Tampa Bay, a un paso de las semifinales
Foto: Mike Ehrmann/Getty Images

(3) Tampa Bay Lightning 6-4 Carolina Hurricanes (1)

Empezó la jornada del sábado con alto voltaje, sin ni siquiera llegar a ponerse el disco en juego Coleman y Foegele tomaron el camino del banquillo de castigados comenzando el partido con un improvisado cuatro contra cuatro.

Los Bolts jugando en casa tomaron las riendas del partido para poner la eliminatoria viento a favor lo antes posible, y el primer periodo fue de puro dominio local, pero con magros resultados ya que se llegó al final del mismo con la ventaja del solitario gol de Brayden Point que aparcado en la espalda de Mrazek solo tuvo que empujar a la red el servicio de Palat.

Empezó el segundo periodo que a la postre sería el que decidiría el resultado del partido. Un tiempo intermedio que comenzó con un cambio de tornas, ya que los Canes se deshicieron del dominio local e incluso llegaron a adelantarse con dos goles en 39 segundos. Pero todo el buen trabajo de Carolina se disolvió como un azucarillo al incurrir en constantes faltas que permitieron a Tampa enjugar con sus equipos especiales hasta una ventaja de dos goles que llegaron a tener hasta pasado el ecuador del periodo e incluso volver a caer en desventaja con el segundo gol en power play de Steven Stamkos a falta de 23 segundos del cierre que se convertiría en el ganador del partido.

En el tercer periodo Carolina se quedó sin gasolina para ir  por el partido y Tampa se evitó problemas con un gol a los seis minutos de Kucherov que ya volvió la distancia demasiado larga para los visitantes, y así los vigentes campeones quedan a un solo paso de jugar la siguiente ronda.

(2) New York Islanders 4-1 Boston Bruins (2)

Marcador abultado para un partido muy igualado entre Isles y Bruins en el Nassau Coliseum lleno hasta la bandera y que sin duda fue un factor determinante con su empuje para que el duelo cayera en el saco local.

El primer periodo fue un festival del choque y de la gresca en el que cada interrupción del juego derivaba en tangana entre los rivales que se hallaban en la pista, en lo que se refiere a hockey, intercambio de golpes en el que tanto Varlamov, otra vez titular en Nueva York y Rask dejaron sus porterías a cero.

Con los ánimos solo un poco más suaves, al menos los saques de faceoff se sucedían con fluidez tras el silbato de los árbitros, comenzó el segundo periodo que por fin trajo cambios en el marcador, aunque como podría esperarse en un partido combatido y trabado, no fue bonito ni fácil. David Krejci en powerplay hundía el disco que atravesaba una melé en la portería de Varlamov y ponía en ventaja a Boston. Barry Trotz lanzó el challenge buscando pescar una interferencia en el alboroto de la pintura azul, pero la acción con el stick de Marchand fue insuficiente para los árbitros para darle la vuelta a su decisión.

Parecían pintar bastos en el bando isleño, pero superaron el golpe del gol y de la inferioridad posterior consecuencia de la pérdida del challenge y apenas finalizada la inferioridad, Barzal se zafó del acoso de Boston en la valla y fue capaz de avanzar hacia la portería para poner en el stick de Palmieri el gol del empate.

No sería la única acción espectacular y decisiva de Barzal, en el tercer periodo en el que continuaba el toma y daca entre ambos equipos y cuando el reloj ya llegaba a los minutos decisivos, en concreto a 6:57 del final, tuvo los reflejos para pescar un disco que venía mordido del pase de Mayfield para poner en ventaja a su equipo.

Quedaba tiempo de reacción, pero los Bruins fueron incapaces de superar el forecheck y la presión general de los Islanders inflamados por un público que no paró de animar en la fase final del partido, consolidando además el resultado con dos goles a puerta vacía que refrendaron el resultado.

Así que con este empate a dos, tenemos asegurados dos partidos más de una serie en la que cada punto se está ganando con un esfuerzo titánico.

VAVEL Logo