El Madrid asalta Moldavia
Fuente: @realmadrid

El Real Madrid visitaba al Sheriff esta noche a las 21h. Carlo Ancelotti apostaba por un 4-3-3 con Courtois en portería, Carvajal, Militao, Alaba y Mendy en defensa, en la sala de máquinas; Modric, Casemiro y Kroos, y en ataque; Vinicius Jr., Benzema y Rodrygo

Primera mitad 

El encuentro comenzaba con la expedición local poniendo a rodar el balón. Además, los molados consiguieron crear esa intensidad que en ocasiones provoca que las líneas defensivas del equipo blanco pierdan el control.

En el 7', Rodrygo creaba la primera ocasión para la casa blanca. El delantero, buscaba a Karim Benzema para rematar, pero finalmente despejaba la defensa moldava. 

Dos minutos más tarde, en el 9', Benzema anotaba el primer gol a pase de Toni Kroos. Gol que sería anulado, ya que el francés se encontraba en fuera de juego

Ya en el 17', volvía a intentar anotar el 21 madridista, pero el esférico se iba directo a las manos del arquero del Sheriff. El brasileño no se cansaba de demostrar su calidad, convirtiéndose en una auténtica pesadilla para los moldavos.

Lo que intentaban estos últimos era aprovechar los rebotes del rival y conseguir salir a la contra, pero las muralla blanca estaba atenta a ello. A partir de las ocasiones generadas por los visitantes en los 20 primeros minutos, los locales intentaban romper líneas en el centro del campo

Bruno Sousa se encargaba de poner a jugar a su conjunto, compenetrándose a la perfección con Adama Traoré y con Cristiano. La primera tarjeta amarilla del partido la veía Costanza en el 28', tras una entrada sobre Carlos Casemiro

La falta que le costó la amarilla a Costanza, supuso el primer gol del partido, con un tiro directo de David Alaba en el 30'. El tanto sirvió para que los de Ancelotti no cesasen su intensidad, llegando arriba con mucha más rapidez que en los momentos anteriores. 

Pero los locales tampoco bajaban la intensidad, lo que hacía que la defensa merengue tuviese más trabajo en el ecuador de la primera mitad. En el 37', disparaban hacia la portería de Thibaut, pero el balón acabaría por encima de los palos. 

Las buenas actuaciones de Rodrygo fueron decayendo a medida que pasaban los minutos. Dani Carvajal intentaba poner el segundo antes de ir al descanso, pero la jugada finalmente solo terminó en saque de portería para los anfitriones. 

Antes del descanso, Sousa volvía a liderar la contra junto con Cristiano, pero la jugada la terminaría despejando Casemiro. La que parecía la última oportunidad de los vikingos para irse al descanso con más ventaja fue la falta cometida a Kroos, que terminó lanzando Benzema y se chocaba en la barrera.

Algo que solucionaba el propio Kroos en el 45'. Tras una asistencia de Rodrygo, el alemán anotaba el segundo de los merengues en un ángulo inalcanzable para el portero.

 

Segundo asalto 

La segunda parte del enfrentamiento daba comienzo con el Madrid manteniendo la posesión

En el 54', Benzema se estrenaba en el marcador ,tras una buena jugada de Mendy por el costado izquierdo, logrando su quinto gol en Champions y el tercero del encuentro. Un gol que, al igual que el de Kroos, era imposible de parar por el arquero.

El técnico del Sheriff comenzaba a mover el banquillo tras el tercer gol de los merengues. Algo que también hizo Ancelotti de inmediato, retirando a Mendy y dando paso a Marcelo, una de las veces que más pronto mueve el banquillo el técnico italiano. 

En el 62' se paraba el juego con cierto nerviosismo entre los madridistas, dado que David Alaba, autor del primer gol, se encontraba tirado sobre el césped y tenía que recibir asistencia médica. Finalmente, el austriaco tuvo que ser sustituido por Nacho. También abandonaba el terreno Carvajal y entraba Lucas Vázquez

Ya en el 80', Traoré se tiraba al suelo por el sobre esfuerzo que llevaba realizando durante todo el partido. El jugador se llevaba la mano al pecho, como si le costase respirar y, finalmente, abandonaba el terreno rodeado de los servicios médicos

En el 83', Carletto sacaba a Rodrygo por Asensio y a Casemiro por Antonio Blanco, una gran oportunidad para el canterano.

El encuentro finalizaba con un 0-3 contundente. El encuentro dejó ver la mejor versión de los vikingos, que ya piensan en el Sevilla

VAVEL Logo