Real Sociedad, un equipo con las ideas claras
Los jugadores de la Real Sociedad celebran un tanto ante el Celta // FUENTE: Real Sociedad

Real Sociedad, un equipo con las ideas claras

La Real Sociedad cuenta con una plantilla variada y competitiva. Con el objetivo de intentar meterse en puestos europeos, y con varios internacionales entre sus filas, los pupilos de Asier Garitano serán claros favoritos ante el Real Valladolid

franromanfraga
Francisco Román

Difícil visita la que afrontará el Real Valladolid este próximo domingo, 9 de diciembre. Con el histórico y mágico año 2018 en el ocaso, el conjunto castellano se desplazará hasta San Sebastián para jugar en el recién remodelado estadio de Anoeta, casa de la Real Sociedad. El equipo donostiarra, décimo en la tabla, se encuentra a tan solo dos puntos de la sexta plaza, que da derecho a disputar la Europa League. Con ese objetivo se confeccionó una plantilla muy completa, encabezada por un nuevo entrenador, Asier Garitano.

El ex-técnico del CD Leganés firmó por la Real Sociedad en un fichaje que constituía todo un reto personal para él. Héroe en Butarque, donde logró dos ascensos y mantener al combinado pepinero en la élite, el natural de Vergara decidió recalar en un club radicalmente distinto. Pasar de luchar por no descender en un club extremadamente humilde, a tratar de viajar por Europa liderando a una escuadra histórica no sería nada fácil para Garitano, que necesitaría de un período de adaptación reflejado en un inicio de temporada un tanto irregular, en el que tuvo que hacer frente a varios problemas.

Problemas en la portería y solidez defensiva

El principal escollo que se encontró Garitano a su llegada a San Sebastián fue el nulo rendimiento que daba el teórico guardameta titular, Gerónimo Rulli. Protagonista de una evidente involución con respecto a temporadas anteriores, el argentino cometió una serie de errores imperdonables, impropios de un guardameta que ha sido, incluso, convocado por la albiceleste. Señalado por la afición, e incapaz de soportar una presión cada vez más acuciante, Rulli acabaría perdiendo el puesto con Miguel Ángel Moyà, arquero que cuenta con mayor experiencia. Y es que, a sus 34 años, el balear ha pasado por varios equipos grandes, como el Valencia o el Atlético de Madrid.

La línea defensiva de la Real Sociedad está compuesta por una variada mezcla de futbolistas consolidados y futuras promesas. El nombre propio en el centro de la zaga es el de Diego Llorente. El canterano del Real Madrid tuvo la mala fortuna de lesionarse en el tobillo al poco de iniciarse la temporada. Tras perderse hasta ocho partidos consecutivos, el madrileño regresó inmediatamente al once inicial, lo que le valió la llamada de Luis Enrique para formar parte de la selección nacional. Junto a él, el internacional mexicano Héctor Moreno dota a la zaga de un toque de experiencia y buen juego aéreo clave en jugadas a balón parado. Esta pareja sustituyó a la anterior, formada por los españoles Raúl Navas, ahora lesionado de la rodilla, y Aritz Elustondo, que sufrieron en demasía. A destacar también la reciente participación del canterano francés de 22 años Robin le Normand, titular en el Benito Villamarín y en casa, en Copa, ante el Celta.

La situación de la escuadra txuri-urdin en los laterales es algo más difusa que en la zona central. El flanco izquierdo está ocupado por dos jugadores altamente ofensivos, que viven de primera mano una etapa profesional un tanto confusa. Theo Hernández llegó a San Sebastián para adquirir esa responsabilidad de la que hizo gala en Álava y que le llevó a fichar por el Real Madrid, club que le vino grande en su primera temporada. Firmando actuaciones decentes, el galo se ha adueñado de una banda de la que es privado el portugués Kevin Rodrigues, futbolista que, a sus 24 años, no parece dar el salto previsto años atrás. Por la banda contraria, Asier Garitano cuenta con Joseba Zaldúa, con el que compartió vestuario en Leganés. No obstante, una lesión de tobillo apartó de los terrenos de juego al donostiarra durante cinco partidos, hecho que permitió al joven de 22 años, Andoni Gorosábel, subido al primer equipo en el presente curso, entrar en la rotación.

Seguridad en el centro y talento en banda

El esquema empleado por Asier Garitano en esta Real Sociedad es el 4-4-2. El centro del campo en Anoeta ha experimentado pocas variaciones, siendo conformado por jugadores de la casa, habituales en las últimas temporadas. En esta parte del terreno de juego el líder es Asier Illarramendi. El canterano de la propia Real no triunfó, años atrás, en su aventura en el Real Madrid, por lo que volvió a su casa para consolidarse en el club de su vida. Illarramendi, uno de los 'pesos pesados' de la plantilla, ha sido otro de los jugadores llamados a filas por el equipo español, que reconoció el gran rendimiento del capitán vasco.

La pareja del capitán en ese doble pivote ha sido, habitualmente, el sorprendente Igor Zubeldia, otro futbolista criado y formado en Zubieta. Con tan solo 21 años, el guipuzcoano le ha ganado la partida a Mikel Merino, uno de los pocos fichajes de la Real Sociedad en esta temporada. Asumiendo galones con una naturalidad insultante, Zubeldia se ha mantenido como titular también ante los cambios en el esquema, que en ocasiones varió a un 4-3-3 ante las ausencias de Illarra y el propio Merino, que adoleció una lesión inguinal durante cinco partidos. Mikel, que salió de Osasuna como una brillante promesa, busca reencontrarse, de vuelta en España, tras un complicado paso por Dortmund y Newcastle.

Sin lugar a dudas, los costados son las zonas donde más talento concentra esta Real Sociedad de Fútbol. Por la izquierda, la figura de Mikel Oyarzábal irradia esperanza a club y afición, y es que el jugador de 21 años es el enésimo ejemplo de una buena planificación de la cantera. Abanderado del ataque vasco, Oyarzábal todavía sigue buscando su versión más regular, una versión que permitirá ascender a su equipo varios escalones competitivos. Velocidad y gran conducción de balón definen a la estrella de esta escuadra, que ha anotado cinco goles en 15 partidos. En la banda derecha, y también falto de competencia, el belga Adnan Januzaj parece haber encontrado su sitio. Presente, y autor de un gol, en el pasado Mundial de Rusia, el nacido en Bruselas no se hizo un hueco en el Manchester United, y tampoco aprovechó su cesión en el Borussia Dortmund. Sin embargo, el fútbol da siempre segundas oportunidades, a las que sí se ha aferrado Januzaj, de características similares a las de Oyarzábal.

La lesión de rodilla que incapacitó al belga hasta casi noviembre le abrió un hueco al desafortunado Luca Sangalli. Procedente del filial, el interior derecho donostiarra sufrió un derrame cerebral hace, aproximadamente, un mes. Contando con muchos minutos y con la confianza del entrenador, el futbolista de 23 años, licenciado en ingeniería mecánica, se vio forzado a alejarse de los terrenos de juego para recuperarse, una recuperación que va viento en popa y que nos permitirá ver a Sangalli más pronto que tarde.

Willian José, buque insignia varado

Seguramente, el rendimiento de Willian José no sea el esperado por parte de los aficionados de la Real Sociedad. Titular indiscutible en su equipo, el brasileño acumula casi dos meses y medio sin ver puerta, tras su tanto ante el Rayo Vallecano en la sexta jornada. Autor de dos dianas en sus tres primeros encuentros, el de Porto Calvo parece tener la pólvora mojada, situación que no le ha privado, eso sí, de la titularidad. Y es que los compañeros del sudamericano en ataque tampoco son un claro ejemplo de puntería; Juanmi, Sandro y Bautista suman tres goles entre todos, los mismos que Willian José.

Evidentemente, el claro problema de este equipo radica en la delantera. Esa escasa efectividad (17 goles en 14 partidos) para un equipo de su talla lastra a una Real Sociedad que, pese a ello, está cerca de sondear su objetivo: clasificar para la Europa League.

VAVEL Logo