Verdasco vuelve a tirar de épica para doblegar a Edmund
Fernando Verdasco en acción durante su partido de hoy ante Kyle Edmund. Foto: gettyimages.es

Verdasco vuelve a tirar de épica para doblegar a Edmund

El madrileño accedió a la tercera ronda de Wimbledon, tercer Grand Slam del año, pero lo hizo con mucho sufrimiento al verse obligado a remontar dos sets a cero ante el número uno británico, Kyle Edmund, en el segundo turno de la pista central. Tras tres horas y 42 minutos de juego, Verdasco fue capaz de superar una desventaja de dos sets a cero y 3-0 abajo también en el tercero para terminar ganando por 4-6 4-6 7-6(2) 6-3 y 6-4 a un Edmund con aparentes problemas físicos desde mediados del tercer set. El italiano Thomas Fabbiano será su próximo rival.

manugarci
Manuel García

Kyle Edmund va a acabar teniendo pesadillas con Fernando Verdasco. El número uno británico, que está comenzando a notar la elevada presión que se siente cada vez que juega en casa, algo que también sufrió en sus carnes Andy Murray, volvió a verse remontado por el madrileño en otro encuentro que no supo cerrar a tiempo. Al igual que en el reciente Masters 1000 de Roma, donde remontó una desventaja de 6-4 y 4-1, Verdasco volvió a demostrar que cuando está totalmente focalizado en su juego, es capaz de realizar gestas asombrosas. Esta vez le tocó la más difícil todavía.

En la pista central del All England Club de Wimbledon, ante el ídolo local y con un marcador en contra de 6-4 6-4 y 3-0. Con todo perdido, Verdasco se levantó a lo grande para ganar los tres siguiente sets por 7-6(2) 6-3 y 6-4 y sacar su billete para la tercera ronda. A mediados del tercer set, Edmund sufrió una caída en la que se hizo daño en su pierna derecha, viendo mermado su rendimiento de forma notable, aunque hay que decir que, en ese momento, ya había perdido el 'break' que llevaba de ventaja en ese set. 

Verdasco dio completamente la vuelta a los números para terminar con 55 winners por 36 errores no forzados. Edmund fue claramente a menos con 40 y 48, respectivamente

Hasta ese momento, el británico se había mantenido más fuerte a nivel mental en un choque con muchos altos y bajos por parte de ambos jugadores. En las dos primeras mangas, Verdasco siempre fue el primero en tener su oportunidad pero una serie de malas decisiones por su parte en momentos de presión y las buenas contras que soltaba Edmund permitieron al británico hacerse con las dos primeras mangas por idéntico resultado, 6-4. Ambos sets se dilucidaron en el décimo juego y con el servicio de Verdasco, al que la presión parecía superarlo cuando se acercaba el tramo decisivo de cada parcial. 

Especialmente duro resultó el último punto del segundo set, con un globo de Edmund que el madrileño decidió dejar pasar pensando que se marcharía fuera. La bola terminó cayendo dentro de pista y Verdasco decía adiós también al segundo set.

Un juego y una caída que lo cambian todo

Ese punto estuvo a punto de enterrar anímicamente al español, que comenzó bastante desconectado el tercer parcial. Edmund volvió a quebrar su servicio y se veía con una ventaja aparentemente suficiente de dos sets a cero y 3-0 a su favor. El británico lo tenía en su mano, pero también lo tuvo en Roma. Allí, con 6-4 y 4-1 de ventaja, cedió diez juegos consecutivos y sus opciones se fueron al traste. Enseguida se pudo comprobar que eso todavía seguía en la cabeza de Edmund, que regaló, literalmente, su servicio en el quinto juego y, además, desperdiciando un 40-0

De repente, Verdasco se veía con opciones de continuar peleando por un partido que hasta hace unos minutos parecía haber abandonado. Sin embargo, el madrileño no terminaba de encontrarse cómodo y volvió a tener problemas con su servicio. Ese fue el instante en el que el rumbo viró totalmente hacia su lado. Con 4-3 y 15-30 por delante, Edmund buscaba de nuevo un 'break' que lo situara al borde de la victoria. Pero en ese punto, el británico perdió el equilibrio, algo muy frecuente en una superficie tan deslizante como la hierba, haciéndose daño en la pierna derecha. Desde entonces, su movilidad no volvió a ser la misma. Ya antes de eso había mostrado algo de inseguridad, cediendo su ventaja un par de juegos antes, pero a partir de ahí, sus opciones de triunfo cayeron en picado. Verdasco por fin se lo comenzó a creer y alargó el partido tras llevarse el 'tie-break' del tercero por un contundente 7-2. 

Verdasco no da opción a Edmund

La concentración, o la falta de ella, siempre había su gran enemiga, pero en esta ocasión, Verdasco no la perdió. Dados los evidentes problemas físicos y también a nivel mental de su rival, el español sabía que, simplemente, jugando con cabeza sería suficiente para lograr la remontada. Edmund estaba muerto. Su oportunidad de ganar el choque ya había pasado y ahora sólo podía esperar un error por parte de su rival. Pero éste no llegó y tras casi tres horas y tres cuartos de juego, Verdasco pudo completar la heroica. El madrileño terminó el trabajo ganando por 6-3 y 6-4 los dos siguientes sets dándose una oportunidad de oro de hacer algo importante en el tercer Grand Slam del año. Un partido, el de hoy, que deja claro lo volátil que puede ser este deporte. Por mucha ventaja que uno tenga, nada es definitivo hasta que no se consigue el último punto. Kyle Edmund podrá dar fe de ello. Mientras que el tenis británico sigue añorando la figura de Andy Murray, Verdasco querrá agrandar la suya. Su próximo rival será el italiano Thomas Fabbiano, 89 del mundo y que, tras inclinar a Stefanos Tsitsipas en la primera ronda, hoy ha hecho lo propio ante el gigante Ivo Karlovic, encuentro que también se ha ido a las cinco mangas. 

VAVEL Logo