Sims se lleva la victoria en el festival de BMW
Alexander Sims celebra su victoria en el segundo E-Prix de Ad Diriyah 2019 | Foto:

Alexander Sims por fin ha podido subirse al podio en el primer fin de semana de ABB Fórmula E de la temporada 19/20. El piloto británico se hacía con su segunda pole de la temporada y, esta vez, conseguía llevarse la victoria en el E-Prix. Su compañero de equipo, Max Günther, realizó una gran remontada para hacerse con el segundo puesto en el festival de BMW.

Fue una carrera muy accidentada

En la segunda clasificación que vivía el circuito urbano de Ad Diriyah, la tónica fue la misma que 24 horas antes. Alexander Sims, de BMW i Andretti Motorsport. El británico marcó un tiempo final de 1:11.476. Por detrás de él, Sebastien Buemi, que parecía resarcirse de su mal inicio de temporada. El Audi de Di Grassi se colocó en tercera posición, mejorando con creces el papel durante el primer E-Prix. La nota positiva estuvo en el DS Techeetah de António Félix Da Costa, que pasó de estar en la zona media, a colocarse en sexta posición. No tan bueno ha sido el arranque de Vergne, que saldría desde la última posición, ya que tuvo que sustituir la batería. Mal papel para el debutante Nyck de Vries, que tras realizar un gran primer EPrix, en este segundo estuvo más discreto, saliendo en la cola de la parrilla.

Como dato, con esta pole de Sims, el piloto británico conseguía su tercera pole consecutiva (Las dos de Ad Diriyah y la última de la pasada temporada, en Nueva York). Hasta la fecha ningún piloto ha logrado tantas poles consecutivas en la ABB Fórmula E.

Da Costa salió con el cuchillo entre los dientes

Antes de la vuelta de formación, el Mahindra de Jerome D’Ambrosio no pudo arrancar y tuvo que abandonar el E-Prix. Tras esto, la salida del segundo E-Prix de Ad Diriyah fue limpia y sin toques. Los problemas para el actual campeón, Jean-Eric Vergne, no cesaban y tras la primera vuelta tuvo que pasar por boxes. Por la parte trasera, el Mercedes de Nyck de Vries comenzaba a escalar posiciones, pasando al piloto chino Ma Qing Hua, Müller y a Jani, para colocarse 18º. Por la parte delantera, Sims seguía liderando la carrera seguido de cerca por Buemi y su Nissan. Detrás, el DS Techeetah de Da Costa adelantó a Di Grassi, colocándose en tercera posición cuando llevaban diez minutos de carrera.

A falta de treinta y tres minutos para el final, un choque entre Da Costa y Buemi acabó con el suizo haciendo un trompo en medio de la pista, alejándole de la zona de puntos y, por supuesto, del podio. La lucha entre el piloto portugués y el brasileño seguía dando espectáculo. En un adelantamiento de Da Costa a Di Grassi, Sam Bird intentó pasar al Audi del brasileño, pero termina chocando con el Jaguar de Mitch Evans, quedando el ganador del primer E-Prix fuera. El accidente de Bird provocó que el Safety Car hiciera acto de presencia. Por su parte, Mitch Evans tuvo que pasar por boxes para cambiar los neumáticos tras el chocque con el Envision Virgin Racing de Sam Bird.

Momento preio al arranque del E-Prix | Foto: @FIAFormulaE
Momento preio al arranque del E-Prix | Foto: @FIAFormulaE

Vergne no levantó cabeza

Tras retirar el monoplaza de Sam Bird, el Safety Car abandonó el circuito y comenzaba una carrera totalmente nueva, a falta de 22 minutos para el final. Tras la reanudación un choque entre Max Günther y Da Costa, acabó con el BMW sin una de las protecciones de las ruedas delanteras. Tras esta colisión, el control de la carrera sancionó a Da Costa con un Drive Trough. A esta sanción habría que sumarle una de diez segundos a Sebastien Buemi. La desgracia no abandonaría a Envision Virgin Racing, ya que Robin Frijns se quedó parado en medio de la trazada tras perder la tracción y tuvo que abandonar. El Safety Car tuvo que volver a salir a pista mientras retiraban el Virgin de Frijns. Felipe Massa fue sancionado con un Dirve Trough tras una salida falsa después del primer Safety Car. El coche de seguridad abandonó la pista a falta de diez minutos para el final. Pero la reanudación apenas duró cinco segundos, ya que las banderas amarillas, en todo el circuito, volvieron a hacer acto de presencia, por la retirada del monoplaza de Frijns. Con la segunda reanudación en minutos, Sims seguía liderando el E-Prix con solvencia. El Mercedes de Vandoorne siguió escalando posiciones hasta colocarse en el podio, pero duraría poco ya que Lucas Di Grassi le adelantó.

Un E-Prix con muchas sanciones

A falta de siete minutos, el control de carrera sancionó con un Drive Trough al Jaguar de Mitch Evans, que se quedaba en la última posición. Por delante, la pelea estaba entre Di Grassi y Günther por la segunda posición. A esta lucha se les fueron sumando el Mercedes de Vandoorne y el Venturi de Mortara. Alexander Sims seguía controlando la carrera, perseguido de su compañero de equipo. La victoria final iba a ser para el piloto británico de BMW. La alegría de los americanos se iba a ver aumentada al cruzar Max Günther la línea de meta en segunda posición, consiguiendo un doblete histórico para la marca. BMW ha sido la gran vencedora del primer fin de semana de competición.

Ma Qing Hua a bordo de su NIO 333 | Foto: NIO 333 FE TEAM
Ma Qing Hua a bordo de su NIO 333 | Foto: NIO 333 FE TEAM

Cabe destacar el gran papel realizado por la escudería asiática NIO 333. Oliver Turvey consiguió terminar el E-Prix en octava posición, sumando de esta manera los primeros puntos para la escudería. Por su parte, el piloto chino Ma Qing Hua, se vio enzarzado en la pelea por los últimos puestos. Buena actuación también de Audi Sport ABT Schaeffler Formula E Team, que tras un inicio un tanto gris, en este segundo E-Prix han terminado en tercera posición, Lucas Di Grassi, y en novena posición, Daniel Abt.

Mercedes y Porsche, discretos

Si Mercedes y Porsche celebraban, tras el primer, E-Prix, sus buenas actuaciones, acabando ambas escuderías en el podio; en este segundo asalto al circuito urbano de Ad Diriyah, ambas escuderías han tenido una actuación más discreta que la anterior. Las flechas plateadas han puesto al monoplaza de Stoffel Vandoorme cerca del podio, acabando en cuarta posición. Nyck de Vries, que partía desde la zona trasera de la parrilla, realizó una gran remontada y terminó en octava posición. Porsche, por su parte, terminó con André Lotterer en sexta posición y con Jani en decimoséptima posición.

Tras la emoción de este E-Prix doble de Ad Diriyah, la ABB Fórmula E tendrá un parón hasta el 18 de enero, cuando la emoción de los monoplazas eléctricos se traslade al circuito urbano de Santiago de Chile.

VAVEL Logo