Atlas debe hacerse fuerte en el Jalisco
(Foto: José Acosta/VAVEL)

Los Rojinegros del Atlas comienzan un nuevo torneo con la misma esperanza de siempre: Ser un club competitivo y clasificar a la liguilla en busca del ansiado campeonato. Claro está, fácil no será. Pero sí lo quieren lograr, deberán hacer pesar la localía en el Estadio Jalisco. Ésa que hace mucho parece quedar en el pasado.

Los Zorros tendrán 8 juegos de 17 posibles como local en este torneo. El primero de ellos, este viernes ante Puebla, además de Xolos, Monarcas, Pachuca, el clásico tapatío ante Chivas, el campeón Rayados, Pumas y finalmente León, en la penúltima jornada del torneo.

Será determinante que Atlas pueda sumar de tres puntos en la mayoría de ésos juegos. Por plantel, sólo Monterrey se podría considerar el más difícil, el resto tendría que significar triunfo rojinegro, sin importar el cómo. Sobretodo el clásico tapatío. No importa lo mucho que se hayan reforzado, los Rojinegros deben ganar ya a su odiado rival.

El pasado campeonato Atlas quedó sin posibilidad de clasificar a la liguilla por las cuatro derrotas consecutivas en la recta final del torneo. Pero destacan dos en especial. Ambas en casa. La primera ante Necaxa por un 2 a 0. Y la más inverosímil, perder de último minuto ante San Luis. Sin duda, el juego más vergonzoso.

Pero además de dichas derrotas, Atlas sólo pudo ganar tres partidos de nueve posibles en casa; a FC Juárez, América y Querétaro. Por un empate ante Tigres. Y CINCO derrotas; Santos, Cruz Azul, Toluca, Necaxa y San Luis. No cabe duda, así no se puede conseguir un boleto a liguilla, sino se impone respeto como local.

VAVEL Logo