La Copa Catalunya se tiñe de blanquiazul
El RCD Espanyol celebra el título sobre el césped de Sant Boi. (Foto: RCD Espanyol).

El fútbol es imprevisible. Y se ha vuelto a demostrar en la Copa Catalunya. Un FC Barcelona que llegaba a la final tras una magnífica actuación en la Ladies First Cup, fue incapaz de imponerse a un novedoso y joven RCD Espanyol a gran nivel. No en vano, las jugadoras periquitas fueron nivelando el encuentro paulatinamente hasta convertir la definitiva tanda de penaltis en un premio para las blaugranas. Un encuentro de mucha emoción, buen fútbol, y protagonizado por las fabulosas intervenciones de Laura Ráfols y Jamila Martins, que hicieron las delicias del público asistente.

Gol tempranero

El Barcelona, actual campeón del torneo, comenzó la final con las ideas muy claras: mantener la posesión del esférico y hacer daño a su rival mediante rápidas combinaciones. Sin embargo, pese a dominar el esférico durante los compases iniciales, las pupilas de Xavi Llorens nunca se sintieron cómodas sobre el terreno de juego. Vicky Losada y Virginia Torrecilla mimaban la pelota pero no visualizaban el pase profundo y desequilibrante; Marta Corredera y Alexia Putellas encontraban muchas dificultades para sobrepasar a María “Mapi” León y Núria Mendoza, respectivamente; y la goleadora Sonia Bermúdez apenas entraba en juego. El perfecto entramado defensivo perico, personalizado en la figura de una sensacional Claudia Neto, daba sus frutos. No había huecos y el Barça sufría.

El Espanyol minimizó el potencial ofensivo blaugrana

Sin embargo, el balón parado sonrió a las blaugranas a los 13 minutos. Una falta en la frontal del área, muy protestada por Claudia Neto, supuso la primera diana de la final. Sonia Bermúdez sacó el guante que posee en su pierna izquierda para superar a la barrera y colocar el esférico lejos del alcance de Jamila Martins. El Barça se ponía por delante, pudiendo incluso haber ampliado su ventaja en otra falta directa ejecutada por Vicky que Jamila despejó a saque de esquina en una gran intervención de la cancerbera lusa.

El Espanyol se despereza

Tras el gol y viendo que el Espanyol apenas había llegado con peligro a las inmediaciones de Ráfols, el Barcelona relajó su ritmo de juego esperando que su rival adelantase metros para encontrar huecos donde sentenciar la copa. Las premisas se cumplieron… pero a medias. El Espanyol efectivamente comenzó a apretar, pero a la vez sin descuidar su solidez defensiva.

Así, antes del descanso, las pericas tuvieron sus opciones para haber igualado el encuentro. Bárbara Latorre se inventó una magnífica jugada personal cargada de velocidad y calidad para plantarse en el área blaugrana; y minutos después sería Sonia Zarza la encargada de rematar de cabeza un centro medido de Núria Mendoza desde el costado derecha. Pese a la calidad de las jugadas, en ambas emergería la figura de Laura Ráfols. Primero con una rodilla providencial y después con una estirada digna de mención, mantuvo la ventaja para sus compañeras.

Laura Ráfols mantuvo con vida al Barcelona con sus intervenciones

Viendo el nivel de su rival, Xavi Llorens buscó soluciones tras el descanso, dando entrada a muchas jugadoras y cambiando el esquema inicial. Con Andrea y Kenti Robles se buscaba frescura y desborde por banda; y con Gemma Gili como mediapunta y Marta Corredera como improvisada delantera, más toque y desequilibrio por dentro.

Sin embargo, el Espanyol contrarrestó muy bien la apuesta táctica de Llorens, mudando su esquema y formando un triángulo en mediocampo con Claudia Neto como pivote, y Núria Mendoza (adelantando su posición) y Bárbara Latorre actuando por delante. Con la frescura de Débora, que entró por una Alba Pomares que llegaba tocada a la final, y Mapi León, que adelantó su posición tras la entrada de Carla Cotado, y las llegadas desde segunda línea del triángulo previamente mencionado, las periquitas siguieron dominando.

Duelo épico entre Bárbara y Ráfols

El duelo entre Bárbara Latorre y Laura Ráfols estaba siendo épico. A una extraordinaria jugada individual de la primera, respondía la segunda con una mano sensacional. Ambas se estaban convirtiendo en las grandes heroínas de la final, y el público disfrutaba con ellas.

Núria Mendoza redondeó su buen encuentro con el tanto del empate

Así, y tras varias jugadas en las que las espanyolistas merecieron el empate, el tanto llegó finalmente a falta de diez minutos para el final en la única jugada en la que Ráfols no estuvo afortunada. Paloma Fernández estorbó lo suficiente a la guardameta en un balón colgado y Núria Mendoza, llegando desde segunda línea, consiguió meter el pie para establecer un más que justo empate.

De ahí al final del partido, se reclamaron dos posibles penaltis en ambas áreas, uno cometido por Nuria Garrote a Bárbara Latorre y otro por Andrea Pereira sobre Sonia Bermúdez. Pero la colegiado decidió no señalar ninguno y, tras una última jugada desperdiciada por Marta Torrejón, se llegaría a los lanzamientos desde el punto fatídico.

Emocionante tanda de penaltis

Pese al error inicial de Vicky y el posterior de Gemma Gili, ambos detenidos por Jamila (el segundo un auténtico paradón), los definitivos fallos de Paloma y la propia Jamila, cuando tenían la final en sus botas, igualaron la tanda e hicieron que la muerte súbita entrase en escena. Las otras futbolistas encargadas de los lanzamientos, Sara Navarro, Andrea Pereira y Bárbara por parte del Espanyol y Esther Romero, Lau Gómez y Alexia por el lado blaugrana, sí acertaron.

En los disparos definitivos, la mexicana Kenti Robles no consiguió superar a Jamila y, sin embargo, sí lo hizo acto seguido Júlia Rebollo. Se terminaba la final y la copa viajaba hacia Cornellà.

A la hora de recoger el trofeo, las jugadoras pericas tuvieron un precioso acto al otorgar a Sara Mérida la oportunidad de levantarlo junto a la capitana Sonia Matias. El Espanyol sonríe y gana su primer torneo con su nuevo e ilusionante equipo.

Laura Ráfols, MVP de la final para nuestros seguidores

En una encuesta posterior al encuentro realizada por VAVEL, nuestros seguidores han elegido a la guardameta del FC Barcelona, Laura Ráfols como la mejor jugadora de la final, seguida de cerca por la atacante del RCD Espanyol, Bárbara Latorre. Las periquitas Jamila Martins y Claudia Neto también estaban entre las candidatas.

Fotos del cuerpo: www.mundodeportivo.com y eldeportefemenino.com.

VAVEL Logo