Y se encendió la luz
El Granada CF celebra la victoria ante el Gimnàstic de Tarragina SAD / FOTO: LaLiga

Y se encendió la luz

El Granada CF se sitúa líder de la categoría tras dos victorias seguidas donde la defensa de la portería de Rui Silva ha sido crucial para romper la racha de tres encuentros tropezando.

mengibar
Ángel Mengíbar

Tras algunas semanas de oscuridad y de no contemplar el camino por el que se transitaba, tras caer al suelo en varias ocasiones al tropezar por no disipar los obstáculos de dicho camino, por fin, ha vuelto la luz. Una luz que parece haber hecho olvidar ese estado negativo lleno de caídas y golpes que se había instaurado en el presente pero que, finalmente, ha demostrado ser transitorio. Efectivamente, el Granada CF ha hallado de nuevo la luz, su luz, que le ha permitido regresar al sendero del triunfo, vital para haber recuperado un complicado liderato en el que descansan tranquilamente, por el momento, los pupilos de Diego Martínez.

El conjunto rojiblanco ha recuperado la sonrisa tras conseguir dos sufridas e importantes victorias a domicilio. La primera en un partido que se avecinaba emocionante e igualado, ante un Málaga CF que tenía un punto más en su casillero y en el estadio de La Rosaleda, fortín malagueño en el que ninguno de los siete rivales que habían pasado por allí hasta la fecha obtuvieron una mínima recompensa. Pues bien, con un latigazo desde la frontal del área de Ángel Montoro y con algo de fortuna, el Granada CF pudo llevarse los tres puntos de la capital blanquiazul y romper así una racha de tres partidos sin ganar. Más adelante, a la semana siguiente, es decir, el pasado sábado, los andaluces visitaron al Gimnàstic de Tarragona SAD en el Nou Estadi, el cual demostró ser un colista impostor, ya que, a pesar de ocupar la última posición de la tabla, el conjunto de Enrique Martín apretó en busca de un triunfo que les diese aire y mantuvo al Granada CF contra las cuerdas en muchos momentos del partido, dando señas de ser un equipo de los de arriba. Esto demuestra la increíble igualdad que se puede percibir en la categoría. Sin embargo, aunque todo parecía indicar que la luz había sido más bien un fogonazo y que podía apagarse del todo en cualquier momento, un disparo cruzado de Alejandro Pozo después de un magistral contraataque liderado por Álvaro Vadillo le daba a los granadinos su quinta victoria lejos del Nuevo Los Cármenes, certificando también su posición como mejor equipo visitante de la liga, con cinco victorias, y alcanzando la cima de la clasificación.

FOTO: LaLiga
FOTO: LaLiga

Si realizamos un breve análisis muy superficial de estas dos victorias seguidas, podremos obtener una serie de coincidencias: las dos han sido a domicilio, en ambas el equipo visitante se adelantó primero o el gol lo anotó un jugador que comenzó de inicio el encuentro, entre otras muchas. Pero, no obstante, no se puede pasar por alto una en concreto, la más importante y clave para entender cómo el Granada CF ha vuelto a sonreír: la puerta a cero. Resulta curioso, aunque no extraño, que el conjunto de Diego Martínez haya superado esa mala dinámica que ascendía a tres partidos sin conocer el triunfo cuando Rui Silva y los defensas han conseguido no encajar un solo gol. De hecho, en estos triunfos el equipo rojiblanco ha destacado por mostrar un juego más vistoso y efectivo en labores defensivas que en las ofensivas, debido en parte a que al conseguir adelantarse en el marcador, en ambos encuentros sufrió el acoso constante tanto de Málaga CF como de Gimnàstic de Tarragona SAD, que buscaron el empate, por lo que Diego Martínez intentó hacer ver a los suyos que debían defender el resultado y no dejar ningún cabo suelto para volver a la victoria. Y lo consiguió.

Lo logró a pesar de algunos inconvenientes que se presentaron en el momento, como por ejemplo la inoportuna lesión de Álex Martínez, que estará aproximadamente tres meses alejado de los terrenos de juego. Pero lo que parecía un serio problema ha quedado finalmente como una mera anécdota, porque tanto el entrenador vigués como la afición rojiblanca han podido ver en Quini una gran solución para ocupar la banda izquierda mientras que se recuperan los dos hombres al que pertenece dicho puesto: el anteriormente citado Álex Martínez y Adri Castellano, lesionado de la rodilla y que entra ya en la fase final de su recuperación. Por ahora, Quini ha cuajado dos grandes encuentros con los que ha conseguido que la tristeza por la baja de Martínez quede aparcada y sustituida por el protagonismo actual de la alegría de ver al equipo como líder de la Liga 123. Además, Quini ha podido, junto a sus compañeros de la defensa, defender la portería granadinista con un gran rendimiento en defensa, y destacándose así como uno de los mejores jugadores del Granada CF en estos dos encuentros.

FOTO: LaLiga
FOTO: LaLiga

Por tanto, aunque en lo que queda de temporada seguramente vendrán más momentos negativos que frenarán al equipo, la puerta a cero y el magnífico estado de forma de prácticamente todas las piezas de este complejo engranaje, sobre todo las defensivas, han conseguido volver a encender la luz de un Granada CF que ha recuperado un liderato que le duró poco y que ahora parece que no se le va a escapar tan fácilmente.  

VAVEL Logo