Becoming 33, la trayectoria deportiva de Brad Binder
Cartel del documental Becoming 33, disponible en RedBull.com | FOTO: redbull 

Brad Binder se ha convertido en uno de los pilotos revelación de esta temporada. Ha cosechado el premio de ‘Rookie del año’ en uno de los años mas complicado para el mundial de motociclismo. Por ello, nos hemos puesto cómodos para repasar la carrera deportiva del piloto de KTM a través del documental que lanzó el canal de Red Bull el 5 de noviembre. Un emocionante recorrido que comienza desde su casa en Sudáfrica junto con su familia y su mayor confidente y amigo, su hermano y también piloto de Moto2 Darryn Binder.

Los inicios

El primer contacto con el motor sport para Brad Binder fue a través de los Karts. Su padre le regaló un pequeño Kart con el que iban a rodar a un Karting cerca de su casa. Con 10 años saltó a las dos ruedas en la tierra. El motocross fue otro de sus hobbies antes de pasar, pocos años mas tarde, a las motos de velocidad. Empezó a competir en categorías de velocidad de campeonatos nacionales.

Red Bull Rookies Cup

Los inicios de su carrera profesional comienzan en la Red Bull Rookies Cup con solo 12 años. Allí estuvo 3 años, en los cuales su familia tuvo que afrontar muchos sacrificios ya que competir desde Sudáfrica era bastante difícil. “No fui el mas rápido enseguida pero sí que siempre me esforcé para estar delante”, cuenta Brad Binder.

En el documental se muestra la gran relación que tiene Brad con su familia y lo apegado que está a su hogar. Su hermano, Darryn Binder, es además su mejor amigo. Ambos comparten la pasión por el motociclismo y sus metas y sueños van parejos, lo que hace que se apoyen el uno en el otro en muchos aspectos. Darryn Binder; “Mi hermano es muy constante y exacto. Cuando se pone cabezota, nadie lo detiene”.

Trayectoria en Moto3

Aki Ajo lo contrató en su segundo año en el mundial. Fue entonces cuando se forjó la relación Brad y KTM. Fue un primer año un poco difícil, la temporada 2015 comenzó peor de como acabó, cuando Binder se hizo con la moto. “Es muy típico en Brad que al principio le cueste un poco, pero nunca se da por vencido” – Aki Ajo, Dueño del equipo Red Bull KTM Ajo Motorsport.

Otra de las escenas mas emotivas que se muestran en el documental es su primera victoria en el mundial, cuando salía de tan atrás. Y, como no, su título de campeón del mundo de la categoría pequeña en 2016“Ganar el campeonato del mundo de moto3 ha sido uno de los mayores logros de mi carrera hasta ahora”, admite Binder.

Además de haber demostrado ser un gran deportista, todos recalcan la humildad del piloto, que nunca se ha creído una súper estrella ni ha alardeado de los éxitos conseguidos. Steve Day, comentarista de la señal internacional de MotoGP señalaba; “Probablemente sea el piloto más accesible que he conocido en el Padock de MotoGP ”. 

El desafío de Moto2

El salto a esta categoría vino acompañado de una lesión en el brazo, por lo que no tuvo un gran inicio de temporada. Pero remató su final haciendo 3 podios.

“2018 no salió como planteamos en absoluto, sufrí mucho, estuve batallando todo el año”admite Brad sobre su segundo año en Moto2.

Otra de las grandes secuencias del largometraje se da en Sachsenring 2019, donde ganó su primera carrera en Moto2. La temporada 2019, ha sido uno de los grandes talones de Aquiles del sudafricano, ya que obviando el desastroso inicio en el que no conseguían adaptarse a la moto, la segunda parte de la temporada fue casi perfecta, acabando en el podio prácticamente todas las carreras. El de KTM acabó segundo del mundial. 

Salto a MotoGP:  “Empezó el sueño”

Cuando a Brad le dicen que subiría a MotoGP en 2020 a penas podía creerlo, estaba cumpliendo el sueño de su vida. “Sería raro para mí. Crecí viendo a Valentino Rossi cada fin de semana. Antes de saber que era esta categoría, ya estaba adelantando a Valentino. Voy a estar al lado de una eminencia – me decía a mí mismo”.

La forma en la que Brad ha llegado a la categoría de máxima exigencia, paso a paso y sin prisas, sirve de ejemplo para Aki Ajo, CEO de KTM. “No se apresuró para llegar a MotoGP, va a tener un gran futuro”, afirmaba.

Entre los innumerables cambios que notó de la moto de Moto2 y la de MotoGP fue su dorsal. Darryn Binder: “Brad no tiene el 41 por Aleix Espargaró. Fue su novia la que eligió el 33 porque parecen las dos letras; BB”.  Pero lo que no ha cambiado a penas del paso de una categoría a otra ha sido su ambiente dentro del box. “KTM me acompaña desde el principio. Son como una familia. Casi siempre ha sido el mismo equipo desde comencé hasta ahora” – afirma Brad, que se siente además muy feliz de la relación tan estrecha que ha forjado con la escudería austriaca.

Año debut con victoria incluida.

El inicio del 2020 vino marcado con la pandemia mundial que provocó que se suspendieran las primeras carreras de la temporada, y con ello que se retrasara el momento de competir con la MotoGP. “Cuando estaba en la habitación del hotel en Qatar y leí que cancelaban el Gran Premio no me lo podía creer. Estaba confundido. Hicimos la prueba, estaba todo listo”, explicaba Binder. Este inicio truncado de la temporada y el consecuente confinamiento lo pasó en Austria, en el centro de alto rendimiento de Red Bull, allí fue donde se preparó para su primera carrera de MotoGP.

La primera carrera en Jerez es una de las escenas mas elocuentes del largometraje. Donde se muestran la reacciones de sus padres viendo la carrera, después de haber hecho un gran fin de semana. “En el primer contacto con la moto en Jerez ya me di cuenta de lo competitiva que era la moto. En FP2 fui tercero, Era increíble”, contaba el piloto.

Y el final se centra en su primera victoria en Brno. Era la tercera carrera para él en la categoría reina cuando logró la primera victoria, que también sería la de KTM en MotoGP. “Es extraño cuando sabes que todo se reduce a tu desempeño, puedes ganar y queda en uno no perder la oportunidad. Es duro. Es más difícil eso que seguir a alguien durante todo la carrera y pasarlo en la última vuelta”, decía. Los segundos antes de cruzar meta; “Recuerdo haber pensado: Increíble, estoy a punto de ganar en MotoGP, esto es una locura”.

VAVEL Logo