Este pasado lunes los Winnipeg Jets hacían oficial la extensión por tres años más del contrato de Nino Niederreiter, que será efectiva a partir del curso 2024-25, una vez que se agote el contrato actual al final de esta temporada. Un montante de 12 millones de dólares que supondrán para el límite salarial una cantidad de cuatro millones de media anual.

Un acuerdo que hace plenamente felices a ambas partes, ya que el jugador ha encajado de manera perfecta en la organización y la gerencia ha conseguido una prolongación contractual con un costo acorde a las necesidades del límite salarial de la franquicia..

Contento en Winnipeg

Niederreiter llegó a Manitoba en el pasado mes de febrero desde los Nashville Predators, en una de las últimas operaciones previas al cierre de mercado antes de los playoff. El jugador encantado sobre todo con el trato recibido por parte de la organización y la química que percibió en el vestuario, dejando bien claro en las entrevistas tras la limpieza de taquillas al ser eliminados por los futuros campeones, Vegas Golden Knights, que estaba más que abierto a una renovación para seguir vinculado a los Jets. 

El momento es ahora

Y desde las oficinas de los Jets no se han hecho los remolones ante las palabras de Niederreiter, dejando ya a primeros de diciembre el tema cerrado. El juego físico y contundente del suizo, ha encajado como anillo en el dedo con sus compañeros de línea, Adam Lowry y Mason Appleton.

Si ya desde la gerencia se consiguió al jugador en su momento sin sacrificar activos importantes, ahora vuelve a anotarse otro tanto con esta extensión, ya que los cuatro millones anuales están por debajo de los 6,7 que analistas como The Athletic le otorgan al jugador como valor de mercado. Y es que tras renovaciones como las simultáneas de Hellebuyck y Scheifele, Kevin Cheveldayoff, debe mirar hasta el último centavo para hacer un proyecto ganador que pueda llevar la Stanley Cup a Manitoba.

VAVEL Logo
Sobre el autor