Real Sociedad y Osasuna se repartieron los puntos al cabo de los 90 minutos en El Sadar. Los de Imanol lo intentaron por todos los medios, pero no fueron capaces de darle la vuelta al tanto inicial de Moi Gómez. Las paradas de Sergio Herrera fueron claves para que los rojillos sacaran un punto del encuentro.

Primer tiempo movido

No se había cumplido el segundo minuto de juego y, tras una buena internada por la derecha de Areso, Budimir recibía el balón dentro del área visitante, para dejársela a un Moi Gómez que llegó con todo desde atrás y mandó el balón al fondo de las mallas. A partir de ahí, los donostiarras trataron de controlar el encuentro, pero la presión rojilla no permitió elaborar su plan a Imanol. Sin embargo, contaron con ocasiones claras como la doble de Sadiq y Barrenetxea después de un mal pase de Catena a su portero, pero Herrera evitó el empate. Lo siguió intentando Osasuna y la tuvo Torró. El centrocampista alicantino se vio con opciones de batir a Remiro desde fuera del área, para desgracia local, el guardameta realista detuvo el disparo sin mayores complicaciones.

Tras minutos en los que parecía que el encuentro no tenía dueño apareció el fichaje más caro de la historia de la Real. Zubeldia avanzó hasta el centro del campo con el balón y se la dejó a Sadiq. El nigeriano, de espaldas a la portería y con Catena pegado a su matrícula, dejó atrás al central con tan solo dos controles, para, posteriormente, alcanzar el borde del área y sacarse un latigazo inalcanzable para el portero local. De esta manera firmaba el empate y su segundo gol en las últimas dos jornadas.

Sadiq celebrando su gol con el banquillo / Foto: Real Sociedad

 

Segundo tiempo de dominio

Volvieron al terreno de juego los 22 protagonistas y comenzó el dominio visitante. Osasuna bajó la intensidad de su presión y la Real avanzó metros. A pesar de la mejora tuvimos que esperar a que se cumpliera la hora de juego para ver la primera gran oportunidad del segundo tiempo y, probablemente, la mejor de todo el encuentro. Tras una gran jugada por la banda derecha, Kubo se sacó un zurdazo al palo izquierdo de la portería local que Herrera paró bien, pero el balón quedó muerto en el aire. Fue Merino el más rápido en llegar y trató de perforar las redes con un giro de cuello magnífico, cuyo objetivo era cruzar el esférico al poste derecho de la meta rojilla. Fue en ese instante cuando el arquero osasunista sacó una mano vital que evitó el segundo tanto de la Real.

Seguían pasando los minutos y los de Imanol dominaban el encuentro. Kubo lideró la mayoría de los ataques de su equipo con filigranas y diagonales dignas del mejor Take. Por el otro costado, Zakharyan metía miedo e intentaba sorprender desde fuera del área en varias ocasiones, pero no estuvo acertado. Tampoco lo estuvieron Remiro y el 'Chimy' Ávila. El de Cascante salió a interceptar un pase a la espalda de su defensa, pero las dudas provocaron un error que dejaron el balón votando delante del argentino y con Remiro lejos de su demarcación. No supo controlarse el delantero y las prisas le jugaron una mala pasada, desbaratando una ocasión que, de haberse gestionado de otra manera, tal vez estaríamos hablando de un triunfo local. 

Preocupan los lesionados

Ambos equipos vieron como un jugador suyo abandonaba el terreno de juego por culpa de las lesiones. En el minuto 16 fue Ander Barrenetxea el que enmudeció a su afición con sus claros gestos de dolor. Lo mismo ocurrió con Mojica en el minuto 55. Después de un lance con Kubo el colombiano se quedó tendido en el verde mientras se echaba las manos a su rodilla derecha.

Amonestados

Budimir, Catena y Raúl García vieron la tarjeta amarilla. El central se perderá el próximo encuentro de su equipo. En el lado visitante, Le Normand, Kubo y Tierney fueron amonestados. En este caso es el central nacido en Francia el que no podrá disputar el encuentro contra el Villarreal de la jornada que viene.

VAVEL Logo