Análisis del rival: Un Espanyol que promete guerra
@LaLiga

Se enfrentan el líder de la Liga contra el decimocuarto, pero nada más lejos de la realidad será lo que veamos en el terreno de juego, ya que el Espanyol no va a regalar nada, y no es un equipo al que vaya a ser fácil arrebatarle los tres puntos en su feudo, algo que no consiguió el Atlético de Madrid hasta el minuto 97, y que se le ha resistido a otros como el Villarreal o el Alavés.

El conjunto que ha construido Vicente Moreno está dotado de mucho  juego y carácter, además de experiencia y liderazgo, no por nada fueron los mejores de la categoría de plata la segunda temporada, y aunque en esta no hayan volcado todavía su máximo potencial, ya han dejado entrever la clase de equipo que pueden llegar a ser.

Raúl de Tomás

Es imposible entender al Espanyol sin mencionar a Raúl de Tomás, la principal figura del equipo y la referencia ofensiva sobre el terreno de juego. El madrileño fue el máximo anotador de la Segunda División, con un total de 23 goles y llevando la batuta de todo el campeonato. Sin empezar a un nivel excelso, sobre todo los primeros partidos, ya acumula una asistencia y dos goles, que podrían ser hasta cinco si el fuera de juego no le hubiera robado tres la semana pasada.

A sus 26 años se encuentra en un momento de máxima madurez futbolística, pues ya rompió su récord anotador la temporada pasada y seguro que intenta hacerlo en esta, a pesar de la dificultad de encontrarse en la máxima competición nacional. El delantero con pasado madridista ha militado en varios clubes españoles como el Rayo o el Valladolid, pero también de Europa, recalando en el Benfica y en la Primeira Liga, experiencia que no fue del todo satisfactoria y terminó con su vuelta a España esa misma temporada.

Twitter: Espanyol oficial     

No solo es un jugador alto, como demuestran su 1,80 metros, sino que también es fuerte y corpulento, lo que le permite luchar en todas las acciones aéreas, bajar esféricos largos o ser un peligro a balón parado, como ya demostró en la jornada 4. Sabe asociarse con sus compañeros, pero lo que más le define es su relación con la portería, una relación casi obsesiva y que no sacia hasta ver el balón en el fondo de la red. No es un delantero solo de área, pues el dominio de ambas piernas que maneja provoca que desde fuera sea un peligro igual de reseñable.

Diego López

Se reencuentra también el Real Madrid con un viejo conocido como es Diego López. No tendrán que explicarle a los pupilos de Ancelotti, sobre todo a aquellos que lleven más tiempo, como se las gasta el portero lucense, quien a sus 39 sigue siendo uno de los mejores porteros de la competición y un seguro bajo palos.

Su experiencia es muy amplia, tanto en territorio nacional como fuera de las fronteras españolas. A los grandes clubes como Sevilla o Villarreal hay que sumarles el Real Madrid, donde tras formarse en su cantera e irse lejos, volvió en 2013, arrebatándole la titularidad nada más y nada menos que a Iker Casillas, contra quien se enfrentó por ser el guardameta escogido por Mourinho antes de recalar en el Milan. Dos temporadas completó en el equipo rossonero antes de ir al Espanyol, donde es el dueño de la portería e insustituible para su técnico.

Ha comenzado el curso muy bien, con varias paradas muy importantes que han salvado a su equipo, si no de perder en algunas ocasiones, de evitar que el resultado fuera más amplio. Sus reflejos no son los de antes, y la edad, como es lógico, le empieza a pesar, pero no por eso deja de ser un seguro bajo palos, capaz de evitar que perfore la portería cualquier balón.

Decimocuarta posición

Actualmente los pericos se encuentran en la decimocuarta posición, sumando un total de una victoria y tres empates, por otras tres derrotas. Es un equipo muy peleón, con muchas rotaciones internas y que mantiene a todo el equipo enchufado. Su sistema es difícil de definir, ya que aunque lo más parecido es el 4-4-2, lo hemos podido ver en un 4-1-4-1 o un 4-2-3-1. Leandro Cabrera es el líder de la defensa, que suele contar con el ex-sevillista Sergi Gómez como acompañante. Adriá Pedrosa es el dueño de la banda izquierda, y en la derecha Óscar Gil y Aleix Vidal se disputan un puesto, aunque este último puede jugar más adelantado.

Pocos fijos hay en la medular, donde a la espera de ver como se incorpora Yangel Herrera, Adrián Embarba es uno de sus hombres más peligrosos. Darder es quien contiene la calidad y el orden, mientras que en la delantera, quitando a R.D.T. de toda ecuación de rotación posible, se disputan un puesto Dimata, Wu Lei y un Loren que todavía no ha tenido su oportunidad como titular. Un hombre que debería ser muy importante para el conjunto perico es Javi Puado, quien solo ha jugado tres partidos. El internacional español sufre una pubalgia que le ha mantenido apartado de los terrenos de juego desde la tercera jornada y de la que todavía se desconoce una fecha para la vuelta.

Posible once del Espanyol

Diego López; Pedrosa, Cabrera, Sergi Gómez, Óscar Gil; Morlanes, David López, Embarba, Darder, Aleix Vidal; Raúl de Tomás.

Como hemos visto, se trata de un equipo con muchísimo peligro, de quien no se espera que se amedrente ante el rival y que buscará la mejor oportunidad para sumar tres puntos a costa de un Real Madrid que viene en el peor momento desde que Ancelotti cogió los mandos, y que se tendrá que esforzar al máximo para superar al Espanyol.

VAVEL Logo