Chicago Bulls
Chicago Bulls
Basketball Team
Basketball

Chicago Bulls

1966 Chicago


Los Chicago Bulls, en español conocidos como los Toros de Chicago, son un equipo profesional de baloncesto que milita en Estados Unidos y compite en la National Basketball Asociation (NBA). Pertenecen a la conferencia este de la división central y su sede está en Illinois, Chicago, USA. Este equipo vio la luz en el año de 1966 y fue la tercera franquicia formada en Chicago. Son popularmente reconocidos por haber sido casa del que se considera el mejor basquetbolista de la historia, Michael Jordan.

La fundación

Los Chicago Bulls comenzaron su historia el 16 de enero de 1966. Su historia se remonta a dos equipos pertenecientes a los estados de Chicago que no tuvieron mucho éxito como fueron los Chicago Stags (Los Ciervos de Chicago), uno de los equipos que estaban vigentes en la Asociación de Básquetbol Americana, una de las ligas predecesoras de la NBA. A principios de la década de los 50, los Stags ya estaban en la NBA, pero decidieron ya no continuar en la liga.

Poco más de una década tuvo que pasar para que los chicanos tuvieran un equipo de basquetbol profesional, y fue en 1961 cuando llegaron los Chicago Packers, sin embargo, los fracasos provocarían que se cambiarán de nombre y de sede (se llamaron Baltimore Zephyrs)

Chicago necesitaba una nueva quinteta en la NBA y fue que en 1966 cuando los Chicago Bulls nacieron gracias a Dick Klein, ex jugador y empresario. Su nombre fue inspirado para dar referencia al poder y fuerza de una ciudad cuya base era el empaque de carnes. Otras opciones de nombres eran los Matadors o Toreadors, pero fueron descartados por uno más corto.

El logo

El característico logo de los Bulls fue creado por Dean Wessel, y según su creador, Wessel nunca recibió un centavo por su trabajo, a cambio había recibido entradas gratuitas del fundador de los Bulls. Así nació uno de los logotipos más emblemáticos de la NBA y del deporte. La cara del toro, con cuernos llenos de sangre y el sobrenombre como refuerzo en tonalidades rojas, negras y blancas. Dichos colores también son usados para la indumentaria de los Chicago Bulls.

 

Los estadios

Inicialmente, la primera casa de los Bulls fue el International Amphitheatre, un recinto pequeño que albergaba 9 mil espectadores y fue demolido en 1999. Posteriormente, los Bulls se mudarían al Chicago Stadium, un famoso pabellón deportivo cuya sede estaba en Illinois y también albergó partidos de hockey. Fue sede del primer juego de All Stars de la NFL y también fue sede de varios conciertos y eventos políticos. Después de 66 años fue demolido.

El 18 de agosto de 1994, el United Center fue inaugurado y pasó a ser la casa de los Chicago Bulls y de los Chicago Blackhawks de la NHL. Tiene una capacidad para un poco más de 21 mil espectadores y en la parte este de su exterior, se encuentra una famosa estatua del emblemático jugador de los Bulls, Michael Jordan.

 

Los primeros años, años complicados

En su primera temporada, con un récord de 33 victorias y 48 derrotas, los Bulls se clasificaron a los playoffs, siendo el único equipo en hacerlo en su temporada inaugural. Sin embargo, fue una década complicada ya que sólo pudieron clasificarse a dichas instancias en dos ocasiones.

Para los años 70, los Bulls se caracterizaban por ser un equipo rudo, en sus filas estaban jugadores como Jerry Sloan, Bob Love y Chet Walker, Norm Van Lier, Clifford Ray y Tom Boerwinkle. No obstante, en esa década, los Bulls consiguieron un título de división sin lograr alcanzar las finales de la NBA. A finales de esa década y a principios de los 80, el equipo comenzaba a tocar fondo ya que sólo lograron clasificarse para los playoffs sólo una vez en siete temporadas, sin embargo, todo cambiaría en 1984.

A mediados de 1984, los Bulls tendrían en bandeja de plata la posibilidad de tener a Michael Jordan. Jerry Reinsdorf, nuevo propietario de los Bulls junto a Jerry Krause, ejecutivo deportivo, decidieron construir un equipo sobre Jordan. En el draft, los Bulls se hicieron de los servicios de Charles Oakley y Dave Corzine, quienes harían un gran equipo con MJ.

 

Un antes y un después con Michael Jordan

 

Con múltiples récords, entre ellos el de llevar a los Bulls 14 ocasiones a postemporada, el legado Jordan comenzaba. En su primera temporada, el jugador que inició con la casaca número 3, ganó el Rookie del año y comenzaron los récords, sin embargo, no fue suficiente ya que cayeron en primera ronda de los playoffs, algo que sucedió en la dos temporadas siguientes. En la temporada 85-86, Michael tuvo una lesión que lo dejaría fuera de la duela, no obstante, los Bulls lograron llegar a los playoffs donde caería ante los Celtics.

 

En la temporada siguiente, ya recuperado totalmente de su lesión, Jordan se convirtió en uno de los anotadores con un promedio bastante alto de anotaciones por partido (37,1) Jordan fue el único jugador, aparte de Wilt Chamberlain en anotar más de 3 mil puntos en una sola temporada. En dicho torneo 86-87, Magic Johnson le quitó el  MVP a Jordan tras anotar 733 puntos por 449 de MJ. Los Bulls ganaron 40 partidos y nuevamente accedieron a playoffs por tercer año consecutivo donde nuevamente fueron eliminados por los Celtics.

 

Primer ‘Three-peat’ (1991-1993)

Después de toparse tres temporadas consecutivas contra los Pistons en playoffs, los Bulls regresaron más fuertes  y llegaron nuevamente a la final de conferencia donde en dicha ocasión no fallarían y derrotaría a los ‘Bad Boys’ para acceder así a su primera final de NBA, donde se enfrentarían a los Lakers de Magic Johnson.

En el primer partido, los angelinos se llevaron la victoria y todo parecía perdido para los Bulls, sin embargo, Michael Jordan lideró a los de Chicago para llevarse el triunfo en los cuatro partidos siguientes teniendo así su primer campeonato de NBA. Michael Jordan fue nombrado MVP de la temporada regular y de las finales, siendo además el líder en anotación por quinto año consecutivo.

El bicampeonato llegaría en la temporada 91-92 donde batieron su propio récord de victorias. En la final, se toparían a un nuevo rival, los Portland Trail Blazers, liderados por Clyde Drexler. Jordan lideró nuevamente a los Bulls quedándose todos los galardones posibles y así superar a los de Portland en seis partidos.

En la temporada 92-93 se repetiría la historia y lograrían lo que ningún equipo había logrado después de los Celtics de los 60’s: conseguir el ‘Three-peat’. En aquella ocasión, los Bulls derrotarían a los Suns. Jordan nuevamente fue el mejor jugador de las finales, consiguiendo el récord de mejor promedio de puntos por partido en finales de NBA con 41.

No obstante, no todo era felicidad ya que el 6 de octubre de 1993, Jordan, por la presión y por el asesinato de su padre, anunciaría su retiro. En aquella temporada 1993-1994, los Bulls sin Michael Jordan obtuvieron un récord de 55-27, pero no les alcanzaría y en la segunda ronda de playoffs serían eliminados por los Knicks.

 

Segundo “three-peat” y fin de la leyenda

Para la temporada 94-95, los Bulls cambiarían de sede y se irían al United Center, recinto donde juegan actualmente, pero donde al inicio no serían ni la sombra de lo que fueron en años anteriores. Sin embargo, en la primavera de 1995, Jordan anunciaría su regreso a la NBA y por ende, su retorno con los Bulls. Michael jugó con el dorsal 45 ya que su histórico número 23, había sido retirado en su honor. En dicha temporada, los Bulls cayeron ante los Magic siendo su única final perdida en la década de los 90.

Un año después, los Toros de Chicago se renovaron totalmente y registraron una marca de 72-10, dicho sea de paso, los Bulls iniciarían su segundo three-peat y volverían a proclamarse campeones de la NBA tras superar en la final a los Seattle Supersonics.

Michael Jordan consiguió la triple corona de MVP, MVP del All-Star y MVP de las finales,Phil Jackson se consagró como el mejor entrenador de la temporada y Kukoc como el mejor sexto hombre. Y por si fuera poco, Jordan y Pippen formaron parte del mejor quinteto de la NBA. En pocas palabras, los Chicago Bulls comenzarían a arrasar con todo.

En la siguiente temporada, derrotaron a los Utah Jazz en la final de la NBA donde se llevaría a cabo ‘El partido de la gripe’. Dicho encuentro era el partido para el desempate y donde Jordan realizaría un gran esfuerzo para liderar a su equipo a la victoria. Michael disputó aquél quinto partido con un estado físico terrible, experimentando fiebre y escalofríos.

Una oportunidad de revancha para los de Utah se daría en la siguiente temporada. Tras ir venciendo 3-2 en los primeros cinco encuentros a los Jazz de Utah, los Bulls regresaron al estadio de los Jazz para disputar el sexto partido. Bastaron 40 segundos para que Jordan remontara el marcador que iba 86-83 abajo. Y, para terminar la remontada, Jordan, sin defensa alguna, lanzó y anotó la canasta que le daría el título a Chicago.

El fin de una gran era

Gracias a la figura de Michael Jordan, los Chicago Bulls fueron una de las franquicias más prestigiosas de la NBA a nivel mundial. Sin embargo, después de su sexto campeonato, Phil Jackson tuvo que abandonar el equipo debido a algunos desacuerdos con la directiva. Todo esto precipitó la salida también de Michael Jordan, Scottie PippenDennis Rodman.

Michael Jordan y Phil Jackson conversan con Toni Kukoc | Foto: NBA

Fue así como un nuevo entrenador sin los tres mejores jugadores de los últimos años, comenzaría una etapa donde los Bulls estarían hundidos en un pozo que abandonarían después de años. Terminaron con el peor récord de la conferencia este las cuatro temporada siguientes.

Para la temporada 2004-05, los Chicago Bulls regresaron a playoffs empezando una racha de tres presencias consecutivas en las eliminatorias por el título de la NBA.

Dos años después, llegó la primera victoria en una serie eliminando a los Miami Heat por 4-0. Posteriormente, serían eliminados por los Detroit Pistons.

El inicio del nuevo milenio

En el verano del 2001, Jerry Krause concedería el traspaso de su mejor jugador, Elton Brand, a cambio de Tyson Chandler y Brian Skinner. Demasiados nombres de jugadores desfilaron para cerrar una temporada para el olvido donde también desfilaron tres entrenadores, Floyd, Barry y Cartwright.

En 2003, por temas de salud, Jerry Krause dejaría el mando del equipo, después de 26 años al frente de los Chicago Bulls donde había visto los seis campeonatos de su historia. John Paxson sería el sucesor Krause hasta el 2009 iniciando un periodo donde los Bulls aparecieron tres veces en los playoffs y donde militaron jugadores muy reconocidos como Joakim Noah, Ben Gordon, Kirk Hinrich, Luol Deng, y por supuesto Derrick Rose.

Fue hasta el 2005-2006 donde regresarían a una final de NBA después de casi una década, donde perderían ante el heat.

La era de Derrick Rose

La temporada 2008-2009 empezó con el novato Derrick Rose, un gran jugador con un gran talento y potencial. Rose finalizaría la temporada como Rookie del año y muchos se preguntaban si sería el nuevo Michael Jordan de los Bulls ya que llevó a los Bulls a los playoffs donde caerían contra los Boston Celtics.

Para la siguiente temporada, con un Derrick crecía a grandes paso y se convertía en ídolo de su equipo junto a Joakim Noah y Taj Gibson, quienes lograron regresar a los de Chicago a los playoffs donde caerían ante los Cleveland Cavaliers.

Ya en la temporada 2010-11 Derrick Rose alcanzó un gran nivel de juego donde promediaba 25 puntos, 7,7 asistencias y 4,1 rebotes. En dicha temporada, Rose fue nombrado MVP de la liga, convirtiéndose así en el jugador más joven de toda la historia de la NBA en conseguirlo.

La buena racha de los Bulls estaba consagrándose gracias a Derrick Rose, terminando la temporada 2011-2012 con un balance de 50 victorias y 16 derrotas terminando como los primeros de su conferencia, sin embargo, pasó una catástrofe y tras una lesión de rodilla bastante grave, Derrick Rose estaría fuera de los playoffs y los Bulls serían eliminados por los Miami Heat.

El pasado reciente

Derrick regresó ya totalmente recuperado en la temporada 2015-2016, pero Rose no volvió a ser el mismo tras su lesión. En el verano, la franquicia dejó ir a Derrick Rose y se hizo de los servicios de Dwayne Wade en la agencia libre así como de Jimmy Butler. Los Bulls querían regresar a la élite de la NBA y aunque regresaron a playoffs, no superaron la primera ronda. 

Desde la temporada 2016-2017 y ya con la salida de Jimmy Butler en el verano del 2017, los Bulls no han logrado regresar a los playoffs. Para la temporada 2020-2021, los Toros de Chicago se hicieron de los servicios de Nikola Vucevic terminando con un balance de 31-41, y quedando en la onceava posición de la conferencia este para que así se perdieran los playoffs por cuarta ocasión consecutiva.

Números retirados

  • 4 Jerry Sloan
  • 10 Bob Love
  • 23 Michael Jordan
  • 33 Scottie Pippen

Jugadores del Basketball Hall of Fame

  • George Gervin

  • Robert Parish
  • Nate Thurmond
  • Michael Jordan
  • Scottie Pippen
  • Dennis Rodman
  • Chet Walker
  • Tony Kukoc
//