Un Sevilla constructor
Los jugadores del Sevilla y del Valencia tras acabar el encuentro  | Foto: Gettyimages

En el último encuentro de la Jornada 25 de LaLiga EA Sports del Sábado, se veían las caras dos clásicos del fútbol español, el Valencia CF y el Sevilla FC. Un duelo que, con los años, ha ido perdiendo competitividad y nivel con el gris trabajo de ambas directivas. Cada vez más lejos van quedando aquellos partidos entre ambos clubes donde tenían como objetivo lograr la cuarta plaza. En Mestalla, el Sevilla no pudo repetir ni el resultado ni la completa imagen que dio contra el Atleti. Pero tampoco repitió la del resto de temporada, pues en un entorno difícil realizó unos 90 minutos serios y sólidos, aunque desaparecidos en ataque.

La importancia de no perder si no se es capaz de ganar

El empate es un resultado que casi siempre deja sabor amargo a alguna de las partes, o incluso a las dos. Jugar y presenciar un partido durante hora y media para no salir con los tres puntos y tener que conformarse con uno, no es lo más agradable del fútbol. Los valencianistas seguramente estén enfadados por la cantidad de ocasiones que tuvieron sin ser capaces de materializar, considerando seguramente injusto las tablas en el marcador. Y razón no les falta.

En Nesyri, en el suelo tras un choque en el partido contra el <b><a  data-cke-saved-href='https://www.vavel.com/es/data/valencia-cf' href='https://www.vavel.com/es/data/valencia-cf'>Valencia CF</a></b> | Foto: Gettyimages
En Nesyri, en el suelo tras un choque en el partido contra el Valencia CF | Foto: Gettyimages

Pero si el resultado fue ese fue porque el Sevilla lo trabajó mucho. Es de lógica pensar que cualquier sevillista soñaba con un victoria de su equipo, como en cualquier partido. Más aún si es de visitantes en un terreno complicado. Pero tras ver la dinámica del partido el empate, que significaba ponerse un punto más aún por encima del descenso (y ya son siete), no se veía con malos ojos. Cualquier aficionado del equipo nervionense tras empatar contra el Osasuna en casa habría firmado sacar 7 de 9 contra Rayo Vallecano (Fuera), Atlético de Madrid (casa) y Valencia (Fuera). Y así ha sido. Porque el partido frente a los valencianos, en otro momento, habría acabado en derrota. Pero el Sevilla en las últimas semanas ha crecido hasta el punto de que, cuando no es superior y no es capaz de convencer y dominar, al menos, no pierde. Y eso es vital para seguir escalando en la clasificación.

Un impulso que tiene origen atrás

Ya se ha comentado y ensalzado la mejoría defensiva del equipo. Pero en un partido como el de este fin de semana cobra aún más sentido. Es importante recalcar la idea mencionada anteriormente: este partido, en cualquier otro mes pasado de la temporada actual, habría quedado en derrota. No sólo por cuestión de dinámica, que también puesto que los rojiblancos llevan cuatro partidos sin conocer derrota y con dos victorias, sino por cuestión de defensa. La línea de defensa está dando un progreso muy positivo últimamente. Badé no sólo recupera nivel, sino que está elevando aún más su rendimiento. Kike Salas ha vuelto al nivel que se fue, espectacularY han logrado, de forma colectiva, agarrarse los machos cuando es necesario y construir un muro insuperable cuando el partido lo requiere. Incluso cuando tiene que ser durante muchos tramos del partido, son capaces de mantener la seriedad.

Badé felicitando a sus compañeros tras una jugada defensiva  | Foto: Gettyimages
Badé felicitando a sus compañeros tras una jugada defensiva | Foto: Gettyimages

Orjan Nyland, de villano a héroe

Aún están en las retinas sevillistas esa oleada de críticas aquel 20 de Agosto de 2023 cuando, tras vender a uno de los mejores (o el mejor) porteros de la historia del club como es Yassine Bono, se hizo oficial la llegada de Orjan Nyland. Los aficionados, de forma desmesurada incluso, se atrevieron a atacar al que era uno de los suyos, su nuevo guardameta. Se empezó a difundir incluso fotos suyas tachadas, como muestra de la desaprobación de su fichaje. Las redes sociales tanto del noruego como de la entidad se llenaron de comentarios negativos, en base sólo a los números del portero en otros equipos años anteriores, sin esperar a verle con la camiseta sevillista. 

Orjan Nyland en el calentamiento previo al Valencia CF vs Sevilla FC  | Foto: Gettyimages
Orjan Nyland en el calentamiento previo al Valencia CF vs Sevilla FC | Foto: Gettyimages

La respuesta del cancerbero fue instantánea: trabajo y más trabajo. Asumió el rol inicial de suplente de Marko Dmitrovic, pero esforzándose y autoexigiéndose para mejorar cada día. Ahora, nadie puede dudar de él, y no sólo por su ejemplar actitud. Además de transmitir positividad, unión y un ambiente espectacular dentro del vestuario, su rendimiento está dándole vida a los de Quique Sánchez Flores. Contra el Valencia fueron varias las ocasiones donde se erigió como ángel salvador, con unos reflejos maravillosos, unas salidas a tiempo y unas paradas salvadoras. No es casualidad que haya encajado tan sólo dos goles en cuatro partidos, con dos porterías a cero contra dos equipos de nivel ofensivo bastante potente. El Sevilla ha encontrado en su propio vestuario un seguro en portería que se ha ganado la avanzada renovación que está en marcha.

La inexplicable ausencia de Hannibal Mejbri

Los minutos de Hannibal Mejbri contra el Valencia no dan para hacer un análisis muy profundo. Es más, los minutos que lleva desde que llegó, tampoco lo permiten. Pero si que sirve para querer verle más y generar aún más confusión sobre por qué no cuenta con más presencia. En minuto y medio, logró estar presente en tres jugadas donde se desenvolvió con mucha facilidad. Ya en Girona y en Vallecas, dejó buen sabor de bocas a los que lo vieron. Entonces, ¿Por qué el entrenador no le da, aunque sea desde el banquillo, más oportunidades? un misterio a resolver. Según dice el propio técnico, por adaptación. En rueda de prensa previa al partido en Mestalla declaró que "Hannibal sigue trabajando y esforzándose al máximo, cosa que valoramos mucho". Habrá que ver si es verdad esto y en las 13 jornadas que restan de liga, los aficionados sevillistas pueden ver más a un jugador que, salvo giro muy drástico, volverá a Manchester al finalizar la temporada.

VAVEL Logo