Christian Horner desea que 2017 sea un gran año

Red Bull siempre se ha adaptado muy bien a las nuevas normativas. La reglamentación impuesta en 2009 supuso el comienzo del éxito para los austríacos ya que ese año fue en la primera ocasión en la que pelearon por los dos mundiales, donde ambos los consiguió el equipo debutante, Brawn GP junto con Jenson Button.

Ya desde la temporada siguiente encadenaron un dominio abrumador con cuatro mundiales consecutivos para Sebastian Vettel y los de Milton Keynes se llevaron el título de constructores; pero desde la era híbrida no supieron afianzar esa supremacía,​ a pesar de las tres victorias de Daniel Ricciardo en 2014. Y fue ya en 2016 donde comenzaron a hacer el asalto a la segunda posición, tratando de poner en jaque en varios Grandes Premios como por ejemplo en Singapur e incluso conseguir dos victorias en Montmeló y Sepang con Max Verstappen y el piloto australiano respectivamente.

"Son momentos emocionantes para la Fórmula 1 ahora mismo"

Christian Horner analiza cómo será el año y desea que pueda llegar a ser interesante, algo que con el paso del tiempo, ha ido perdiendo de tal esencia: "Será una gran temporada. Estoy seguro de que Mercedes y Ferrari tendrán un buen año por delante. Intentaremos ir al límite para poder divertirnos también. Son momentos emocionantes para la Fórmula 1 ahora mismo y espero que podemos tener un buen espectáculo".

El británico destaca que las gomas pueden llegar a ser una parte importante este año. Además del chasis donde se realizarán pasos por curva más veloces: "2017 será una temporada fascinante para presenciar dadas las nueva normativa. Los neumáticos serán una parte clave de ello, con gomas más anchas y agresivas. Junto con la nueva aerodinámica, los coches serán cuatro, cinco, seis segundos por vuelta más rápidos y será un gran espectáculo para los aficionados".

El mundial del 2017 no ha empezado todavía pero ya se barajan las posibles alternativas para destronar a Mercedes de su reinado o si por el contrario, continuará con su dominio. ¿Será Red Bull el que pueda plantar cara a los de Brackley, aún más que en 2016? Sólo queda esperar a que se apaguen los semáforos en el Gran Premio de Australia para poder verlo.

VAVEL Logo