La nueva instantánea del
FCB Juvenil A
El FCB Juvenil A la temporada anterior. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Ascensos esperados en el plantel, refuerzos espléndidos y una embarcación que continúa con Franc Artiga, Alberto Encinas e Iban Cuadrado al mando del timón azulgrana. Siguiendo con el plan establecido tras clausurar parte de la pretemporada en La Vall d’En Bas, el FCB Juvenil A persiste en su puesta a punto con la mirada fija en el arranque del nuevo curso. Y es que, salvo contratiempo de última hora, la Real Federación Española de Fútbol anunciaba en un comunicado el arranque de las competiciones federadas de ámbito estatal, fijando el comienzo de las categorías juveniles para finales del mes de octubre, siempre y cuando el protocolo se encuentre vigente.

Franc Artiga y su cuerpo técnico el curso anterior. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Esencia de la casa

Aportando tintes de calidad sobradamente contrastados, el FCB Juvenil A cuenta en esta nueva aventura con la clase incontestable de cuadro jugadores cadetes que brincan directamente desde el FCB Cadete A de Sergi Milà para abrillantar el motor un escuadrón ilusionante. Diego Almeida, un central aventajado en la zaga, el arte trazado desde la medular de Pablo Páez ‘Gavi’ y el soporte ofensivo en las botas de Ilias Akhomach y Ángel Alarcón se encargarán de alimentar una base curtida con esmero.

Sin Arnau Tenas, inmerso con el filial de García Pimienta, la responsabilidad en la garita llega para Pol Tristán y Ramón Vila, ambos repitiendo un año más a las órdenes de Franc Artiga. La primicia bajo los tres palos llegan con el ascenso de Jorge Carillo, el cancerbero con más partidos disputados la temporada pasada con el FCB Juvenil B de Óscar López que progresa un paso más en su formación.

Jorge Carrillo, con el FCB Juvenil B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

El equipo contará con sólo un fichaje en sus filas, cuatro jugadores cadetes y más de una docena de jugadores procedentes del FCB Juvenil B

Fortificando los cimientos en la retaguardia, el gran sostén en la zona más candente del tapiz sigue quedando a buen recaudo. Pese a contar con las salidas significativas de Adrià Altimira, Josep Jaume, Antonio Sola y Xavier Mbuyamba, y la pérdida de Mika Mármol y Sergi Rosanas, ambos plenos jugadores del Barça B, el FCB Juvenil A seguirá repitiendo en la defensa con Igor Gomes, Miki Juanola, Jose Martínez, y Alejandro Balde. Los nuevos rostros que llegan del FCB Juvenil B para amarrar la zona son Damián Canedo, Marc Alegre, Arnau Sola, Carlos Gallego y Gerard Gómez, estos dos últimos alternando entre ambos juveniles. Diego Almeida, en edad cadete, será una de las apuestas más sustanciales en la pizarra de Artiga.

Joan González con el FCB Cadete B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

En la zona más creativa del verde sólo reincide en el cuadro azulgrana Álex Rico. Mientras se espera que Ilaix Moriba y Nico González puedan fortalecer el filial siguiendo los pasos de Álvaro Sanz, el FCB Juvenil A dejará de contar en el nuevo curso Álex Sala y Oriol Soldevila, desvinculados de La Masía. Sí estarán Joan González, Txus Alba, Brian Peña y Marc Doménech, todos ellos del FCB Juvenil B.

Añadiendo el desparpajo de Gavi y con Jorge Alastuey asomando la cabeza, la sala de máquinas del buque catalán continua alimentándose del alma más pura de La Masía.

Jaume Jardí, el único delantero que reincide en el FCB Juvenil A

El combustible infatigable en ataque llega de nuevo a las órdenes de Jaume Jardí como principal referencia ofensiva. Sin Konrad de la Fuente, Gerard Fernández ‘Peque’ (máximo artillero del equipo con 19 dianas) ni Nils Mortimer, todos ellos con ficha del Barça B, el soldado más letal de la cantera vuelve a erguirse una temporada más como reseña ilustre en territorio enemigo. Acompañado de Zacarías Ghailán y Diego López, dos de los arietes del FCB Juvenil B que fortalecieron los asaltos del equipo de Franc Artiga en el último tramo de la campaña, y el ascenso impecable de los cadetes Ángel Alarcón e Ilias Akhomach, vestirán de empuje uno de los ataques más temibles de la Liga Juvenil. Junto a ellos se unirá Fabián Luzzi, procedente del Rayo Vallecano, y erguido como único fichaje para la escuadra juvenil.

Jaume Jardí con el FCB Juvenil A el curso pasado. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

La difícil tarea de la reválida

Pese a no poder sellar la supremacía de un equipo intratable sobre los terrenos de juego en el tramo final de la temporada, nada arrebata ni un ápice de valor al curso ejecutado por el equipo de Franc Artiga y Alberto Encinas. Digno campeón del Grupo III de la División de Honor Juvenil con dos puntos de ventaja sobre el Real Zaragoza (último vencedor de la competición) y con tres sobre el RCD Espanyol, los azulgranas recuperaban de nuevo el trono doméstico con unos guarismos demoledores. Convertidos en el equipo más goleador del grupo con 82 goles y el menos goleado con sólo 13 tantos en contra en 25 partidos disputados, la tiara volaba de nuevo hasta la Ciudad Condal tras permanecer en territorio maño la última campaña.

Con la ardua misión de repetir los éxitos del pasado en la competición doméstica, sanar la herida aflojada en la UEFA Youth League se convertirá en una faena primordial para los azulgranas más allá de las fronteras. Sin opciones y despojados del sueño europeo en la fase de grupos, tratar de enmendar la última imagen vertida en Europa se presume como uno de los propósitos más dulces que asoman en el horizonte.

VAVEL Logo