como era de esperar, el Athletic Club salió a presionar como si le fuese la vida en ello, complicando mucho la labor de toque rival, esa que tanto caracteriza a LopeteguiCeballos trataba de llevar la manija pero se vio muy cubierto mientras el conjunto bilbaíno también trataba de tener algo el balón. 

No obstante, la disposición táctica de ambos era tan buena que dificultaba mucho las rápidas posesiones. El Real Madrid quería correr y Modric tuvo la primera ocasión al minuto del inicio tras una fabulosa dejada de Asensio en el área vasca. Poco después respondía Raúl García para el equipo local con un disparo alto e Iñaki Williams también aprovechaba su velocidad al espacio para otro chut desviado.

Asensio corre junto a Beñat I Foto: La Liga
Asensio corre junto a Beñat I Foto: La Liga

Los quince minutos iniciales se basaron en mucha igualdad, presión mutua y ocasiones repartidas, pues Benzema chutaba alto en una llegada blanca después de una jugada veloz, de las pocas que hubo. Por el bando bilbaíno, Susaeta amenazaba con otro disparo por encima del larguero. 

El extremo del Athletic Club estaba enchufado, mientras la defensa madridista hacía aguas por la banda de un Marcelo desastroso, otra vez. Varane salvaba providencial, en un pase de Susaeta, para evitar el hundimiento del barco vikingo en su parte más trasera. En otra acción con el Real Madrid muy volcado arriba era un precipitado Yuri quien desaprovechaba hasta dos tiros seguidos. 

Muniain se anota el primer gol en un total desajuste blanco

Ante una agobiante presión bilbaína, los futbolistas blancos se abrían, se movían de su zona e incluso los defensores se adelantaban más de lo permitido. Así, el Real Madrid lograba llegar hasta Simón, que voló para despejar un gran disparo con rosca de Asensio. Una gran combinación madridista desde atrás creó tal peligro.

Muniain festeja con la grada su segundo gol de la temporada I Foto: La Liga
Muniain festeja con la grada su segundo gol de la temporada I Foto: La Liga

Sin embargo, a la media hora de juego, el desajuste total fue para el Real Madrid. Su banda izquierda era un coladero y De Marcos accedió al área para asistir al interior. Tras un leve toque de Williams, era Iker Muniain quien terminaba empujando el balón a la red. Éxtasis en San Mamés con ese 1-0 merecido y un Real Madrid anestesiado a partir de ese momento.

Porque incluso llegó el segundo, aunque fue anulado. El Athletic Club achuchó mucho tras anotar, pero Raúl García se metió en fuera de juego. Con la primera amarilla para Yeray por una clara zancadilla a Ceballos acaba una primera parte de esperanza vasca y decadencia madridista.

Unai Simón se luce y frena a todos, menos a Isco

Tras la pausa, Lopetegui sustituyó al mago de Utrera por Casemiro, pero el mal asunto blanco no mejoró. Eso sí, Unai Simón continuaba encargándose de ello. Si antes del descanso el joven ya sacó otra mano dura a tiro de Modric desde la frontal, después se lució con dos paradas seguidas al libre directo de Bale y posterior rechace de Ramos. Enorme Unai Simón, los aplausos de 'La Catedral' se quedaban escasos. 

El guardameta mantenía al Athletic vivo mientras Williams volvía a la carrera para finalizar con un chut alto. Casemiro comenzaba a tenerlas finas con un Raúl García siempre polémico y el goleador bilbaíno Muniain se lesionaba solo tras notar alguna molestia en su avance al área rival. Cambio con ovación, pues también era su segundo tanto de la temporada.

Raú García y Carvajal en una acción del partido I Foto: La Liga
Raú García y Carvajal en una acción del partido I Foto: La Liga

Con el equipo de Berizzo bajo de energías tras la constante presión durante sesenta minutos, el entrenador madridista veía en Isco la solución. Entró por Modric y al poco tiempo se coló entre la defensa vasca para cabecear un buen centro de Bale. Gol del malagueño, poco común pero ideal para el empate. 

Cuando daba la sensación de que el Real Madrid incrementaría las ofensivas en busca del triunfo con unos 'leones' aguardados atrás, las idas y vueltas protagonizaron los últimos quince minutos del duelo. Incluso el conjunto local pudo llevarse la victoria, lejos del típico asedio madridista en este tipo de encuentros.

Unai Simón estuvo pletórico en varias intervenciones de mucho mérito I Foto: Athletic Club
Unai Simón estuvo pletórico en varias intervenciones de mucho mérito I Foto: Athletic Club

Las faltas constantes, las amarillas y otra vez un gigante Unai Simón frenaba al equipo blanco en un mano a mano ganado frente a Asensio. Las respuestas locales llegaron de las botas de Williams, Susaeta o Mikel Rico. Este último hizo estrenarse a Courtois, aunque el remate fue sencillo. Con un córner en área vikinga pitó el colegiado un final de desesperación para el Real Madrid y valioso punto para el Athletic Club.