El FCB Juvenil B sella
un pleno al quince tras derrocar el muro del Gimnàstic de Manresa
El FCB Juvenil B celebrando el gol ante el Gimnàstic Manresa. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Con el viento fuerte acompañando en la Ciudad Condal, el buque de Óscar López y Pol Planas saltaba sobre el verde de la Ciutat Esportiva con la firme intención de doblegar a un Gimnàstic de Manresa tocado tras perder por la mínima el último fin de semana frente a la UE Cornellà en el Gimnàstic Parc (0-1). El histórico club del Bages, acomodado en la quinta plaza del grupo, compadecía en la sexta jornada de la Liga Nacional dispuesto a calcar el plan de los postreros rivales de los azulgranas y rascar algún punto en una plaza compleja.

Las claves en la pizarra del FCB Juvenil B llegarían con un ‘once’ completamente aguerrido. Como de costumbre, partiendo de nuevo en la titularidad, Arnau Rafús sería el encargado de custodiar la garita del navío azulgrana. La línea defensiva, reconocible en este arranque de curso, la vestían Pol  Muñoz y Álex Valle en los costados junto con Gerard González y Pelayo formando pareja de centrales. En la medular, la entrada de Biel Vicens en el mediocentro permitía escoltar la llegada ofensiva de dos interiores con clase: Aleix Garrido y el capitán Jorge Alastuey. Arriba, adornando un talento ofensivo exento de dudas, Jordi Coca en la derecha y Víctor Barberá en la izquierda arropaban al siempre mordaz Fermín López cubriendo el eje del ataque.

Jordi Coca junto con Eric Cañete. Foto: Noelia Déniz, VAVEL
Jordi Coca junto con Eric Cañete. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Sin embargo, la gran noticia llegaba desde la banca con la presencia en de Toni Caravaca en las butacas. Uno de los hombres más destacados durante la pretemporada reaparecía completamente recuperado de su lesión entrando de lleno en la primera convocatoria oficial esta temporada con el FCB Juvenil B.

La misma historia de siempre

Sabedores del gran potencial del equipo de Óscar López y Pol Planas, el Gimnàstic de Manresa se presentaba en la CE Joan Gamper con la lección más que aprendida. Prosiguiendo con el guión marcado por sus predecesores en la Liga Nacional Juvenil ante los azulgranas, el plantel de Adrià Talavera colocaba un tapón defensivo como principal arma para desestabilizar la circulación del cuadro ‘culé’. Abarrotando el área con todos sus hombres, los visitantes entrelazaban una minuciosa tela de araña en la superficie defendida por Albert Hidalgo.

La respuesta del FCB Juvenil B tampoco se hizo esperar. Contrarrestando un planteamiento protector poco agradecido con el fútbol, los pupilos de Óscar López lograban ensanchar el campo imprimiendo velocidad a las jugadas. Así nacería el primero del partido a los seis minutos de juego. Elaborando una gran combinación de costado a costado dirigida por Jorge Alastuey, el aragonés, perfectamente posicionado, entregaba la pelota a los dominios de Álex Valle, incisivo desde la izquierda como un mortífero puñal. Sin complejos, con un guante cosido en su zurda, el lateral azulgrana servía una milimétrica asistencia al corazón del área para que Víctor Barberá, con una definición sublime, enviara la redonda al fondo de la red (1-0). El tanto, perfectamente ejecutado, convertiría a Barberá en el máximo goleador del Subgrupo A del Grupo 7 con tres dianas, las mismas que Sergi Baldrich (UE Cornellà).

El FCB Juvenil B celebrando el tanto de Víctor. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

La diana de Víctor Barberá le convertía en el máximo anotador del grupo empatado con Sergi Baldrich

Pese a la mínima ventaja adornando el electrónico, el FCB Juvenil B no desistiría en el empeño de sacudir a base de paciencia la propuesta de un Gimnàstic de Manresa que firmaba su primera ocasión al filo de la media hora del encuentro gracias a Sabi Miguela. Sin excesivo peligro sobre la meta de Arnau Rafús, los visitantes se conformaban con taponar espacios y alcanzar el descanso con la batalla abierta y todo por decidir.

Goles como respuesta

Tal y como ya ocurriese en la primera parte de la contienda, un inicio eléctrico acompañaría a los azulgranas tras el entreacto. Tramando una jugada fantástica, el FCB Juvenil B ampliaba distancias a los cinco minutos del receso al compás de una obra de arte sellada ‘made in Masía’. Fermín López, aportando el peligro desde el costado izquierdo, colocaba un grandioso centro para Aleix Garrido, excelso con una definición de genio al segundo palo para batir la meta de Albert Hidalgo (2-0). El control complejo pero soberbio de Aleix marcaba el camino del navío ‘culé’, concentrado en crear espacios y peligro en cada ocasión generada.

Los azulgranas festejando el tanto de Aleix. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Sin tiempo para saborear el tanto, apenas dos minutos después el capitán Pau Culell recortaba distancias con un gran gol a la salida de un córner (2-1). La reacción inmediata del Gimnàstic de Manresa al tanto del FCB Juvenil B activaba el banquillo local, propiciando el ingreso al campo de Arnau Casas en detrimento de Gerard González y otorgando la propiedad del carril para un Álex Valle completamente desinhibido en el lateral izquierdo.

Álex Valle en una acción de partido. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

El tanto del grupo de Adrià Talavera lograba incendiar la batalla, propiciando un cambio total de guión sobre el césped. Buscando una apuesta mucho más arriesgada a la caza del empate, los visitantes oprimían la salida del cuero de los ‘culés’ con una presión alta inaudita hasta el momento. Por su parte, la réplica de los azulgranas consistía en intentar mantener las riendas del equilibrio y perforar los espacios que, esta vez sí, generaban las subidas del Manresa. Jorge Alastuey y Víctor Barberá tuvieron en sus botas la sentencia, pero la fortuna, como el viento, no soplaría a favor.

La noticia del partido llegaría con el ingreso de Toni Caravaca, de nuevo sobre los terrenos de juego tras superar su lesión

Pese a que el luminoso permanecería inmóvil hasta el pitido final, la entrada de Toni Caravaca a falta de poco más de veinte minutos para la conclusión teñía de alegría la Ciutat Esportiva. Totalmente recuperado de su esguince en el tobillo, Toni saltaba al verde ocupando el lugar de Biel Vicens para disputar los primeros minutos oficiales esta temporada con el FCB Juvenil B. Desde el mediocentro, impartiendo cátedra, clase y estilo, el de Santa Coloma de Gramenet se convertía en un auténtico refuerzo de lujo para el buque de Óscar López y Pol Planas.

Toni Caravaca, totalmente recuperado frente al Gimnàstic de Manresa. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Consumada la victoria, el FCB Juvenil B refrenda el quinto triunfo del curso pese a contar con un partido menos que sus rivales. Un pleno al quince que le aúpa al liderato del Subgrupo A del Grupo 7 de la Liga Nacional Juvenil con 15 puntos, tres por encima de la UE Cornellà y de la UE Sant Andreu, con su encuentro todavía por disputarse frente a la UE Sants.

VAVEL Logo