El hombre sin miedo del Apertura 2007
(Foto: Agencias)

Este martes, Miguel Sabah colgó definitivamente los botines tras 15 años de carrera profesional. Durante década y media, el oriundo de Cancún, Quintana Roo, defendió cuatro playeras diferentes. Debutó en la Primera División con el Guadalajara y se despidió enfundado con la elástica del León. Sin embargo, su mejor época la vivió en Cruz Azul y Monarcas Morelia, clubes donde mostró su olfato goleador y se ganó llamados a la Selección Mexicana.

Pero fue en La Máquina Cementera donde se consagró y dio a conocer en el Máximo Circuito. Permaneció en las filas de Chivas durante cinco años y fue hasta que arribó a La Noria cuando Sabah empezó a despegar y a exhibir sus dotes como delantero. Con apenas 18 tantos marcados en un lustro, Miguel llegó a Cruz Azul sin la aprobación de los seguidores celestes.

La temporada debut de Sabah Rodríguez como cementero fue compleja; únicamente patentó tres dianas en el Clausura 2006. No obstante, se dispuso a cambiar la historia en el Apertura 2006, certamen en el que se despachó con una decena de goles y empezaba a cambiar las críticas por aplausos.

En su tercera campaña, el atacante bajó su cuota goleadora a seis anotaciones, aunque tres de ellas le otorgaron a su equipo triunfos significativos sobre Necaxa y UNAM. Sin embargo, su consolidación en el balompié mexicano sucedió en el Apertura 2007. Sabah, con 27 años firmó un torneo de ensueño. El artillero colocó su nombre en la pizarra en nueve de 17 jornadas y contabilizó 11 goles en la fase regular, teniendo promedio de un gol cada 125.7 minutos y finalizó como el máximo romperredes mexicano.

Luego de tres años en la institución azul, Miguel Sabah registró 42 dianas en competencia liguera, gozando una media envidiable de un gol cada 159.5 minutos. Su promedio gol/minutos es codiciable, ya que delanteros como Emanuel Villa, Mariano Pavone y Javier Orozco, quienes figuran entre los mejores goleadores en la historia del equipo de los últimos años, tienen una media menor que él.

El hombre sin miedo se retira situado dentro del Top-20 de los máximos goleadores en la historia de Cruz Azul.

VAVEL Logo