Análisis post Nápoles vs FC Barcelona (2-4): Un Barça sublime arrolla al Nápoles y estará en octavos de final
Aubameyang celebrando un gol ante el Nápoles. | Foto: FC Barcelona

El Barça salía a disputar el crucial encuentro ante el Nápoles con una novedad muy destacable en el once inicial, Gavi empezaba el encuentro en el banquillo tras acumular mucho cansancio en los últimos encuentros. 

El Barça golpea primero

El equipo azulgrana salió con las ideas claras al choque ante el combinado napolitano, presión arriba y a robar balones en el área contraria para crear rápidamente oportunidades de peligro. El Nápoles por su parte arrancó valiente el encuentro yendo a buscar también arriba al Barça, jugando con su condición de local. 

Llegaría pronto la primera ocasión del encuentro y el primer gol favorable al equipo azulgrana. El conjunto de Xavi golpeaba primero con una contra ejecutada a la perfección por parte de Adama Traoré, que acabó asistiendo a Jordi Alba para que definiera por abajo ante Meret. 

Frenkie De Jong anota un gol sublime

No acabaría el vendaval inicial del Barça con el gol de Jordi Alba, el equipo culé seguía llegando con suma facilidad a las inmediaciones del área del Nápoles. Frenkie De Jong se encargaría de silenciar por completo el Diego Armando Maradona Stadium con un gol de museo. Desde la frontal del área el internacional holandés realizó un disparo con rosca, que entró por toda la escuadra de la portería del equipo italiano. 

El Nápoles se mete en el partido

Estaba en la lona el Nápoles después de haber encajado dos goles en apenas 15 minutos disputados del encuentro. Sin embargo, poco le duraría la ventaja de dos goles al Barça en un encuentro vibrante, que no daba tregua. Ter Stegen cometió un penalti sobre Osimhen en una salida muy dubitativa del guardameta azulgrana, que Insigne se encargó de anotar casi sin despeinarse

1-2 en el marcador y el encuentro de nuevo en el aire, el FC Barcelona seguía llegando con mucha facilidad arriba y el Nápoles dejaba muchos espacios atrás. Pudo anotar inmediatamente después el 1-3 el Barça por mediación de Ferran Torres y Aubameyang, pero sus disparos se marcharon desviados. El error en el penalti de Ter Stegen era el único punto negro del FC Barcelona en un encuentro que estaban dominando a la perfección. 

El conjunto culé estaba dando una master class de como robar balones arriba a través de una presión ejecutada a la perfección, aunque sobrevivía como podía el Nápoles a las internadas del combinado culé, que estaba monopolizando el juego y las ocasiones. 

Recital culé y gol de Piqué

Llegando al filo del descanso el Barça materializaría el tercer gol después de haber hecho méritos para conseguirlo durante toda la primera mitad. Piqué sería el encargado de poner tierra de por medio con una maniobra digna de un delantero centro contrastado, amagó en el área y con su pierna izquierda puso el balón al fondo de las mallas de la portería de Meret. Se marchaba con pie y medio en octavos el Barça al descanso. 

La segunda mitad arrancó con el Nápoles venido mucho más arriba, el conjunto italiano necesitaba reaccionar si quería tener opciones de igualar el encuentro. El combinado barcelonista afrontó el inicio del segundo período contemporizando algo más, sin ir a presionar tan arriba al Nápoles, sabiendo el tesoro que tenía en el marcador. 

Sin embargo, el Barça seguía con el modo rodillo activado, necesitaba muy poco el equipo dirigido por Xavi Hernández para crear peligro y a punto estuvo Adama de conseguir el cuarto gol gracias a una gran internada. Se sentía muy a gusto el equipo azulgrana sobre el tapete del Diego Armando Maradona y estaba siendo el amo y señor de todas las facetas del encuentro. 

Aubameyang culmina una jugada de ensueño

Estaba siendo muy superior la escuadra comandada por Xavi al Nápoles y no tardaría en ampliar aún más su ventaja. Aubameyang anotó un gol al primer toque espectacular colocando el balón en la escuadra, después de una gran jugada coral de todo el equipo, el mejor Barça estaba de vuelta. 

El duelo era un absoluto monopolio del FC Barcelona, el Nápoles perseguía sombras en su propio fortín con la sensación de que la ventaja aún podía ser mucho mayor si no conseguían frenar la sangría en defensa. Las ocasiones se sucedían una tras otra sobre la portería de Meret, el equipo azulón yacía impotente ante una auténtica exhibición azulgrana en tierras napolitanas. 

Intentó reaccionar el Nápoles por mediación de Osimhen, que sin necesidad de estar en constante contacto con el balón consiguió crear peligro con un disparo que se marchó cerca de la meta de Ter Stegen. Se gustaba el Barça, que tenía en sus manos un resultado que era oro para sus intereses de estar en octavos de final. 

El Nápoles anota un gol estéril

El Nápoles daría un último aviso en forma de gol transformado por Napolitano, tras un error en un control de Nico. El duelo se pondría 2-4, pero el equipo azulón no tenía tiempo para intentar la heroica ante un equipo barcelonista que había desplegado una de sus mejores versiones de la temporada en Italia. 

De esta manera el Barça se alzó con la victoria por 2-4 en un encuentro que quedará en la memoria de muchos aficionados culés por el buen juego mostrado y las ocasiones materializadas de su equipo. El conjunto liderado por Xavi Hernández estará en los octavos de final de la Europa League tras superar a uno de los rivales de más entidad de la competición, un Nápoles que fue arrollado por un equipo que empieza a despegar y no parece tener límites. 

VAVEL Logo