Análisis AC Milán: un pequeño paso de gigante
Benaccer pelando un balón junto a Joao Félix | Foto: AC Milan

El miércoles el Atlético de Madrid tiene una cita importantísima en la que se juega la mitad del pase a la siguiente fase de la Liga de Campeones. Un empate contra el Milan y un empate contra el Oporto les valdría a los rojiblancos, teniendo en cuenta que el Liverpool gane a los portugueses, lo cual sobre el papel es lo más probable, pero en el fútbol nunca se sabe. En resumen, el Atleti depende de sí mismo para pasar de fase de Champions, pero el primer escalón para poder alcanzar la cima es el siguiente partido contra los rossoneri.

En la Champions no es tan fácil

El equipo italiano cuenta con un solo punto conseguido el pasado 3 de noviembre contra el Oporto con un empate por un gol, es decir, aún no conoce la victoria en esta edición de la Champions League, aunque estuvo cerca contra el equipo rojiblanco. En la ida, el equipo local estuvo por delante en el marcador desde el minuto 20, pero al final con dos goles en el 84 y en el 97 el Atleti consiguió remontar y llevarse los tres puntos. Los demás resultados fueron uno a cero contra el Oporto fuera de casa y tres a dos contra el Liverpool fuera de casa también. 

Por otro lado, en la competición doméstica se encuentran en el segundo puesto —empatado a puntos con el Nápoles, que lidera la tabla— con diez victorias, dos empates y una derrota. También tienen veintinueve goles a favor y quince en contra, que comparado con el Atleti, se encuentra en una situación mucho más favorable en la liga nacional, tanto por estadísticas como por posición. En cuanto a los goles a favor y en contra en la competición europea, ambos equipos están muy parejos, los dos tienen cuatro goles a favor, pero el Milan ha encajado un gol más en contra, es decir, el Atleti tiene seis goles en contra y los italianos tienen siete.

De poco sirven las estadísticas en el fútbol

En cuanto a las estadísticas más destacables del equipo milano encontramos que en esta edición de Champions tienen tan solo un 18% de conversión de los tiros a goles, es decir, de cada diez tiros, 1,8 acaban en el fondo de la red. En la otra cara de la moneda hay una defensa muy débil, que no ha conseguido ni una portería a cero, y al igual que marca, concede 1,8 goles por partido. Sin embargo, estas estadísticas en la liga italiana son algo diferentes, de cada diez tiros, 2,1 acaban en gol y conceden 1,2 goles por partido, además de llevar cuatro porterías limpias en trece partidos. Las estadísticas no apoyan demasiado al equipo rossoneri, pero el fútbol esto no vale, porque nada se puede dar por sentado.

Las dos "red flags" del Milan

Uno de los dolores de cabeza del Atlético de Madrid en la ida fue Brahim Díaz, su velocidad y desborde volvieron a la defensa rojiblanca loca durante su estancia en el campo y será uno de los factores a tener en cuenta por el equipo colchonero si no quieren tener problemas en la defensa. El otro es Ibrahimovic, el delantero sueco conocido en todo el mundo por su larguísima carrera en la élite del fútbol, que no pudo enfrentarse al Atlético por lesión. Es uno de los jugadores más importantes del Milan en la zona de ataque y el Atleti tendrá que tener cuidado si no quieren llevarse un susto como en San Siro. 

El Atlético de Madrid tiene aún dos finales por delante si quiere continuar sus andaduras en la Champions League esta temporada, la primera y puede que la más importante el miércoles. El Milan no será un rival fácil, ya que viene a dejarse todo en el campo después de haber estado años sin clasificar a esta competición, por lo que será un rival duro de vencer, pero que en caso de hacerlo el equipo rojiblanco dará un pequeño paso de gigante hacia la siguiente ronda. 

VAVEL Logo