Sebastian Vettel sonríe de nuevo
Sebastian Vettel. Foto: Scuderia Ferrari

Con Hamilton desahuciado de la pole position debido a la sanción impuesta tras cambiar la caja de cambios y con Ferrari mostrando un buen ritmo en todos los entrenamientos libres -también en la Q1 y Q2-, parecía bastante claro que hoy la primera posición estaba destinada bien para Raikkonen, bien para Vettel. Al final, fue el alemán el que se impuso al resto, siendo el único piloto de la parrilla en bajar del 1:28. El cuatro veces campeón del mundo empezará mañana su carrera número 200 en Fórmula 1 de la mejor manera posible. Vettel, que se subió al escalón más alto del podio en Australia, sonríe de nuevo tras ver más cerca un nuevo triunfo.

Cerca, muy cerca, estuvo su compañero finlandés, que marcó un tiempo bastante aceptable, sin bajar del mencionado 1:28 pero a tan solo 0.143 segundos de Vettel. Con el segundo puesto de Kimi, Ferrari ocupará mañana la primera línea de salida después de 6 años consecutivos con Mercedes haciéndose con la pole. Precisamente será un piloto de la escudería alemana quien intente desde el principio que los bólidos rojos no se escapen demasiado. Fue Bottas el  que registró la tercera mejor vuelta. Con semejante escenario, se entiende que  en Ferrari harán todo lo posible para asegurar la segunda victoria del año de Vettel, con Raikkonen por detrás para protegerle de los ataques del resto de pilotos.

El actual campeón del mundo, Lewis Hamilton, tiene que sumar a la cuarta plaza conseguida las cinco posiciones de sanción por lo que empezará noveno. El inglés y su equipo preperan una estrategia distinta al resto para la carrera y el número 44 utilizará primero los neumáticos blandos, mientras que el resto optará por los superblandos. Hamilton estará  por delante de Carlos Sainz, que no pudo ser más que décimo en una Q3 en la que se coló el Toro Rosso de Pierre Gasly. El piloto del filial de Red Bull mostró un buen ritmo en las tres tandas y consiguió una meritoria -también inesperada- sexta posición.

Preocupante el resultado de Mclaren, que como ya pasara en Australia, no ha sido capaz de meter a ninguno de sus dos coches en la Q3.  Fernando Alonso se tendrá que conformar con salir decimotercero tras hacer una vuelta bastante discreta. Llama la atención que los de Woking hayan quedado a más de un segundo de diferencia del coche que esta temporada monta su anterior motor Honda, Toro Rosso. Detrás de Alonso partirá Stoffel Vandoorne. 

Resultados a parte, la clasificación de hoy tuvo otra vez un episodio parecido al del anterior Gran Premio. En Melbourne fue Bottas el que perdió el control del coche para chocarse contra las barreras y perder la oportunidad de alcanzar los puestos de arriba en la clasificación el sábado y en la carrera, como se vio, el domingo. Esta vez el turno ha sido para un Max Verstappen que en la Q1 estrelló el monoplaza tras un fallo en la segunda curva del circuito. Aun así, con su tiempo le valió para entrar virtualmente en la Q2 y el holandés tendrá mucho trabajo por delante si quiere obtener un buen puñado de puntos. Su compañero de equipo, Daniel Ricciardo, acompañará a Bottas en la segunda línea de salida y tiene pinta de que estará en la lucha por el podio.

Los puntos, como se encargó de recordar Alonso hace dos semanas, se reparten los domingos. Y con todo los ingredientes cocinados en la clasificación, la carrera también promete traer un buen espéctaculo para los aficionados. Ahora, solo toca esperar a ver quién borra a quién la sonrisa mañana. 

VAVEL Logo