Huracán argentino arrasó con el puerto
(Foto: Saúl Ramírez)

Huracán argentino arrasó con el puerto

En el Clausura 2008, los Pumas ganaron en el Puerto y sentenciaron a Veracruz a la Primera "A".

ObedRuizG
Obed Ruiz

Para el torneo Clausura 2008, el encuentro entre los Tiburones Rojos de Veracruz y los Pumas de la UNAM se jugó por algo más que tres puntos; siendo la última jornada del torneo, el conjunto del puerto estaba obligado a ganar para no perder las esperanzas de salvarse del descenso, pero no contaban con la precisión que tendrían frente a la portería los tres argentinos que figuraban en el conjunto del Pedregal: Rubens Sambueza, Esteban Solari e Ignacio Scocco. 

El conjunto veracruzano necesitaba el triunfo para comprometer a Puebla y decidir el equipo que descendería en la última jornada, pero los tres artellieros del conjunto auriazul no permitieron que la agonía se alargara y decidieron concretar la partida de Veracruz a la Primera "A" en una tarde de ensueño para los extranjeros de Pumas. 

El partido efectuado en el Estadio Luis 'Pirata' Fuente el viernes 25 de abril de 2008 comenzó con el conjunto escualo al ataque, y para fortuna de los entonces dirigidos por el actual técnico de la Selección Nacional, Miguel Herrera, consiguieron ponerse al frente del marcador con un gol de Sindey Balderas a pase de Rodrigo 'Pony' Ruiz, pero el gusto les duró poco a los del puerto porque Solari y Sambueza se encontraron en una pared para igualar el encuentro al minuto 23. Minutos antes del descanso, Leandro Augusto cobró una falta por el corredor derecho del área y el esférico fue impactado por un remate seco de Scocco para cruzar al portero y entrar a la red después de arañar el palo. 

Para el segundo tiempo, los jugadores del Club Universidad Nacional salieron a defender el resultado, pero un contragolpe le dio la oportunidad a Solari para recibir el esférico en las inmediaciones del área, dar la media vuelta y efectuar un tiro potente para ampliar la ventaja para los visitantes. Por si fuera poco, cuando Veracruz trataba de acortar la distancia con más ímpetu que buen juego, nuevamente apareció Solari, desbordó por la banda de la izquierda, ingresó al área y ante el achique del guardameta, aprovechó el único resquicio entre éste y el primer poste para anotar el gol que le arrebató todas las esperanzas a los de casa para permanecer en el máximo circuito del fútbol mexicano. 

Las constantes aproximaciones de Veracruz se vieron recompensadas casi diez minutos antes del pitido final, y un tiro de Rodrigo Ruíz se incrustó en la portería de Sergio Bernal, pero no fue suficiente para salvar al equipo de perder la categoría. 

VAVEL Logo
    CHAT