¿Será capaz de sentar Zidane a Hazard en la Supercopa?
Hazard en un partido de esta temporada. Fuente: Real Madrid

Difícil rompecabezas el que tendrá que solucionar el entrenador del Real Madrid en la Supercopa de España que se disputa esta semana en Andalucía. Los blancos debutan el próximo jueves ante el Athletic Club en la segunda semifinal (el miércoles abren la competición Barcelona y Real Sociedad), con sólo las bajas confirmadas de Rodrygo Goes y Luka Jovic.

Ante este panorama, con la portería, defensa y medio del campo claros, las dudas llegan en las bandas del ataque, ya que el delantero centro es para Benzema. Para los extremos, Zidane tiene a cuatro futbolistas para usar: Hazard, Lucas Vázquez, Asensio y Vinicius. Con el brasileño totalmente descartado por falta de fe del míster y de confianza del '20', uno se quedará en el banquillo, aunque es el belga quien por rendimiento ha mostrado menos hasta el momento.

Amenazado por Lucas y Asensio

Hazard no ha justificado desde su llegada en el verano de 2019, los más de 100 millones invertidos en él. Su baja forma, más tarde sus constantes lesiones le han puesto en el disparadero de la afición. Acumula nueve partidos esta temporada, con seis titularidades, 419 minutos y dos goles. Cifras muy bajas para ser el abanderado del equipo junto a Sergio Ramos.

En base a su rendimiento, parte con desventaja respecto a Lucas y Asensio, que han mostrado un gran nivel desde diciembre, especialmente el gallego. Siendo lateral derecho en el último encuentro ante Osasuna, sumó su 16ª titularidad consecutiva, algo nada fácil en el Real Madrid y más aún con el ritmo de dos partidos por semana, que obliga a descansos para evitar lesiones. Sus prestaciones en ataque y defensa más su entrega le hacen ahora mismo imprescindible.

Con la parte derecha clara salvo sorpresa, Hazard y Asensio se disputarán el otro puesto. Hasta el momento, gana la carrera el balear, que comienza a ver la luz. En su vuelta a su posición natural contra Osasuna, brilló menos de lo que venía haciendo por la parte izquierda en las últimas fechas, especialmente en los partidos de Granada y Celta. Parece haberse adaptado a una posición que nunca había ocupado, sacando mucho rendimiento con la llegada a línea de fondo.

La suma de todos estos factores deja a Hazard con muchas opciones de volver al banquillo. Su aportación en El Sadar fue mínima y acabó siendo sustituido. Es cierto que Zidane está siendo paciente, dándole minutos de manera progresiva para acomodarse al ritmo, por lo que ante la disputa del primer título de la temporada, es poco probable que se decida a cargar en él una mochila, que por el momento, no parece poder cargar.

VAVEL Logo