Los “Bucs” y la maldición que
buscarán romper en el Raymond James Stadium
Tom Brady disputará su décimo Super Bowl // Foto: Agencias

Tuvieron que pasar 18 años para que los Tampa Bay Buccaneers se reencontraran con la victoria en Playoffs y, no solo eso, sino que ganaron los tres partidos como visitante para proclamarse campeones de la Conferencia Nacional y llegar al Super Bowl.

Como ya es sabido, Tampa Bay se convertirá en el primer equipo en 55 ediciones en poder disputar el trofeo Vince Lombardi en casa que, curiosamente, el local administrativo también serán ellos.

Cabe recordar que el escenario para el próximo 7 de febrero será el Raymond James Stadium, el cual ya tiene experiencia albergando estos enfrentamientos con dos antecedentes.

A romper la maldición

Antes que nada cabe mencionar que el estado de Florida, a través de diversos estadios, ha sido sede de 16 Super Bowls y con esta será la número 17.

La historia comenzó con la edición II del Súper Tazón cuando los Green Bay Packers entrenados por el mítico Vince Lombardi derrotaron 33-14 a los Oakland Raiders para ser el primer bicampeón de la NFL.

El último enfrentamiento fue precisamente el que se dio el año pasado, donde los Kansas City Chiefs, en el Hard Rock Stadium, le dieron la vuelta para imponerse 31-20 a los San Francisco 49ers.

Mientras que la ciudad de Tampa ha sido sede de cuatro partidos. Los primeros dos en el antiguo Tampa Stadium.

El primero en la edición XVIII cuando Los Angeles Raiders aplastaron 38-9 a los Washington Redskins y, en la edición XXV con la agónica victoria de los New York Giants 20-19 sobre los Buffalo Bills.

Ya en el Raymond James Stadium, inaugurado el 20 de septiembre de 1999, solo ha habido dos encuentros que, para agregar, los ganadores han sido de la Conferencia Americana, cuestión que intentarán romper los “Bucs” contra los Chiefs.

En el Super Bowl XXXV, los Baltimore Ravens no tuvieron mayores problemas para vencer 34-7 a los New York Giants; mientras que el 1 de febrero del 2009, los Pittsburgh Steelers consiguieron su sexto anillo de Súper Tazón al remontarle a los Arizona Cardinals 27-23 con una memorable recepción de Ben Roethlisberger a Santonio Holmes.

Tampa Bay disputará su segundo Super Bowl de la historia e intentará igualar a los Ravens con los únicos equipos con dos o más partidos en dicha instancia y sin ninguna derrota.

En tanto que los Chiefs jugarán su cuarto Súper Tazón, el segundo de forma consecutiva, en el cual cuentan con registro positivo de dos victorias y un revés.

VAVEL Logo