Pedro De la Rosa cuenta que sus ingenieros le salvaron de la presión de Hamilton
Pedro De la Rosa cuenta que sus ingenieros le salvaron de la presión de Hamilton. Fuente: XPB Images

El Gran Premio de Baréin siempre será especial para Pedro de la Rosa. El catalán consiguió en 2005 la vuelta rápida en el Circuito de Sakhir y desde entonces nadie ha conseguido bajar su tiempo. El piloto más rápido de Baréin ha hablado sobre su hazaña y sus años en McLaren, que no fueron fáciles debido a la presión de un joven Lewis Hamilton.

El año pasado ya se esperaba que se batiera el récord, pero no lo consiguieron, aunque De la Rosa cree que este año si lo bajaran: “En primer lugar el neumático más blando, coches que han mejorado de un año a otro y si todo va bien, hay dos zonas DRS pero más largas que en 2017 y por lógica, coches evolucionados, neumáticos más blandos, si hacen una parada más, con poco carburante, neumático muy joven”, ha contado el catalán al diario As.

De la Rosa consiguió el récord con un McLaren, al que se tuvo que subir, ya que Juan Pablo Montoya se había lesionado: “Llamé a Juan Pablo y le pregunté, oye qué te has lesionado y que puede que corra yo. El tío se empezó a reír y me dijo 'vete entrenando porque estoy hecho mierda' y se volvió a reír. Me dijo, 'cien por cien no estoy ni para esta ni para la próxima'. Así que, a partir de ahí, aunque Ron me decía que ya veremos, sabía al cien por cien que era mi carrera”, ha contado el piloto. 

De la Rosa con el McLaren de 2005. Fuente: F1
De la Rosa con el McLaren de 2005. Fuente: F1

Wurz era el piloto de reserva oficial de McLaren en 2005

En la siguiente carrera, Pedro De la Rosa volvió a ser reserva, ya que su ahora amigo, Alex Wurz, era el piloto de reserva oficial y forzó su contrato: “El problema es que Alex Wurz era el reserva por contrato, pero no cabía en el coche, yo sabía que no cabía, por eso me llamó Ron Denis. En Imola cambiaron la posición del extintor porque daba con el codo, tuvieron que rediseñar el monocasco e hizo valer su contrato. Ahora somos íntimos amigos, pero, aunque se me llevaron los demonios fue honesto por el equipo poner al piloto que lo merece por contrato”, ha contado el ex de McLaren.

Como cuenta De la Rosa, sus años en McLaren no fueron fáciles y gracias a sus ingenieros pudo correr todavía más tiempo: “Esperaban siempre hasta el último momento para la decisión. Y en 2006 corría una carrera y en la siguiente ya veríamos si yo o Hamilton, era una novela por entregas. Había muchas presiones por meter a Hamilton, pero los ingenieros me salvaron. Una vez ganó GP2, Ron Dennis quería meter ya a Hamilton, pero los ingenieros del equipo se plantan y dicen, 'queremos que sea Pedro', y ellos son los que me aseguran el volante ese final de temporada”, ha explicado el catalán.

De la Rosa con el McLaren en Baréin. Fuente: Sutton
De la Rosa con el McLaren en Baréin. Fuente: Sutton

"La gran diferencia de McLaren ahora es la consistencia en carrera"

El piloto también ha hablado de la época actual de McLaren y sus mejoras respecto a los tres años anteriores: “La gran diferencia es la consistencia en carrera, a una vuelta tampoco hay una diferencia tan grande con el año pasado. El mapa motor de Honda a una vuelta era bueno, pero en carrera tenían el mapa de supervivencia y el ritmo era muy malo, el mapa de carrera de Renault es muy competitivo. A Red Bull le pasa igual. El margen de mejora es mucho mayor que en otros equipos”, ha concluido De la Rosa.  

VAVEL Logo