La Defensa de Anaheim continua derrumbandose
Hampus Lindhom, una de las ultimas piezas fuertes de la defensa de Anaheim - NHL.com

La Defensa de Anaheim continua derrumbandose

En algún momento fue uno de los grupos defensivos más imponentes de la NHL, pero a través de acciones que en su momento no parecían mucho, han causado un impacto muy profundo en los Ducks.

tom-fernandez
Tomás Fernandez

Alguien recuerda cuando los Anaheim Ducks teninan uno de los grupos defensivos más impresionantes de la NHL? Parece que fue hace una eternidad, pero en realidad solo han pasado dos temporadas. Con los Ducks estancados en el fondo de la Conferencia Oeste la orden del día es hacer un repaso de lo que pasó exactamente en Anaheim para poder entender dónde estamos hoy en dia.

Y si bien los Ducks tienen buenos prospectos y buenas piezas, su regreso a forma no va a ser ni fácil ni rápida.

Pero volvamos a la temporada 2016-17, cuando los Ducks ganaron la División del Pacífico con 105 puntos y llegaron hasta la Final de Conferencia donde perdieron contra los Nashville Predators. En esa temporada, el equipo defensivo incluía a Cam Fowler, Hampus Lindholm, Sami Vatanen, Josh Manson, Shea Theodore y a Brandon Montour como figuras principales y a Kevin Bieksa con Korbinian Holzer como figuras rotativas.

Los primeros seis jugadores son muy buenos, especialmente porque tienen facilidad a la hora de mover el puck y en conjunto, son un balance perfecto de defensores zurdos y diestros. Además, Theodore y Montour estaban en ascenso considerando que todavía eran novatos.

Entonces: Qué es lo que pasó? Bueno, Vegas paso. Para empezar...

Los Ducks enviaron a Theodore a los Golden Knights para poder proteger a Vatanen y Manson en el Expansion Draft (Los Knights terminaron eligiendo a Clayton Stoner). Anaheim se vio obligado a proteger a Bieksa, que tenia una clausula de no movimiento en su contrato. Sumado a que los Ducks optaron por proteger a siete delanteros y tres defensores, en vez de cuatro de cada uno. Si Kevin Bieksa no hubiera tenido esa cláusula en su contrato, los Ducks podrían haber protegido a Manson Y Vatanen sin la necesidad de tener que entregar a Theodore a los Knights, aun así esa acción hubiera implicado que el sacrificio tendría que venir de la parte ofensiva del equipo.

Sea como sea, los Ducks perdieron un defensor muy bueno con el Draft. Luego, con el inicio de la campaña 2017-18, Anaheim se encontró con un serio problema de lesiones. Los centrales Ryan Getzlaf, Ryan Kesler y Rickard Rakell estuvieron fuera de acción por un tiempo prolongado, por lo que el GM Bob Murray  tomó la difícil decisión de enviar a Vatanen a New Jersey a cambio de Adam Henrique. En una transacción de uno por uno fue un acuerdo bastante razonable, más considerando que Henrique ha aportado en buena forma al equipo en su año y medio de servicio. Pero tambien implicó la perdida de otra pieza clave de la defensa.

Y adelantemos al Trade Deadline de esta temporada, cuando los Ducks enviaron a Montour a Buffalo a cambio de un first round pick del Draft del 2019 y el prospecto Brendan Guhle. Anaheim ahorro algo de dinero en el trato y consiguió un buen pick, pero Montour es una apuesta más segura que Guhle. Pero de más esta decir que esta transacción se hizo con el futuro en mente, y con los Ducks en el fondo de la liga, fue una decisión fácil de entender.

La retaguardia de Anaheim nada se parece a lo que era El resultado de todo esto? Una línea defensiva en Anaheim que es una sombra de lo que una vez fue. Fowler, Lindholm y Manson siguen ahí, pero los otros tres defensores que jugaron contra St. Louis el miércoles por la noche fueron Holzer, Jaycob Megna y el novato Jacob Larsson. El equipo tiene mas tamaño, pero mucho menos movilidad. Los Ducks son uno de los peores equipos de la liga, a pesar de los esfuerzos de John Gibson y están entre los cinco peores equipos con tiros en contra y posesión.

Individualmente, ninguno de los movimientos que hizo Anaheim es indefendible. Pero en conjunto? Han logrado derribar a uno de los equipos más titánicos en el Oeste. La reconstrucción ya esta en camino, a pesar de que hay contratos muy feos con los que Murray tendrá que lidiar (Kesler y Corey Perry son los que más se destacan).

Y un nuevo entrenador definitivamente será una mejora sobre Randy Carlyle, cuyo estilo ya no funciona con la versión actual del juego. Pero eso es lo increible de todo esto, lo rápido que pueden cambiar las cosas en la NHL en estos días.

VAVEL Logo