Crueldad al cuadrado (1-2)
Un autogol de Oscar Rubio en el 87' dio los 3 puntos al CF Fuenlabrada | Foto: CF Fuenlabrada

Crueldad al cuadrado. Esto, y sólo esto, es lo que está cosechando el CE Sabadell en el primer tramo de curso 2020/21. Un infierno que se agrava con un nuevo tropiezo en casa, ante el CF Fuenlabrada.

En un encuentro abierto y eléctrico, donde ambos conjuntos hicieron méritos para llevarse la victoria, las carencias ofensivas de un conjunto arlequinado con la pólvora mojada se tradujeron en una dolorosa derrota en los instantes finales. 

  • La capacidad resolutiva decanta la balanza

La lluvia fue una de las protagonistas del partido. El encharcado terreno de juego de la Nova Creu Alta, mermado tras dos días de chubascos intensos en la ciudad, hizo que el balón no pudiera rodar con facilidad. Pese a ello, todo se ponía de cara para los laneros a las primeras de cambio: un mal rechace de Diéguez acababa dentro de su propia portería. 

Tras el 1-0, los visitantes tomaban la iniciativa con el balón, generando varias ocasiones de peligro que no resultaron provechosas. El Sabadell, replegado y con las líneas juntas, buscaba hacer daño al contraataque.

Caprichos del destino, una gran oportunidad desaprovechada por Víctor, en un mano a mano frente a Pol Freixenet, precedía el empate 'kiriko'. Un potente lanzamiento de falta de Álex Mula, desviado ligeramente por Pierre Cornud, entraba por la escuadra de la portería de Mackay. 

En el descanso, Hidalgo daba entrada a Xavi Boniquet, con el objetivo de buscar más control de balón arlequinado. Así fue, y de esta manera los locales se rehicieron al asedio azulón. El partido entraba, entonces, en una fase de idas y venidas, en la que ninguno de los dos conjuntos se conformaba con el empate. Esto generó peligrosos desajustes defensivos en ambos lados. El más evidente provocó un nuevo mano a mano desperdiciado por los vallesanos, esta vez por parte de Guruzeta, que mandaba el balón fuera de forma imperdonable. Minutos después, un paradón con mayúsculas de Pol Freixenet, tras un remate a bocajarro de Juan Ibiza, volvería a privar del premio a los locales.

El fantasma de los minutos finales sería de nuevo el cruel juez de la suerte del Sabadell, que recibiría un golpe mortífero en el minuto 87. Un autogol de Óscar Rubio intentando despejar un centro sería el desdichado final para otra semana negra, que se salda con dos derrotas y hunde un poco más a los sabadellenses en la clasificación. 

  • Hidalgo: "Hay cosas difíciles de explicar"

Antonio Hidalgo comparecía ante los medios de comunicación visiblemente frustrado, al ver como, una vez más, los puntos se escapaban en los últimos minutos y tras desaprovechar claras oportunidades de gol: "Hay situaciones que se repiten en todos los partidos y que nos cuestan muchos puntos. Hablamos de los minutos finales, de que hemos desaprovechado otro mano a mano, un córner que el portero saca bajo palos... Y luego en el 87, otra vez lo mismo (gol en contra)". 

  • Tenerife y Real Oviedo, en 72 horas de diferencia

Se viene una nueva semana de locos para los alrequinados. En apenas 72 horas, los sabadellenses tendrán que disputar dos encuentros. El primero, en el Heliodoro Rodríguez López ante el CD Tenerife, el jueves 3 de diciembre (19:00h, Movistar+ LaLiga). El segundo, tres días después (6 de diciembre), en casa ante el Real Oviedo (20:30h, Movistar+ LaLiga).

Un horizonte, sin duda, complicado, el que divisan los pupilos de Hidalgo, que deberán hallar la tecla para revertir la situación y reencontrarse con la victoria, cada vez más urgente. 

VAVEL Logo