La primera toma de contacto por el ascenso fue para el Girona
Rayo - Girona. Fotografía: RayoVallecano.es

Fue en el cuarto partido de la temporada cuando le tocó al equipo de Vallecas perder por 3-1 contra un Girona perfecto, y un Stuani demostrando que es uno de los mejores delanteros en la Segunda División.

Uno de los grandes objetivos del Girona es hacerse fuerte en casa, y lo ha logrado en los dos partidos disputados hasta el momento en Montilivi, ambos ganados.

Se pensaba que el equipo estaba comenzando a construir una defensa fuerte, uno de los grandes talones de Aquiles del equipo ya por varias temporadas. En cambio, el equipo demostró que aún no está ni cerca de haber resuelto el problema. Se vio una defensa insegura y llena de dudas.

El Rayo Vallecano debe preocuparse por su defensa. Con muy poco los rivales pueden hacerle mucho daño, y con algunos equipos se puede esconder, pero con equipos que son rivales directos y que además son letales en el ataque, las debilidades defensivas se desnudan con facilidad y alarman en exceso.

En cuanto a la posesión, el equipo franjirojo sigue mandando, domina la pelota, mantiene el control de los tiempos, y es quien tiene más la pelota, pero no llega a reflejarlo en el marcador.

EL gol del Rayo Vallecano vino por parte de Embarba en el minuto 71, desmarque de Luna desde la izquierda hacia el lado derecha que dejó a Embarba solo dentro del área. El extremo disparó, y tuvo la suerte de que Juanpe desvió el balón para hacer inútil la estirada de Juan Carlos. Esto ocurrió cuando el partido ya iba 2-0, pero ayudó a que el equipo de Jémez se metiera en el partido y comenzara a luchar buscando el empate.

En cuanto al primer gol del Girona, llegó a los 28 minutos. Pase entre líneas hacia Stuani, y de una situación complicada, se inventó un tiro entre las piernas del defensa. Luego, en el minuto 44, un tiro desde los once metros cerrando el primer tiempo, dio lugar al que el marcador pusiera un contundente 2-0.

Cabe recordar el gol de Embarba en el segundo tiempo puso al Rayo en el partido, buscando el empate, pero en el minuto 80, otro contragolpe de Stuani, que disparó desde la izquierda venciendo a Alberto, acabó con las esperanzas rayistas, y por consiguiente, con la racha de invictos desde que había comenzado la temporada.

VAVEL Logo