El Leganés se impone por 3-1 a un tímido Albacete
Los jugadores del Leganés celebrando el segundo gol frente al Albacete | Foto: CD Leganés

Victoria importantísima del CD Leganés en el primer encuentro de una semana muy decisiva frente a un tímido Albacete, que puso el miedo en el cuerpo a los de Garitano gracias a un buen gol de Álvaro Jiménez cuando el partido iba 2-0. Tras ese acercamiento en el marcador, Garitano movió ficha y los cambios le dieron un aire distinto al equipo que le permitieron ampliar distancias hasta colocar el definitivo 3-1 gracias a un tanto de Sabin Merino. Que ya suma ocho goles en lo que va de temporada.

El Leganés llegaba al encuentro tras vencer en los dos primeros partidos de Garitano al frente del equipo tras la destitución de Martí. Lugo y Girona habían sido las víctimas del cuadro madrileño. Por su parte, el Albacete había cuajado un gran 2021 lejos del Carlos Belmonte y el partido frente al Leganés se presentaba como la oportunidad de seguir con su buena dinámica lejos de tierras manchegas en el Estadio Municipal de Butarque. Asier Garitano realizó varias rotaciones en el once titular, consciente de que tiene que jugar entre semana el partido liguero aplazado por el temporal de nieve que cayó sobre Madrid frente al Almería. El esquema no varió, pero sí que lo hicieron algunas piezas, como Miguel de la Fuente que fue el delantero centro titular en detrimento de Sabin. Otros jugadores menos habituales que también fueron de la partida han sido Kevin Bua, Luis Perea o Javi Eraso, aunque este último ha sido titular en los tres choques en los que Asier Garitano ha dirigido al club.

Kevin Bua tratando de zafarse de su marcador | Foto: CD Leganés
Kevin Bua tratando de zafarse de su marcador | Foto: CD Leganés

Un primer tiempo muy incisivo

El encuentro arrancó con un Leganés decidido y llegando con insistencia a la meta rival. El Albacete se replegaba bien dejando pocos huecos atrás, pero los madrileños encontraban huecos a la espalda de la línea defensiva gracias a los balones aéreos. Además, los 'pepineros' estaban hilando fino en las jugadas combinativas cuando atacaban a Tomeu Nadal y pronto llegaron los resultados favorables. Miguel de la Fuente tuvo varias ocasiones, pero no terminó de sentenciar en la portería contraria. Quien sí lo hizo antes del minuto veinte fue Rubén Pardo. Excepcional lanzamiento de falta que, pese a estar escorado, se encargó de transformar el exjugador de la Real Sociedad. Le dio un vuelo perfecto que permitió al esférico superar la barrera y bajar con la suficiente antelación como para superar a Tomeu Nadal.

Un auténtico golazo el de Pardo, que ha anotado tres goles de falta en los últimos cuatro partidos del Leganés, una auténtica barbaridad. No se había recuperado el Albacete del gol inicial, cuando Rober Ibáñez amplió distancias en el marcador. Gran balón de Rubén en profundidad para la llegada de Javi Hernández. El lateral puso un balón en el área al que Eraso no llegó y quedó muerta en el área pequeña. Allí apareció rápido Rober Ibáñez para meter el pie y mandarla al fondo de las mallas. Apenas veinte minutos en Butarque y el Leganés ya mandaba 2-0 frente al Albacete.

Con el paso de los minutos, el equipo se encargó de contemporizar el partido. El Albacete no hacía una presión alta sobre el equipo de Garitano, por lo que los 'pepineros' jugaron más tranquilos moviendo el balón de un costado sobre otro tratando de encontrar una grieta en la defensa manchega, que apenas pisaba el campo visitante. Los laterales 'pepineros' le daban mucho vuelo a los blanquiazules y de esta forma el Leganés hacía muchas incursiones en el campo rival. Antes de llegar al descanso, Miguel de la Fuente tuvo una ocasión más para ampliar distancias en el marcador tras interceptar una cesión hacia Tomeu Nadal, pero la picada sobre el portero manchego se quedó corta y pudo despejarla el guardameta rival. Con el 2-0 los equipos se fueron al túnel de vestuarios y con la sensación de que el Leganés tenía el encuentro dominado. 

Rubén Pardo celebrando el primer gol junto a sus compañeros | Foto: CD Leganés
Rubén Pardo celebrando el primer gol junto a sus compañeros | Foto: CD Leganés

Una segunda parte más tranquila

El CD Leganés salió más tranquilo en la segunda mitad que como había salido en la primera. Pese a ello, el Albacete siguió sin dar un paso al frente en el juego y siguió estando a expensas del ritmo que marcaba el cuadro de Garitano. Javi Hernández anotó al poco de volver de los vestuarios, pero el árbitro señaló fuera de juego. Los de Garitano con el paso de los minutos dieron la sensación de una tranquilidad, quizá excesiva, porque el Albacete pese a no crear peligro, podía acortar distancias en cualquier ocasión de peligro que tuvieran sobre la portería de Cuéllar.

Con varios cambios de por medio, el Albacete acortó distancias en las botas de Álvaro Jiménez. Gran jugada individual por el flanco izquierdo en la que, tras sentar a Omeruo y Palencia, cruzó el esférico a la perfección imposible para los dominios de Cuéllar. Le quedaban al Albacete quince minutos para lograr la remontada cuando parecía que el Leganés tenía absolutamente todo controlado.

Asier Garitano quiso controlar la situación y movió ficha de los banquillos dando entrada a Shibasaki y a Sabin Merino para rematar un partido que, bajo ningún concepto, podía quedarse en el limbo después de haber ido 2-0 arriba en el marcador. Es cierto que tras el tanto de Álvaro Jiménez para los visitantes, los manchegos no crearon más peligro sobre la portería de Cuéllar. Tal es así que fue el propio Sabin Merino quien finalizó a la perfección un contragolpe lanzado por Javi Hernández. Finiquitaba así el partido el Leganés que había tenido el susto en el cuerpo durante unos minutos tras acortar distancias el Albacete. El siguiente encuentro lo jugará el Leganés entre semana frente al Almería. Una oportunidad de oro para acercarse aun más a los puestos de ascenso directo. 

VAVEL Logo