Butker le
dio el triunfo a los Chiefs
Butker, héroe del juego, es abrazado por sus compañeros (Imagen: NFL.com)

Kansas City Chiefs obtuvo un enorme triunfo ante Minnesota Vikings, y se consolidan como único líder de la AFC Oeste. Los dirigidos por Andy Reid, tuvieron en Harrison Butker a su jugador más importante, con 4/4 en goles de campo y 2/2 en puntos extras. Además, Matt Moore arrancó por semana consecutiva como quarterback titular ante la lesión de Patrick Mahomes, y tuvo un juego aceptable con 25/35, 275 yardas y una anotación.

Los Vikings sufrieron la ausencia de Adam Thielen, que intentó jugar a pesar de su lesión en el tendón de la corva, pero tras comenzar el juego, el jugador se resintió y no vio acción por el resto del partido. Por su parte, Stefon Diggs no supo aprovechar esa situación, y solo tuvo una recepción en toda la tarde.

El desarrollo del juego comenzó impreciso para ambos equipos. La defensiva de Kansas volvió a jugar en buen nivel, y limitó el juego terrestre de Minnesota. En ese sentido, Cousins se vio obligado a lanzar más de la cuenta y no estuvo fino. El quarterback tuvo un pobre 50% de pases completados en el partido.

Dalvin Cook fue desdibujado por la defensiva de Kansas (Imagen: NFL.com)
Dalvin Cook fue desdibujado por la defensiva de Kansas (Imagen: NFL.com)

Andy Reid ha acostumbrado a ver un equipo explosivo que en cualquier momento del juego puede anotar puntos. En ese sentido, la ausencia de Mahomes no cambió la idea de juego, y Matt Moore ha sabido ejecutar a la perfección este tipo de jugadas. Un bombazo de 40 yardas a Tyreek Hill, le permitió al local abrir la cuenta. El receptor estaba rodeado por dos defensivos, pero el pase fue tan preciso que hizo fácil la recepción.

La respuesta de Minnesota fue inmediata. Con dos grandes recepciones de Laquon Treadwell, los Vikings visitaban zona roja por primera vez. Cousins encontró a Olabisi Johnson y empató el juego.

La línea ofensiva le dio tiempo a Moore para buscar la mejor opción disponible, y eso le permitió a los Chiefs agarrar ritmo en ataque. Travis Kelce se convirtió en una vía segura de descarga, y el local ya estaba en zona roja. Sin embargo, la defensiva de Vikings se cerró y no le permitió a Damien Williams lograr la anotación. Butker no falló y dejó el juego 10-7. Luego, los Vikings lograron mover el balón a contrarreloj por medio de Smith, y le acercaron el balón a Bailey, quien empató el juego al cierre de la primera mitad.

La segunda mitad no arrancó bien para los locales. Mecole Hardman devolvió la patada de inicio, y luego de correr 34 yardas, Mike Hughes le arrebató el balón y provocó el balón suelto. Minnesota aprovechó el regalo, y Cousins conectó con el corredor Ameer Abdullah para lograr la anotación.

No obstante, los Chiefs volvieron a relucir todo su potencial en ofensiva, y respondieron con un touchdown de 91 yardas por parte de Damien Williams. Esa jugada le permitió al corredor superar las 100 yardas en un juego por primera vez en la temporada. Las lesiones sufridas a principio de la campaña, le impidieron ser el jugador determinante que fue en 2018 tras el corte de Kareem Hunt.

Damien Williams se escapa 91 yardas para lograr el touchdown (Imagen: Chiefs.com)
Damien Williams se escapa 91 yardas para lograr el touchdown (Imagen: Chiefs.com)

Un field goal de Harrison Butker le permitió a los Chiefs ampliar la ventaja a cuatro puntos (20-16). Sin embargo, los Vikings volvieron a pasar al frente a través de Kyle Rudolph. La ofensiva pudo establecer el juego de pases pantallas con Dalvin Cook, y le permitió a Minnesota vulnerar una férrea defensiva.

El último cuarto estuvo cargado de emoción y dramatismo. Matt Moore se apoyó en Tyreek Hill, su receptor más confiable, y le posibilitó a Butker empatar el juego con un gol de campo de 54 yardas.

Los Vikings tuvieron la oportunidad de ganar el juego en su último drive. No obstante, los frontales presionaron a Cousins, y obligaron al despeje a falta de dos minutos. Estas cuestiones hacen pensar que el quarterback de Minnesota no es un jugador élite, y por las cuales es muy resistido entre sus fanáticos. Tuvo la posibilidad de ganar el juego, pero no tuvo la capacidad de resolver en los momentos claves.

Por su parte, Moore demostró que está a la altura de las circunstancias. Tras ser capturado, conectó con Kelce para 17 yardas y luego con Hill para dejar el balón en la yarda 26 de Minnesota. Con tres segundos en el reloj, Moore clavó la pelota en tierra y detuvo el tiempo. Harrison Butker no falló el gol de campo de 44 yardas, y le dio una victoria decisiva a los Chiefs, que esperan por la recuperación de Patrick Mahomes.

VAVEL Logo