Maxi Gómez salva a un Valencia que volvió a sufrir 
Foto: Valencia C.F

Un ambiente enrarecido abría la matinal del sábado. Dos equipos que se jugaban la vida, tres puntos para salir de la cueva. Para los locales salir del descenso, para los valencianos un impulso anímico para pensar en Europa. Como consecuencia de las bajas, Celades propuso su clásico 4-4-2 con Cherysev y Ferrán Torres como extremos, además de las rotaciones de Jaume Costa y Diakhaby. 

El Valencia consiguió recuperar para este partido a Rodrigo y Cherysev, y se notó. El de Novgorov tuvo la primera del partido en el seis de la primera. El ruso consiguió marcharse de Naldo (después de una muy buena jugada de Maxi Gómez), pero la pelota se marchó al segundo anillo del antiguo Cornellà El-Prat.  El Espanyol también quería demostrar que querían salir a por todas. En la otro portería era Darder el que buscaba perforar el arco de Cillessen, pero el Holandés puso sus guantes para evitar la primera parte. 

Kondogbia complicó la vida al Valencia 

El Espanyol era el dominador en el partido. Más posesión, más seguridad y un mayor dominio del tempo del partido. En un balón centrado, Kondogbia cometía el fallo garrafal al defender con las manos arriba, con la mala fortuna de que el balón fuera a parar justo ahí. Marc Roca no fallaba el penalti para poner por delante a los pericos. Una celebración llena de alegría y rabia, provocando la locura de todos aquellos que habían decidido pasar el puente viendo el fútbol en Barcelona. 

Después del gol, el Valencia no propuso nada nuevo, por lo que el Espanyol se vino arriba. El Valencia cometía errores defensivos, muy plano en el ataque y con mucho sufrimiento en defensa. Los locales tuvieron alguna ocasión más para ampliar la diferencia en el luminoso, pero la fortuna no estuvo de su lado. En el Valencia, alguna contra esporádica de Parejo y Rodrigo que acababan con centros mediocres de Ferrán o Cherysev. 

Reacción che

Tras el paso por los vestuarios, se pudo ver algo de mejoría. El equipo blanquinegro comenzó a fabricar algo más de pólvora arriba. En una de esas ocasiones, Diakhaby provocaba un penalti que Pizzarro Gómez señaló, pero después de que fuera revisado en el VAR, se vio que el jugador valencianista tocaba con anterioridad la pelota. 

El Valencia no tuvo que esperar a la tercera, a la segunda llegó la vencida. En el 69, Pizarro Gómez ya no dudó. Rodrigo fue empujado por detrás, pero con contacto suficiente para que fuese penalti para el colegiado. El capitán del Valencia no falló y Parejo puso el empate. Con 20 minutos por delante, el partido se iba igualando cada vez más. 

Kondogbia probó una gran ocasión desde fuera del área, pero tuvo que ser Maxi Gómez el que culminó la remontada. Gran presión del equipo de Celades, en la que Rodrigo y Kondogbia recuperaron la posesión, el hispanobrasileño puso un gran centro medido, y Maxi, impecable desde el primer palo, logró poner el definitivo 1-2.

El luminoso no se modificó en lo que restó de partido. Al final, remontada con rufrimiento, pero victoria que permite respirar al Valencia, quien se acerca a puestos europeos. 

El Espanyol, por otro lado, sigue penúltimo con ocho puntos, uno de los equipos llamados a competir por la permanencia. El Valencia volverá a jugar el próximo miércoles en la cuarta jornada de la UEFA Champions League. 

VAVEL Logo