Análisis post
partido: El tropezón no fue caída
Un Rayito feliz festejando el triunfo ante Málaga. Foto: Twitter @RayoVallecano

Fiel a sus raíces. El equipo del barrio obrero de Madrid no se dio por vencido y trabajó para mejorar los errores del partido pasado ante la Ponferradina. Enhorabuena, lo ha logrado y con creces. Es que los dirigidos por Andoni Iraola dominaron al Málaga desde el comienzo. En tan sólo 20 minutos anotaron dos goles: primero Isi de penal y luego Juande en propia puerta tras el desborde de Álvaro García. Así, los franjirrojos se fueron al descanso con una buena ventaja, secundada además por una gran performance.

Es que la escuadra de Vallecas superó ampliamente en todo el terreno a los boquerones, quienes no le hicieron ni cosquillas a la defensa rayista durante los 90 minutos de juego. El segundo tiempo fue más de lo mismo, los rojiblancos conquistaron la tenencia del balón y se plantaron con mucha movilidad en el campo de juego. Dio la sensación que cada ataque podía culminar en gol, antes de que Pozo anotase el tercero, al Rayo le anularon dos tantos por posición adelantada.

Isi Palazón fue el hombre del partido, se puso el equipo al hombro y fue el cerebro de la goleada ya que provocó el penalti que luego cambió por gol y también le dio la asistencia a Pozo para el tercero del equipo. El marcador no se cerró allí: Antoñín, quien debutaba en el Rayo, le puso la firma al cuarto tanto que sentenció el encuentro. No hay que dejar de hablar de Fran García, recientemente citado a la Selección Sub 21. Se hizo dueño del lateral izquierdo y sus incursiones en ataque acompañando a Isi ayudaron a que los dirigidos por Iraola fueran letales ante un conjunto malagueño que no hizo pie en el campo de juego.

El trabajo en la semana llegó a buen puerto. Los jugadores reaccionaron rápido y se levantaron del tropiezo en Ponferrada, demostrando que el mismo no significó una caída para los dirigidos por Andoni.  A pesar de no contar con una referencia fija en el área rival, el equipo mostró movilidad para suplir dicha falta de un 9 nato. Con esa fórmula, más la movilidad, la rebeldía y la vergüenza deportiva para revertir la dura derrota de la fecha anterior, los de Vallecas fueron aplastantes ante Málaga. Así, el Rayito sumó su tercera victoria, acumulando 9 de 12 puntos en juego, escaló a los puestos altos de la clasificación y plantó con decisión la bandera de la ilusión de cara al objetivo final: el ascenso directo a Primera.

VAVEL Logo