Un nuevo capítulo en el historial de Isco en el Madrid
Isco contra el Granada. Fuente: Real Madrid

Si Isco antes no era protagonista en el Madrid por los pocos minutos que estaba disputando, el pasado domingo lo fue por protagonizar un desaire con Ancelotti en Granada. Según informó El Larguero, se negó a seguir calentando cuando el partido iba ya 1-4, pues el técnico italiano se dispuso a dar entrada al terreno de juego a Camavinga y Jovic. Isco se sentó en el banquillo pensando que iba a entrar con sus dos compañeros, lo que fue un incentivo para Carletto y que, con ello, consiguió entrar en el partido.

El jugador de 29 años no está pasando por su mejor momento profesional y Ancelotti es el tercer entrenador que tiene problemas con el malagueño. Hace tres años, con Solari al mando, ya hizo algún que otro desplante al técnico argentino, al igual que a Chendo y recibiendo más de una pitada en la Liga de Campeones.

Con Zidane, el futuro de Isco parecía más esclarecedor, pues brilló en sus primeras temporadas del técnico galo y fue una pieza importante en el eje rotativo para que los blancos consiguieran obtener el trofeo liguero en la temporada 16/17, llegando incluso a quitarle la titularidad a un Bale intermitente con las lesiones. Los intentos de Zizou de volver a contar con la mejor cara de Isco no tuvieron buenos resultados y un micrófono en el Clásico del pasado otoño en el Camp Nou le jugó una mala pasada: "A mí me cambia en el 50' o en el 60', a veces en el descanso, y si salgo me mete en el 80", les decía a Marcelo, Militao y Lucas Vázquez.

Misma situación con Carletto

Con la llegada de Ancelotti, parecía que varios jugadores que ya conocía el italiano iban a volver a cobrar protagonismo en el primer equipo, pero ese sueño se desvaneció a las pocas semanas. Jugó dos minutos como suplente ante el Alavés en el estreno liguero y después partió de titular ante el Levante y Betis. A partir de ahí, no ha contado apenas con minutos ante Valencia, Mallorca y Villarreal. No viajó a Cornellá por unos problemas en la espalda y nuevamente se le ha visto en Granada tras ocho encuentros de ausencia.

Su futuro no parece que vaya a estar cerca del Real Madrid, pues termina contrato al término de la presente temporada y no parece que vaya a cambiar la situación de aquí a los próximos meses. Su protagonismo ha bajado claramente con el paso de las temporadas. Del 70,8% de los minutos que llegó a jugar en su segunda temporada (2014-15), ha pasado a disputar el 23,2% la pasada campaña y el 11,5% en los 17 partidos que van de esta.

VAVEL Logo