Jóvenes al poder en 2015
Borna Coric en Wimbledon 2014.

Unos vienen y otros se van. Esta es una ley de vida que se cumple a todos los niveles, incluidos el tenis. Tras la irrupción en el circuito de jóvenes adolescentes como Nadal, Djokovic, Murray o Tsonga en la primera década del siglo, ha existido un paréntesis en el que han sido pocos los jugadores jóvenes capaces de ilusionar a los grandes aficionados. Decepciones como Tomic o Harrison, solo se han visto contrarrestadas por una progresión lenta pero segura de Grigor Dimitrov.

El futuro del tenis ya está aquí

Pero 2015 puede suponer el punto de partida para una nueva hornada de jóvenes talentos, que buscarán asentarse en el circuito y ganar experiencia, para ir escalando posiciones poco a poco. Estos son algunos de los hombres que aspiran a revolucionar el panorama tenístico actual:

Alexander Zverev (17 años): El alemán de origen checo saltó a la fama en pleno verano de 2014, cuando en el torneo de Hamburgo se plantó en semifinales tras derrotar a Haase, Youzhny, Giraldo y Kamke, batiendo récords de precocidad en lo que a partidos ganados en torneos ATP se refiere. Solo David Ferrer pudo frenar el ímpetu de un joven que mostró grandes destellos de talento. Hermano del tenista Mischa Zverev, con quien mantuvo un morboso duelo en el torneo de Houston de este 2014, Alexander se postula como uno de los jugadores con mayor futuro del circuito. En este 2014 fue capaz de ganar el Challenger de Braunschweig y acabar la temporada en el puesto 134. Habrá que estar muy atentos a la progresión del jugador alemán en el 2015, que aspira a disputar el cuadro final de un Grand Slam por primera vez en su carrera.

El aussie necesita aumentar la potencia en sus golpes

Thanasi Kokkinakis (18 años): Este joven australiano desborda talento en todos sus golpes. Con 1,96 metros de altura y una gran variedad en su juego, sus condiciones parecen idóneas para convertirse en un gran jugador. En 2014 se dio a conocer al mundo en su enfrentamiento con Nadal en 2º ronda del Open de Australia. No obstante, parece costarle por el momento desplegar su mejor tenis fuera de su entorno. Si logra imprimir más potencia a sus golpes y mantener el nivel que mostró en los compases finales del año, especialmente en el Máster 1000 de Shangai donde cayó frente a Feliciano López, puede ser un jugador peligroso. Actualmente ocupa la posición 149 del ránking.

Borna Coric (18 años): Este prodigio del tenis croata, hace gala de una movilidad frenética y una actitud competitiva sin parangón. Ganador del Challenger de Izmir (Turquía) y con buenos resultados en otros torneos de esta categoría, Coric se dio a conocer en el torneo de Basilea, donde alcanzó las semifinales tras derrotar a Gulbis, Golubev y a un tal Rafael Nadal. Su eclosión en la última fase del año, le convierte en objetivos de los focos durante el primer tramo de 2015. Siendo el 95 del mundo, Coric aspira a escalar puestos y consolidarse entre la élite del circuito.

Talento y descaro se citan en este espigado jugador australiano

Nick Kyrgios (19 años): Desparpajo y descaro alcanzan su máxima expresión en este desgarbado jugador australiano de origen griego, que dejó boquiabierto al mundo en Wimbledon. Un nivel de tenis estelar durante el torneo londinense, le catapultó a cuartos de final, tras derrotar a jugadores como Gasquet y Nadal. Su juego agresivo apoyado en un gran saque y una espectacular derecha, le hacen ser temible en superficies rápidas. Asentado en el puesto 50 del ránking, esta debiera ser la temporada en la que amenace "el poder establecido". Potencial para ello tiene.

Kyrgios en Wimbledon
Kyrgios en Wimbledon 2014

Thiem es un diamante en bruto que está siendo pulido por Gunter Bresnik

Dominique Thiem (21 años): El discípulo de uno de los entrenadores mejor valorados en el circuito, como es Gunter Bresnik, alcanzó una progresión muy notable durante el 2014. Haciendo gala de un juego polivalente y seguro desde el fondo de pista, y con un revés a una mano tan plástico como efectivo, el austriaco logró buenos resultados como una 4ª ronda en el Us Open, Másters 1000 de Madrid (donde venció a Wawrinka) e Indian Wells, y ser finalista del torneo austriaco de Kitzbuhel. Situado en el puesto 39 del ránking ATP, Thiem parece ostentar tenis en su raqueta para seguir avanzando, sin prisa pero sin pausa.

Su limitada altura puede suponer un freno en su progresión

Diego Schwartzman (22 años): Vencedor en cuatro torneos Challenger en 2014, culminando el año por la puerta grande al hacerse con el ATP Challenger Tour Final, este argentino de 1,70 metros de altura, se desplaza por la pista como alma que lleva el diablo, sometiendo a sus rivales en una maraña de golpes liftados y con muy pocos errores. Prototipo de jugador sobre arcilla, Schwartzman puede acusar su baja estatura en su intento por acceder a la cumbre del tenis, ya que su saque no resulta un arma especialmente temible. Sin embargo, la progresión del bonaerense ha sido espectacular, terminando el año como 60 del mundo.

Jóvenes promesas del tenis español

Es preciso asumir que una generación como la que aún hoy representa a nuestro país en las pistas de todo el mundo, se antoja casi irrepetible. No obstante, es preciso valorar y mucho el trabajo que se está haciendo con los más jóvenes, y que poco a poco está dando sus frutos. Dos de los nombres de referencia del futuro a corto y medio plazo en el tenis español son:

Pablo Carreño (23 años): No está siendo fácil para el gijonés, dar el salto de calidad que supone pasar de los torneos Challenger a los ATP. Siendo toda una referencia en los Challenger al sumar un total de 9 en toda su carrera (3 de ellos en 2014), Carreño no acaba de desplegar su mejor tenis en eventos de mayor calado. Especialista en tierra batida, ha experimentado cierta mejora en otras superficies. El joven asturiano no tiene prisa; dilata su presencia en Challenger, lo que le permite ganar puntos y confianza, pero en este 2015 ha de intentar hacerse más habitual en torneos ATP y con resultados más regulares. Tenis tiene para ello tiene, y su ránking actual (49 del mundo) le da acceso a los mejores torneos.

Pablo Carreño golpea un revés en el Conde de Godó

Su objetivo es entrar en el Top100 en 2015

Roberto Carballés (21 años): Su gran progresión en torneos Future y Challenger, han situado a este joven granadino en el puesto 165 del ránking ATP. Subcampeón de España tras caer en la final ante Daniel Muñoz de la Nava, el andaluz afronta 2015 como un año clave en su progresión como jugador, en el que buscará entrar en el top100 mundial. Llegó a ser octavo en el ránking mundial junior, lo que le ha granjeado importantes apoyos de patrocinadores. Especialista en tierra batida, su torneo favorito es Roland Garros, en el que venció en su etapa junior en dobles. Coraje y talento se dan cita en este joven que ve con ilusión el año 2015.

VAVEL Logo