Benzema y el resurgir blanco
El Real Madrid sigue en la procura de la solidez como equipo. Foto: La Liga

Benzema y el resurgir blanco

El Real Madrid vence al Espanyol con un gran partido del Benzema y de Modric. El francés firmó un doblete y marcaron Ramos y Bale. El Espanyol se queda muy tocado.

amanda-fernandez
Amanda Fernández

Llegaba el Madrid al conocido estadio de Cornellà-El Prat, para disputar la jornada 21 de la Liga ante un Espanyol en una mala situación. Solari presentó novedades en el once, como la titularidad de Kroos y de Carvajal, con respecto a la Copa del Rey. El protagonista del encuentro dejó claras sus intenciones a los tres minutos del inicio.

Empezó jugando el equipo blanco con energía y presionando al Espanyol. En una jugada fabricada por Modric, que se metió en el área sin que ningún jugador rival le importunase, para pegarle a puerta. Diego López repelió el balón y el rechace favoreció a Benzema en la línea de gol. El delantero galo, en tan solo tres minutos, demostró una de sus grandes virtudes, el juego por dentro. Hizo su gol número ocho en la Liga y 14 en lo que va de temporada.

Benzema lleva 14 goles en la temporada

El "9" blanco dejó claras sus intenciones. Llegando casi a los primeros quince minutos, fue cuando Ramos volvió a sacar su alma de delantero. El capitán está en racha, golazo de cabeza a la salida de un córner. Lleva ya diez goles: siete de penalti y tres de cabeza. Con el marcador a favor, el Madrid manejó el encuentro y ya lleva tres partidos destacando. Mejor estado físico, juego más de equipo y el buen hacer de Modric. En el minuto 24, Baptistao la tira a romper y bate a Courtois. El gol fue un bálsamo para los pericos, que se animaron en el partido. El Madrid separaba las líneas y dejaba jugar al equipo local. Sin embargo, el hombre del partido iba a anotar en el momento idóneo. En el minuto 45, al filo del descanso, Benzema marca con un disparo cruzado. Diego López pudo hacer más y promedia una media de tres goles encajados por encuentro.

Benzema se recrea y el marcador se amplia

Empezaba la segunda parte siendo un espejismo de la primera. El partido ya tenía su actor principal, el "9" del Madrid. Ese dorsal que le ha pesado en tantos encuentros por su falta de gol, pero que le ha acompañado en sus tantas virtudes. En esta ocasión la pedía, recibía de espaldas, se movía, creaba espacios, marcó dos tantos e hizo 54 pases buenos. Un jugador diferente y que hace mejor a los de su alrededor. El otro hombre del partido fue Modric, que está recuperando su nivel, asociado a la rehabilitación blanca. 

Foto: La Liga
Foto: La Liga

Benzema ha completado 54 pases con acierto por los 58 del Espanyol: mejor marca en su trayectoria en la Liga

En la banda, en el minuto 64, se preparaba para el cambio, Gareth Bale. El galés volvía 24 días después de su lesión en el estadio de La Cerámica. Sustituyó a un Vinicius Jr más gris, el cansancio acusaba tras siete partidos consecutivos. Tan solo le bastó un minuto para hacer el cuarto. Lucas se la roba a Baptistao, la juega para Benzema y termina la jugada Bale con su gol.

En el minuto 72, Varane fue expulsado por derribar a Piatti, siendo el último hombre. A partir de ahí, con un jugador menos, Solari movió fichas. Dio entrada al partido a Marcelo por Modric. El brasileño de lateral y Reguilón de central. El Espanyol recortó distancias gracias a un golazo de Rosales

Terminó el encuentro representando las dos caras de una moneda. El Real Madrid es la cara, ya que se ha ido recuperando poco a poco y lleva cinco victorias en los últimos seis encuentros. Juega mejor al fútbol y vacía la enfermería. Eso sí, la distancia con los de arriba se mantiene: cinco puntos del Atlético de Madrid y a diez del Barcelona. La cruz es el Espanyol, ha ganado tres puntos de los últimos 30 disputados y se queda décimo quinto con 24 puntos, cuatro por arriba del descenso. Lo marca el Rayo con 20 puntos y un partido menos.

VAVEL Logo