Steelers sometió a Bengals y respira en su división
James Conner fue la figura del MNF // Foto: usatoday.com

Steelers ganó y eso es una buena noticia para sus aficionados. Necesitaba esa victoria imperiosamente para no registrar por tercera vez en su historia un arranque 0-4 (la segunda, bajo el mando de Tomlin). Pittsburgh fue pragmático, acomodó su plan de juego a las necesidades del equipo y Mason Rudolph logró sacarse una carga bastante pesada de sus espaldas.

El quarterback sustituto de Ben Roethlisberger  registró 24/28 intentos de pase, 229 yardas y 2 pase de TD. Números muy buenos desde lo estadísticos, pero que se resumen en una gran cantidad de pases cortos y seguros para correr el balón y bajar el riesgo de intercepciones. La idea era clara: quitarle presión al mariscal. James Conner fue el principal ladero de Rudolph en esta estrategia. El RB1 registró un total de 125 yardas combinadas y un 1 TD por recepción en lo que fue su mejor desempeño en estas 4 semanas y acalló las críticas que cayeron sobre él por el fumble ante 49ers que le permitió el comeback a su rival.

¿Es suficiente para pensar en una remontada? Resultaría ingenuo si se tiene en cuenta su rival. Bengals tiene falencias en todos los sectores del campo de juego.  Andy Dalton (21/37 intentos – 171 yardas) no es un mariscal de elite que pueda guiar a sus compañeros en tiempos adversos y menos cuando su línea ofensiva permite filtraciones de todo tipo. Dalton finalizó el juego con 8 capturas, jugó muy presionado ante una defensiva que, además, lo forzó a realizar una intercepción y soltar el balón en una instancia clave en el segundo cuarto cuando merodeaba territorio rival. La secundaria también otorgó facilidades: el novato Diontae Johnson no se topó con ninguna clase de obstáculos para atrapar el lanzamiento de 43 yardas de parte de Rudolph y convertir el primer touchdown de su carrera en la NFL y escaparse en el marcador.

El entrenador en jefe de Cincinnati, Zack Taylor, tiene un panorama desolador por delante. Es el segundo head coach de primer año en la historia de la franquicia que inicia 0-4. Sam Wyche inició 0-5 en 1984, pero logró revertir la tendencia y esa temporada finalizó 8-8. Taylor, a diferencia de Wyche, no parece tener las herramientas para revertir esa tendencia. Proteger a Dalton es la prioridad principal para evitarlo.  

Steelers consiguió mantenerse en carrera en la AFC Norte. Mason Rudolph juega con la tranquilidad de que será titular en todos los encuentros, pero el poder ofensivo deberá mejorar si las pretensiones de clasificar quieren mantenerse intactas. Ravens, en Baltimore, y Chargers, en casa, son dos pruebas de fuego en las siguientes semanas.

VAVEL Logo