Nadal triunfa y España grita campeón por sexta vez en la Davis
El equipo español  durante la Copa Davis 2019. Fuente: Zimbio

Con un formato nuevo se realizó la Copa Davis en Madrid.

Asemejando al mundial de fútbol, primero se disputaron encuentros en grupos y después en eliminación directa. En las semifinales España venció a Gran Bretaña y Canadá le ganó sorpresivamente a Rusia. En una final inédita, España en la búsqueda de su sexta ensaladera de plata, siendo en Sevilla en 2011 la última vez que la ganaron derrotando a Argentina. Canadá en cambio, llegaba por primera ocasión a una final jugando toda la ruta solamente con dos jugadores: Shapovalov y Pospisil.

El primer partido de la gran final fue entre Roberto Bautista-Agut y Felix Auger-Aliasimme que había estado lesionado por lo que no pudo participar durante la semana. Bautista-Agut con el reciente fallecimiento de su padre, dejó la concentración, viajó a Castellón y regresó a ponerse a las órdenes  del capitán Sergi Bruguera, quien le dio toda la confianza y lo eligió para disputar el primer punto. El castelonés saltó a la cancha y empezó a  desarrollar muy buen tenis. Trabado fue el desarrollo del primer set, y terminó definiéndose en muerte súbita. Roberto se encontró abajo 2-3, pero fue capaz de hilvanar cinco puntos consecutivos y ganar por 7-6 (3).  Para la segunda manga fue capaz de romper el servicio de Félix temprano e irse adelante 3-0. Ventaja que ya no perdió, con el marcador 5-4 fue capaz de mantener su servicio y ganar el segundo set 6-4. En una hora y 49 minutos el primer punto ya tenía dueño, los españoles adelante. La caja mágica gritaba al final del partido al unísono “Roberto, Roberto”. Al final declaró “Estoy muy contento por la victoria. Después de una semana tan complicada. Creo que para salir de ahí hay que dar la cara y dar un paso adelante. Todo eran adversidades y me he sabido sobreponer”.

Así, el número uno del mundo arribaba a la cancha central: Rafael Nadal que en la semana había ganado los ocho partidos que había disputado, buscaba su quinta victoria en singles. Su oponente el joven  Denis Shapovalov. La serie entre ambos está a favor del canadiense por dos a uno. El manacorí inició al saque que ganó sin problemas, no así el canadiense que aunque tuvo puntos de rompimiento se las ingenió para no perder su servicio en los dos primeros turnos. En el sexto juego del set el toro español consiguió el quiebre para ponerse arriba 4-2. Mantuvo su servicio en dos ocasiones más para ganar el primer set 6-3 en tan sólo 35 minutos.

Para la segunda manga el saque correspondió a Shapovalov, que subió su nivel comparando con el primero. Cada jugador desplegaba sus mejores golpes, sus derechas sin duda con lo que el marcador permaneció igualado a 6-6, lo que obligó la definición en tie-break El trámite de la muerte súbita fue muy similar al desarrollado en el set. Rafa se adelantó 5-4 y tenía dos servicios para sellar el triunfo; en el primero ejecutó un saque Ace, quedando a un punto de la victoria. Pero el canadiense salvó los puntos y pudo emparejar nuevamente a seis por bando. Tuvo Denis punto de set a favor 6-7 pero con una derecha Nadal igualó el marcador a siete. Y en el tercer punto para campeonato Rafa lo hizo de nuevo. Shapovalov sirve abierto a la derecha de Rafa, quien le devuelve cruzado, el canadiense a la carrera pega de derecha recta y la bola se queda en la malla. Nadal cae al piso y todo el equipo de la “Armada” llega para abrazarle y celebrar. De las seis ensaladeras de plata que ha ganado España, en cinco de ellas ha estado presente el manacorí.

Con la humildad que lo caracteriza, Rafa comentó “Semana increíble en todos los sentidos. Nos ha pasado de todo. La persona vital ha sido Roberto Bautista. Es un ejemplo para el resto de mi vida. Yo he ganado los ocho partidos pero con la mano en el corazón, esto es de todo el equipo. Hemos aguantado pero jugar tantos partidos seguidos tiene un riesgo, solo puedo agradecer a la afición porque esto es inolvidable para todos”.

Rafael Nadal sigue engrandeciendo su historia. La última vez que perdió un partido de individuales en Copa Davis fue en 2004, contra Jiri Novak en sets corridos. Fue el primer punto de la serie que jugaron en contra de República Checa. Rafa iba de sustituto con tan sólo 17 años de edad. Jugó por las ausencias de Moya y Ferrero. Y le tocó jugar el punto decisivo, el quinto de esa serie en contra del local Stepanek y Nadak lo hizo, le ganó. Así inició una seguidilla de victorias en individuales, contando el triunfo del día de hoy contabiliza 29 y contando. ¡Toda una locura! Han sido 21 series en que no ha conocido la derrota. La historia del tenis español se escribe con la zurda de Nadal.

VAVEL Logo