En su sexta temporada como madridista, Fede Valverde ya es un titularísimo en el sistema de Carlo Ancelotti y cuenta con un puesto asegurado en el once de gala. El uruguayo es un todoterreno dentro del campo y es que gracias a su polivalencia, ha podido destacar en varias posiciones distintas, teniendo un gran rendimiento en todas ellas. 

Llegó al Real Madrid en la temporada 17/18 procedente de Peñarol y después de asentarse en el fútbol español jugando una temporada con el Deportivo de la Coruña, volvió a vestir la camiseta merengue y terminó consagrándose con `Julen Lopetegui y Santiago Solari en el primer equipo.

Junto a Toni Kroos, Luka Modric y Casemiro, el uruguayo aprendió mucho y con la vuelta de Zidane, el "pajarito" comenzó a enfocar su juego como centrocampista pero partiendo hacia la banda derecha, donde podía explotar más su pegada y físico. 

Durante sus cuatro primeras temporadas, Fede siempre fue una pieza importante de la plantilla gracias a su esfuerzo y talento pero no pudo llegar a disfrutar de más titularidades debido al gran rendimiento de la CMK. 

  • El "Pajarito" se convierte en "Halcón"

En la temporada 21/22, ya con Carlo Ancelotti , terminó de consagrarse en el once inicial pero como extremo derecho. Acompañando a la gran CMK y siendo clave para lograr la ansiada decimocuarta Champions del Real Madrid. Durante el año siguiente, se desató la versión más eficiente y ofensiva del uruguayo y es que alcanzó los doce goles y siete asistencias, formando un tridente de élite junto a Karim Benzema y Vinicius Jr. 

Con la 14ª Cham`pions League
Con la 14ª Cham`pions League

Con la marcha de Karim Benzema y sin la llegada de ningún delantero centro, el cambio de formación ha colocado a Fede Valverde en una posición algo más retrasada comparada con donde había estado jugando en los últimos años. En esta posición tiene que enfocar más su juego en comenzar jugadas y balancear al equipo en las transiciones de ataque-defensa, reduciendo drásticamente su internadas ofensivas.

Sin embargo, es durante este año probablemente en el que más está creciendo en cuanto a rendimiento y calidad de su juego. Aun que en esta temporada no se estén viendo esos golazos que anotaba tan a menudo durante la temporada pasada, el uruguayo está siendo la pieza clave del esquema de Ancelotti en este primer tramo de temporada.

MVP durante un partido de Champions League
MVP durante un partido de Champions League

A raíz de las bajas de Tchouaméni y Camavinga y con un Jude Bellingham algo más liberado de labores defensivas, Valverde y Kroos están siendo los dos medios que más retrasados están quedando y por tanto los dos jugadores que se encargan de darle velocidad al juego del equipo y de darle ese equilibrio. 

El gran nivel de Toni Kroos tiene mucho que ver en las coberturas de Valverde y en lo bien que se entienden dentro del campo. El alemán ha sido desplazado a la posición de pivote defensivo en una 4-1-2-1-2 en ataque y a una 4-4-2 en defensa, acompañado del uruguayo. 

Toni Kroos y Fede Valverde
Toni Kroos y Fede Valverde

Fede está liderando el equipo en conducciones ofensivas, pases clave, regates progresivos y pases en el último tercio de campo. Mientras tanto, en defensa vuelve a ser importantísimo en la recuperación de la pelota y en las coberturas en banda derecha, donde Carvajal suele avanzar su posición más de lo normal. 

Es una realidad que está siendo un gran año para Fede y que cada temporada que suma, su juego va mejorando más y más. La temporada pasa ya explotó su gran golpeo y físico y en este está desarrollando su versión de creador de juego. Es uno de los mejores centrocampistas de la actualidad y todo indica que con su trabajo y dedicación seguirá siendo clave del centro del campo del Real Madrid por muchos años más. 

 

 

 

 

 

 

 

VAVEL Logo