El Villarreal disputaba ante su afición un partido que podía darles un gran respiro sobre el descenso, pero otro despiste defensivo volvía a poner el encuentro cuesta arriba para los amarillos.

La primera parte tuvo claro dominio local con ocasiones claras como el gol anulado a Gonçalo Guedes, que entraba en el once inicial sustituyendo a Sorloth, o la falta directa de Álex Baena que sacaba David Soria, que fue el que mantuvo con vida a los visitantes con una gran actuación durante todo el partido.

Volver a remar

Pese al gran inicio, el Getafe aprovechaba la segunda jugada en un lanzamiento de una falta lateral y Maksimovic ponía el partido de nuevo muy cuesta arriba para los de Marcelino que se volvían a verse por detrás sin merecerlo.

Comenzar encajando se está volviendo una costumbre y está mermando las posibilidades de disputar las victorias ante rivales directos, como ya pasó ante el Alavés hace solamente una semana.

Primer tiempo sin recompensa

La realidad es que el Villarreal reunió la mayor cantidad de ocasiones pero sin acierto, raro en la delantera grogueta, que es una de las más goleadoras de LaLiga. 

Hasta cuatro remates a puerta llegaron a tener el el primer tiempo, sin recompensa. Una recompensa que sí encontraron los de Bordalás en el primer y único tiro entre los tres palos de toda la primera mitad.

Coquelin se ha asentado en el medio tras recuperar su lesión. VAVEL
Coquelin se ha asentado en el medio tras su grave lesión. VAVEL

No bajar los brazos

Como en ocasiones anteriores, con la llegada de Marcelino, el gen competitivo es otro y el Villarreal es capaz de reponerse y seguir jugando para remontar.

Con un inicio de segunda parte de nuevo con dominio del submarino, esta vez sí lograban el justo empate por mediación de Alberto Moreno

Momentos de sufrimiento

Si algo caracteriza a los hombres de Bordalás es su lucha y no rendirse, y demostraron que con poco se puede crear mucho peligro, tanto que Raúl Albiol salvó dos ocasiones claras de gol, una de ellas bajo palos cuando los madrileños ya se veían de nuevo por delante.

Aportación de los ´nuevos´

Los nuevos fichajes están aportando y ahora se suma Bertrand Traoré que debutó como groguet en los minutos finales. El otro fichaje para la delantera, Guedes, entró como titular y fue uno de los que más peligro generó con desborde y llegadas.

En defensa, Yerson Mosquera también arrancaba desde el inicio junto a Raúl Albiol en el centro de la defensa, y dejando a Jorge Cuenca en el banquillo tras disputar la última jornada como lateral.

Nueva sala de máquinas

Uno de los principales cambios en los últimos partidos ha sido el cambio en el centro del campo donde la lesión de Parejo ha dado hueco a Santi Comesaña y al ya recuperado Francis Coquelin que se han colocado como los preferidos para el doble pivote de Marcelino.

Reforzados por las bandas con Ilias Akhomach con desborde por la derecha y Álex Baena, teniendo una incidencia en el juego tanto con ocasiones como con el último pase.

Lo que viene

El Villarreal, que no tiene cita europea hasta la siguiente fase por pasar como primeros de grupo, acabará el mes de febrero con una difícil salida, visitará a la Real Sociedad en Anoeta.

En marzo recibirán al Granada, visitarán al Betis, y de nuevo en casa, tendrán que enfrentarse al Valencia en el derbi de la Comunitat y recibir al Atlético de Madrid el último día del mes. Un mes en el que tendrán que sumar también la competición europea cuando se conozca al rival.