El gladiador del tenis
Rafael Nadal en el Masters 1000 París 2019. Fuente: Zimbiio

Todavía está fresco en la memoria el gran partido que disputaron en la final del Abierto Estadounidense Rafael Nadal y Daniil Medvedev. Aquel épico juego cayó al final al lado del manacorí. Se vuelven a enfrentar en una situación de urgencia por ganar. Ambos perdieron en su debut en las finales de la ATP en sets corridos, lo que los condiciona a ganar para continuar con posibilidades de pasar a la siguiente ronda. El historial a favor de Rafa 2-0.

Inició el partido con el servicio de Nadal, que intentó en dos ocasiones con éxito acortar los puntos subiendo a la red. Mantuvo su servicio sin problemas, y Daniil hizo lo propio sin dar chances de quiebre. Así se desarrolló la primera manga, Rafa intentando sobre el revés del ruso, jugando en ocasiones muy atrás de la línea de base. No tiene la explosividad acostumbrada, la reacción para contrarrestar los ataques. Será la superficie, o que la lesión abdominal no está recuperada del todo. Medvedev con sus potentes servicios, tratando de pegar de derecha la mayoría de los tiros. Con el marcador igualado a tres, Nadal tuvo el primer punto de rompimiento en contra, que pudo solventar y ganar su saque. Sin nada para nadie llegamos a la muerte súbita. El toro español sirvió primero y el ruso ganó el punto. Rafa inmediatamente ganó emparejó las acciones y se puso adelante 3-2. En este momento algo pasó, entre errores no forzados del español y aciertos del ruso, Daniil ganó cinco puntos seguidos para adueñarse del primer set, 7-3. En 54 minutos, se hizo de la primera manga.

Dominante con su servicio, Medvedev tuvo siete servicios ace, ninguna doble falta. Ganó un altísimo 87% de su primer servicio, y 75% del segundo servicio.16 tiros ganadores por 8 errores no forzados.

La segunda manga inició con el saque del moscovita, que perdió un poco la concentración y el manacorí obtuvo el primer punto de quiebre, lo consiguió para irse adelante. Fue capaz de mantener su servicio y poner el marcador 2-0 a su favor. La tónica del primer set similar en el segundo, Daniil con gran servicio, jugando agresivo desde la línea de fondo. Rafa defendiendo con slice de revés, en ocasiones tirando corto y pasando a Medvedev al subir a la red. Nadal sirve más al revés del ruso, sobre todo en el lado de las ventajas, consiguiendo sacarlo y en ocasiones a la "T".

El ruso combinando muy bien sus potentes servicios en ambos lados. En el séptimo juego, Rafa hizo un lujo. El ruso ejecuta una dejada al revés de Nadal, sube a la red parecía que tiraría recto y sin mirar devuelve cruzado corto, dejando parado a Daniil. Pero con otro servicio Ace, el duodécimo en ese momento ganó el juego para poner el marcador 4-3 a favor del español. En el noveno juego, Nadal encontró dos puntos de rompimiento, no pudo conseguir el primero y en el segundo Medvedev realizó gran saque abierto para igualar las acciones. La primera doble falta del juego por parte del ruso le dio el tercer chance para Rafa, y con un error no forzado de derecha que se fue ancha, Nadal ganaba el segundo set 6-3. En el primer set Rafa tuvo 12 tiros ganadores por 6 errores no forzados. En el segundo seis ganadores y sólo tres errores. Nada para nadie, y nos vamos al tercero y definitivo.

Rafa al saque, tratando de hacer correr de lado a lado al ruso, que se defendía de buena forma. Tuvo el ruso oportunidad de quiebre, y Nadal pega de slice de revés y la pelota se va ancha, adelanta Daniil en el set definitivo 1-0 a su favor. Los gritos de la grada eran de apoyo para el español, ¡Rafa, Rafa! Tuvo chance de quiebre el español, pero su derecha se fue fuera por la línea de base. Se escapó Medvedev y con otro servicio Ace confirma el rompimiento, 2-0. En el tercer juego de nuevo complicaciones para Nadal en el saque, enfrenta punto de break, sube a la red, volea de derecha corto pero queda muy alta, el moscovita llega a la carrera y lo pasa de revés cruzado. Se va adelante 3-0 en el set definitivo. Se ve cuesta arriba para Rafa. Daniil no quiere dejar la ventaja, y continúa con servicios potentes, sube a la red y con un remate poco ortodoxo mantiene su saque. Ahora 4-0. Se ve cansado al español. El público aplaude, le apoya. La derecha de Nadal no hace daño, se vuelve imprecisa y también falla de revés.

En juego muy largo, de más de siete minutos Rafa se quita el cero. Se va al descanso 1-4. Y Medvedev está firme en el saque, pone contra las cuerdas al español al mantener su saque para poner el marcador 5-1. Nadal enfrenta el sexto punto de rompimiento y punto para partido; con una dejada de revés lo salva y es capaz de mantener su servicio.

Y Rafa obró el milagro

Todo en manos del ruso, 5-2 a su favor y su saque para terminar el partido. Pero le tiembla la mano al moscovita, sube a la red y deja la volea corta, Rafa llega a la carrera y lo pasa. Punto de rompimiento para Nadal, sube de nuevo Daniil a la red, volea y sale la bola por la línea de base. Sobrevive el manacorí, el marcador ahora indica 3-5. ¡Vamos Rafa!, el público no para de apoyar al español. Aumentan los errores no forzados del ruso y el rey de la arcilla mantiene su saque, del 1-5 ahora está 4-5.

Y los nervios se apoderan del ruso, Rafa se quita toda la presión y encuentra tres puntos de rompimiento, no consigue los dos primeros, en el tercero se le ocurre a Medvedev subir a la red, volea de revés y Nadal contraataca de revés, no puede Daniil con la devolución y pierde su servicio. Lo hace de nuevo Rafa, 5-5 el marcador. Se empieza a meter con el público el ruso, sonrisas irónicas, y Nadal en lo suyo, concentrado y mantiene su saque, se va arriba por primera vez en este set, 6-5. Ahora debe mantener su saque el moscovita para no perder el juego. Del 0-30, hilvana cuatro primeros servicios para emparejar las cosas. Este juego se resuelve en tie-break.

Muy pareja la segunda muerte súbita. Rafa arrinconando con su derecha a Daniil en su revés, y el ruso no para de sacar de gran forma. 3-3 y cambio de lado. Pero Nadal encuentra la forma, y se pone 6-3 a su favor. Y no la desaprovecha, la pelota de Medvedev se va ancha. Rafael Nadal prevalece en dos horas y 46 minutos. 6-7 (3), 6-3, 7-6 (4). El Gran Campeón español lo vuelve a hacer, dejó todo en la cancha. Nuevamente Rafael Nadal demuestra que la fuerza mental que tiene es única.

 

VAVEL Logo