El límite salarial de la NHL sube hasta los 82,5 millones
Imagen. NHL.com

Primera temporada regular completa de la NHL tras la irrupción de la pandemia de COVID-19, y eso trae también algo que era habitual últimamente en los veranos de la liga, la subida del límite salarial. En este caso tanto la patronal NHL como el sindicato de jugadores NHLPA, han llegado a un acuerdo por el cual el límite salarial para cada una de las 32 franquicias de la liga se incrementa en un millón de dólares, quedando establecido para la temporada 2022-23 en 82,5 millones de dólares.

Otro punto importante, sobre todo para los equipos en reconstrucción, es la subida del mínimo salarial, que pasa de los 60,2 millones a 61 para la próxima temporada. Estas serán pues las cantidades que deberán tener en cuenta las gerencias de los diferentes equipos a la hora de negociar la renovación de jugadores de la propia escuadra que alcanzan la agencia libre, o a la hora de pescar en estanque ajeno entre los jugadores que finalizan contrato por otros lares.

La vuelta del público de manera normal, la vuelta a los 82 partidos y de eventos especiales como el Winter Classic y otros partidos al aire libre y el All Star Weekend le han permitido a la mayor liga del hockey profesional norteamericano ganar músculo financiero y descongelar estos límites.

Ingresos récord para la NHL

Y lo mejor parece estar por venir, porque las todavía ausentes Global Series en Europa estarán presentes en la próxima temporada, y Gary Bettman en declaraciones previas al primer partido de la Stanley Cup Final, hacía públicas las primeras estimaciones, según el mismo Bettman, conservadoras, de ingresos de la liga en esta temporada. Según el factótum de la liga, la cifra prevista alcanza la cifra récord de 5.200 millones de dólares. Una cifra que comparada con 2018-19 la última temporada prepandémica, supone un incremento de 600 millones de dólares.

El incremento en la cantidad de goles por partido, 6,28, la mejor desde 1992-93, y sobre todo los nuevos acuerdos de derechos televisivos para Estados Unidos han ejercido un efecto muy positivo en esos ingresos respecto a la última temporada completa.

Y es que Gary Bettman sabe muy bien que las conversaciones en los despachos, están muy bien para ampliar la popularidad del hockey, pero que ese esfuerzo en las moquetas, sirve de bien poco si en el hielo no se ofrece un espectáculo atractivo a los aficionados. “Las jóvenes estrellas, nuestro equilibrio competitivo no es igualado por ninguna de las otras majors, y eso nos da increíbles carreras en la temporada regular, y eso nos ofrece playoff que son impredecibles como ningunos otros.”, declaró el comisionado respecto a ese nuevo máximo de ingresos de la NHL.

VAVEL Logo