La incógnita
Foto: (Latin fut)

Mucho se podrá especular de la posible alineación que mandará Juan Carlos Osorio a la cancha de Columbus este viernes. Sin duda, desde la formación se podrá notar si el equipo será ofensivo, aprovechando el buen momento por el que pasa Marco Fabián de la Mora en Alemania, Carlos Vela en España y Giovani dos Santos en la MLS.

No obstante, hay jugadores en esta convocatoria que no merecerían disputar un solo minuto con la Selección Mexicana, y me refiero a Francisco Guillermo Ochoa, Héctor Herrera, Diego Reyes, entre otros; quienes parece que son llamados por lo mediáticos que puedan ser antes que por su buen paso con sus clubes.

Enfrente está una selección que ya no espanta como antes. La actualidad de Estados Unidos en su equipo nacional de futbol es muy cuestionada. Deslumbra Jozy Altidore adelante, nada más. Michael Bradley, Jermaine Jones, Graham Zusi y Cristiano Pulisic podrían abanderar a las barras y las estrellas del 2016; Timothy Chandler y Tim Howard son los líderes de la defensa que ahora están encargados de detener al poderío mexicano, que parece que por fin vencerá el dos a cero.

No son los mismos de antes. No está Landon Donovan que se orinó en México porque no alcanzó ir al baño. No está aquel defensa con look rockero Alexis Lalas burdo con las piernas pero que marcaba bien por aire, bastante hablador, por cierto. Tampoco se encuentra Coby Jones, un moreno que era el diablo en la delantera de Estados Unidos y ponía a sufrir a Jorge Campos.

A esa Selección, la que encabezaba Eric Wynalda, todavía se le ganaba con la camiseta; la que manejó, lideró y fue estrella Landon Donovan nos dejó fuera de un mundial de futbol y es, yo creo, la que mayores pesadillas causa a los mexicanos. Hoy ya no están.

Malos resultados en el último mundial y perder la oportunidad de ir a la Copa Confederaciones precisamente contra México le pone un condimento más al de por sí considerado Clásico de Concacaf. Ya no son un flan pero parece que esta ocasión sólo podrían competir con el clima, el estadio y el odio a todo lo que huele a latino por parte de su afición.

Botepronto: Los tres puntos perdidos en la fecha uno del Hexagonal están presupuestados. Lo que no está presupuestada es la manera de perderlos. Cuidado, porque puede ser la última gira de Osorio al frente de la Selección Mexicana.

 
VAVEL Logo