El pizarrón de Miguel Herrera - Bolivia
(Foto: AP | Edición: VAVEL)

El once titular mexicano que enfrentará a Bolivia está casi decidido: la única duda se centra en el medio campo, donde Miguel Herrera deberá elegir entre Javier Güémez y Mario Osuna. El funcionamiento del cuadro nacional seguirá sobre la misma base: 5-3-2.

Márquez, el eje corrector

En zona defensiva, la formación de Miguel Herrera se mantiene en lo habitual: un líbero, dos centrales y dos carrileros.

La función más importante recae en Rafael Márquez, baluarte del equipo mexicano que, además de seguridad, cuenta con la responsabilidad de dar salida a la pelota y -sobre todo- corregir situaciones de peligro originadas por delante de su zona.

El concepto de Herrera: tenencia y recuperación

En ocasiones ejerce como un segundo escudo en mitad del campo, en específico cuando su equipo tiene posesión de la pelota; sin embargo, ante la presión alta, sus escudos son desnudados.

Osuna o Güémez, soporte al desequilibrio

La idea principal de Herrera se centra en combinar tenencia y recuperación, atributos que colocan a Mario Osuna o Javier Güémez como la duda posicional. Ambos futbolistas cuentan con mayores recursos en la destrucción que en la construcción; sin embargo, la duda se centra entre cuál de los dos pueda otorgar mayores fortalezas en los recorridos cuando se pierde la pelota.

Sumado a esto, la inclusión de un futbolista como Jesús Manuel Corona supone un cambio en el sistema, mismo en donde el jugador del FC Twente sea liberado del sacrificio y cuente con completa libertad en zona ofensiva.

El mayor peligro llegará cuando la dependencia en el descaro del 'Tecatito' sea anulada y el desgaste de Medina sea mayor.

Herrera y Vuoso, choque complementario

En teoría, dos delanteros similares, con mayores virtudes en el juego directo, quienes parecería no podrían asociarse; sin embargo, la experiencia de Vuoso ha ganado la carrera a Raúl Jiménez, futbolista que no ha contado con regularidad durante su último año en el Atlético de Madrid.

La poca actividad de Jiménez y la regularidad de Vuoso en los últimos meses pudieran contemplarse como factor para la titularidad del naturalizado mexicano. La dupla con Eduardo Herrera es un choque de atributos, pero que resulta complementario.

(Foto: Terra)
VAVEL Logo