Las ligas menores, inmersas en una grave crisis
Fuente: ECHL.com

La incertidumbre se ha adueñado de todos los deportistas, que han visto cómo su carrera ha dado un frenazo en seco y no saben cuándo van a volver a emprender la marcha. En el caso americano, y más concretamente en el hockey sobre hielo, la mayoría de jugadores no tendrán problemas económicos durante este parón, pero sí aquellos que pertenecen a las ligas menores.

Se va a desgranar la situación de la ECHL (East Coast Hockey League). La temporada ya ha sido cancelada por el coronavirus y, ahora, ningún jugador sabe qué será de su futuro profesional. En la escala, esta competición se encuentra un peldaño por debajo de la AHL (American Hockey League), y cuenta con 26 equipos. El 16 de marzo fue la última vez que los más de 400 jugadores recibieron un cheque en su cuenta. La cuantía oscila entre los 700 y los 725 dólares a la semana, lo que no hace más de 3.000 al mes.

Tim Harrison, de los South Carolina Stingrays, ha contado cómo vive este momento, y los problemas económicos que va a suponer no ingresar ninguna cantidad en los meses que vienen y el desconocimiento de sí podrán volver con su equipo la temporada que viene: "Voy a dar lo mejor de mí para tratar de juntar algo de dinero, pero pueden pasar semanas hasta que lo logre. No saber qué va a pasar y cómo voy a sobrevivir los próximos meses, es mi mayor miedo."

Otra historia, con bastantes similitudes, es la de James Henry, quien juega para los Adirondack Thunder: "Antes esperaba poder encontrar un trabajo de verano al final de la temporada. Ahora, según está discurriendo todo y con todo cerrado, me parece algo casi imposible."

Y así se podría hablar de decenas y decenas de casos de jugadores que no van a ingresar ni un dólar por un tiempo indefinido. No obstante, y aunque ha llegado de manera prematura e imprevista, todos aquellos deportistas que juegan en estas ligas menores suelen retirarse cuando rondan los 30 años para buscar un trabajo más a largo plazo, ya que en ligas como la ECHL no se puede juntar una gran cantidad monetaria: "Muchos se tienen que ir y encontrar un trabajo más estable", señala Blake Kessel, hermano del conocido jugador de los Coyotes, Phil Kessel.

Para paliar el daño económico que esta pandemia va a producir, la Asociación Profesional de Jugadores va a ayudar con 200.000 dólares a una nueva campaña que surgió esta misma semana: la Fundación para el Rescate de los Jugadores por el COVID-19: "La creación de esta fundación es el primero de más pasos que van a llegar para ayudar a nuestros jugadores que más lo necesitan en este tiempo", señaló Ryan Crelin, comisionado de la ECHL. Sin embargo, ha confesado que no servirá para ofrecer el 100 % del salario que deberían percibir por contrato.

VAVEL Logo