Pumas y León, los bicampeones en torneos cortos

Ambos equipos tienen la distinción en el fútbol mexicano de haberse proclamado campeones de forma consecutiva en torneos cortos.

Pumas y León, los bicampeones en torneos cortos
Foto: Agencias

Algunos le llaman competitividad, otros mediocridad, pero lo cierto es que a los equipos que juegan en el fútbol mexicano les ha costado mucho trabajo repetir como campeones en torneos cortos debido a lo parejo que ha sido la Liga MX. Tras la instauración en el Invierno de 1996, solamente los Pumas en el 2004 y el León en el 2013-14 han logrado levantar el título consecutivamente aunque, ¿qué bicampeonato tiene más peso?

De la mano de Hugo Sánchez

El máximo logro de Sánchez fue con el equipo que lo vio nacer, plegado de una buena camada de futbolistas como Sergio Bernal, Joaquín Beltrán, Darío Verón, Francisco Fonseca, Jaime Lozano etc., dieron una grata campaña regular en el Clausura 2004 ubicándose en la segunda posición, lo que les permitió tener el partido de vuelta en todas la instancias para eliminar a Atlas, Cruz Azul y vencer en la final por la vía de los penales al Guadalajara.

Foto: Fútbol hoy
Foto: Fútbol hoy

Con dicho campeonato, los Pumas de la UNAM se quitaron una malaria de 13 años sin título y sin llegar a una final, sin embargo, faltaría el Apertura 2004, ya que avanzaron como novenos de la clasificación general debido a que en ese entonces estaba instaurada la fase de grupos y quedaron como segundos en el grupo uno, sólo un punto detrás del Atlante. En la fiesta grande no tuvieron problemas para vencer al Veracruz y Atlas, por lo que en la gran final se vieron las caras ante los Rayados del Monterrey para derrotarlos tres por uno y proclamarse una vez más monarcas del fútbol mexicano.

Continuidad al trabajo

Tras vivir mucho tiempo en la liga de plata, Gustavo Matosas condujo a la ‘Fiera’ de regreso a primera división para el Apertura 2012 y en poco tiempo, lo convirtió en un equipo dominante en la Liga MX, debido a que en el Apertura 2013 se colocaron como terceros generales y derrotaron en la fiesta grande a Monarcas y Santos, por lo que en la gran final y en el mismísimo Estadio Azteca de la mano de Rafael Márquez, Vázquez, Peña, Hernández y Boselli, vencieron al América para levantar el título, cuestión que no conseguían desde la temporada de 1991-1992.

En la siguiente campaña, al igual que Pumas, León entró como octavo general y gracias a los goles de visitante, eliminó a Cruz Azul en cuartos de final. En semifinales echó al Toluca y en la gran final se topó contra ‘su hermano’. En dicha instancia, se impusieron al Pachuca 4-3 en el marcador global para tornarse los segundos bicampeones en torneos cortos.

Foto: Dale León
Foto: Dale León

Tanto Pumas como León cortaron una larga racha sin título y ambos conformaron un gran plantel entre mexicanos y extranjeros; además, cuestión que pocas veces acontece en el futbol mexicano, le dieron continuidad al proceso desde la dirección técnica y en planteles, elemento que los catapultó al éxito.

Los dos títulos son meritorios, aunque puede destacar un poco más lo hecho por el León, debido a que con tan sólo un año tras su regreso del Ascenso MX se libró rápidamente del tema porcentual, por lo que les permitió enfocarse en otros puntos, alcanzado el bicampeonato en el 2013-2014.

El día de mañana una vez más se verán las caras León y Pumas, en el que el conjunto auriazul sale con la urgente necesidad de sacar la victoria para calmar el ambiente ante un posible cese de David Patiño.