A falta de afinar la puntería

Nueva derrota del Real Madrid femenino, que si bien venía de sumar su primer punto de la temporada la jornada pasada, le ha vuelto a caer un jarro de agua fría en esta, cuando ha sido completamente incapaz de doblegar a una combativa Real Sociedad, quien sin tener el control de la pelota ha logrado crear las mejores ocasiones del encuentro.

Muy poca puntería

No se puede entender esta derrota sin hacer alusión a la falta de puntería que exhibió el Real Madrid. Ha tenido ocasiones claras de gol, pero apenas ha sido capaz de generar peligro sobre la portería defendida por Elene. Parece contradictorio, pero no lo es. El equipo blanco ha merodeado el área de las “txuri-urdines” a lo largo de todo el partido, pero la única ocasión donde ha acelerado las pulsaciones de la portera vestida de amarillo fosforito ha sido en el minuto 64, cuando Nahikari ha rematado a bocajarro un centro que ha conseguido blocar la guardameta.

Por lo demás, pocas acciones peligrosas de las blancas, que ni con todo el equipo metido en el campo rival ha creado una sensación sofocante para las jugadores de la Real Sociedad, que han completado un buen partido defensivo. Olga Carmona ha sido la más activa en el ataque blanco durante todo el partido, intentando crear ocasiones desde la banda izquierda y regateando sin parar a las defensoras vascas. Se ha animado incluso con disparos lejanos desde fuera del área, pero donde apenas se ha tenido que estirar Elene.

Ni en el arreón final han conseguido crear una ocasión clara, con todas las jugadores volcadas, ni en el último córner del partido, donde ha subido hasta María Isabel para intentar rematar y aprovechar la última oportunidad que brindaba el partido. Intensidad no ha faltado, pero sí mucha claridad en el último tercio del campo y perspicacia para superar a las defensoras de la Real Sociedad.

El contraataque como mejor arma

Mucho mérito tiene también la Real Sociedad, que ha sabido plantear el partido que mejor le convenía y ha sido paciente. Tras un inicio arrollador del Real Madrid, donde apenas han podido salir de su campo y llegar al área blanca parecía una excursión, han conseguido ir ganando metros poco a poco. En ese aspecto se han visto superadas por las jugadoras del Real Madrid, que ha implementado una presión muy alta y ha saltado en seguida sobre las jugadores rivales, esfuerzo que les ha acabado pasando factura.

Sin renunciar completamente a la posesión, pero si dejando a las blancas hacerse con ella, han aprovechado toda su energía para salir al contraataque una y otra vez, generando muchas ocasiones de superioridad que de haberlas convertido habrían supuesto un resultado más abultado. Así han hecho hasta el minuto 36, cuando en un nuevo ataque han conseguido filtrar a Amaiur que ha rematado a portería, interponiéndose por el camino una mano rebelde de Kenti Robles, que ha visto la tarjeta amarilla y ha cometido el penalti que transformaría Nerea, anotando el único gol del partido.

Podían haber sido más goles los anotados, sobre todo gracias al trabajo incansable de la otra “7” del partido, una Nerea Eizagirre que no ha parado de empujar en todo el partido, aprovechando todas las subidas de las suyas y que en el minuto 57 podía haberse ido con su propio tanto, de no ser por la gran parada de María Isabel, que ha sostenido a las blancas cuando más lo necesitaban.

Dolorosa derrota para el Real Madrid, que no consigue salir del fondo de la tabla y no ha conseguido superar a una Real Sociedad, que continúa con su racha y se queda como tercera clasificada. Mucho que mejorar por parte del equipo blanco, que pese a los muchos brotes verdes que se han podido ver sobre el césped, le queda un pequeño recorrido para poder superar a los más grandes de la Liga y salir de ese pozo donde se encuentra sumergido.

VAVEL Logo