Isco, el último de la fila
Isco jugando un partido con el Real Madrid. Fuente: Real Madrid

El divorcio Real Madrid-Isco es cada vez una realidad mayor y la relación por ambas partes se va distanciando cada vez más. El malagueño ha dejado de formar parte de los planes del técnico italiano, Carlo Ancelotti, y se encuentra en un segundo plano en el equipo, con muy poquitos minutos acumulados hasta la fecha y encarando los últimos siete meses de su contrato, pues expira en junio de 2022.

El anterior parón de selecciones explica mejor por qué se ha llegado a dicha situación entre club y jugador. Un día antes de que viajase el equipo a Cornellá para enfrentarse al Espanyol, Isco no viajó con sus compañeros debido a un dolor en la espalda que le impidió viajar. Después de que el equipo cayese por 2-1, Ancelotti señaló a varios jugadores tras el batacazo en Barcelona, entre ellos, el 22 madridista. Tras el suceso, han pasado ya seis partidos y el número de partidos que ha disputado desde entonces es llamativo, cero.

Sin apenas minutos

En estas primeras semanas, el que fuera jugador del Málaga estuvo lesionado en varios compromisos como el encuentro en Champions ante el Shakhtar, el Clásico o el partido en el Bernabéu contra Osasuna. Después de estos tres choques, ha sido suplente contra el Shakhtar en el partido de vuelta, Elche y Rayo. Contando con los minutos que sí había disputado anteriormente, solo ha jugado 166 minutos, menos de los que había disputado con Zidane a estas alturas de la temporada, con 303’, lo que significa que ha disminuido sus minutos de juego a la mitad.

Su caso es similar a otros compañeros suyos de equipo, como Jovic (cuya problemática es mayor), Bale (con la mentalidad de jugar con Gales antes que con el Madrid) y Marcelo (únicamente lleva 110 minutos acumulados en toda la campaña). Con el paso de las semanas, Ancelotti va alejando a Isco del Real Madrid, pues el centro del campo compuesto por Casemiro-Kroos-Modric parece inamovible. Además, el italiano confía ciegamente en Valverde, también está amoldando la figura de Camavinga al equipo e, incluso, a Asensio se le ha visto en alguna ocasión probar como interior. Quitando la duda de qué hará con Ceballos una vez recuperado de lesión, Isco es el último de la fila.

Habrá que ver en los próximos meses cómo le afecta esta situación a la ahora de buscar equipo, ya que el verano pasado no hubo oferta para pagar un traspaso por él y si puede remontar el vuelo a sus 29 años.

VAVEL Logo