Sin público y con poco futbol, la casa volvió a imponerse
Sin público en gradas, Santos aprovechó el último juego de liga antes del parón obligado que pretende la prevención de la propagación del coronavirus (Foto: Club Santos)

Los Guerreros del Santos Laguna hicieron valer la fortaleza que implica jugar en su estadio al superar 2-1 a Necaxa con goles de Hugo Rodríguez y Brian Lozano. Los dirigidos por Guillermo Almada expusieron en el terreno de juego que a pesar de no contar con el apoyo de sus aficionados en las tribunas y de no superar al rival, son capaces de salir del estadio Corona con la victoria.

El TSM fue testigo de su primer encuentro a puerta cerrada en sus 10 años de historia. La ausencia del público a causa del COVID-19 le restó emotividad a los embates realizados por los Rayos y Guerreros en la décima jornada del Clausura 2020.

En la primera mitad, Santos intentó perforar la valla necaxista por varias vías, pero el buen posicionamiento del conjunto visitante impidió que se cruzara de la media cancha con peligrosidad.

Los dirigidos por Guillermo Almada se fueron al frente en el marcador luego de la ejecución de un tiro libre de Brian Lozano que fue rechazado por el arquero González, que dejó la pelota a la deriva para que el defensor santista Hugo Rodríguez reventara la portería al 11’27’’.

Cinco minutos le duró el gusto a los locales de ir al frente en la pizarra, pues los Rayos gestaron una jugada por la banda izquierda en la que entre Juan Delgado y José Cobián buscaron un servicio al área de Jonathan Orozco, quien no pudo evitar que su compañero Félix Torres en un intento desesperado por tratar de que la pelota no le cayera al atacante Quiroga, acabó empujándola en su propio marco, dándole a los rojiblancos el tanto del empate al 16’44’’.

Necaxa se afianzó más en el campo y estuvo cerca del segundo gol en una jugada  en la que entre el portero Orozco y el defensa Rodríguez impidieron que Mauro Quiroga sacara un tiro con dirección de gol.

Santos respondió con un trazo largo de Rivas que dejó solo por la banda derecha a Brian Lozano, que cruzó demasiado su disparo.

En el complemento no se hicieron modificaciones en las alineaciones y con ese escenario, Cobián organizó la primer opción singificativa, al esquivarse santistas por la banda izquierda y enviar un centro que fue rematado por encima de la portería por Sandoval.

Cinco minutos después, González rechazó otro tiro libre de Lozano, solo que a diferencia del gol, ahora sí despejó la pelota hacia el costado izquierdo. En respuesta, los Rayos tuvieron dos remates francos de peligro, en el primero Orozco atajó con las piernas el tiro de Delgado y en el segundo, Quiroga remató de cabeza por un lado en una jugada en la que fue dejado solo frente a la meta santista.

A pesar de que Necaxa dominó los primeros 20 minutos del segundo tiempo, fueron los Guerreros quienes recuperaron la ventaja al 68’32’’ luego de que Valdés controló la pelota en el medio campo, se quitó a tres jugadores necaxistas y con ayuda de Furch dejó a Brian Lozano frente al arquero González para que de pierna izquierda pusiera el 2-1.

Los dirigidos por Alfonso Sosa no se quedó con los brazos cruzados y continuó los embates contra los verdiblancos recuperando la posesión de la pelota. En uno de esos centros al área, Sandoval no supo aprovechar que los defensas de Santos se habían pasado y conectó de cabeza un remate que pasó a tres metros de distancia de Orozco.

Al final del juego se añadieron cinco minutos y en la última jugada del cotejo, los Rayos reventaron el travesaño en un tiro de fuera del área, emocionando a los jugadores y medios de comunicación presentes en el inmueble. Tras ello, estallaron los gritos de júbilo de los Guerreros, pues estuvieron cerca de perder frente a Necaxa la racha de 22 partidos que tienen sin perder en su estadio.

 

Jugador del partido

A pesar de que José Cobián y Juan Delgado demostraron mayor peligrosidad en el ataque, no fueron capaces de darle la victoria a los de Aguascalientes. En contraparte, el defensa central de los Guerreros, Hugo Rodríguez, cumplió en su posición, estuvo muy activo alentando a sus compañeros y metió el primer gol de la tarde, sellando así, una actuación más que aceptable.

El mejor cambio

Guillermo Almada ingresó de relevo al chileno Diego Valdés para que el equipo tuviera mayor dominio de pelota en el medio campo. Valdés le dio continuidad a los ataques verdiblancos y en la jugada del segundo gol demostró su valentía y calidad al recuperar un esférico, conducirlo hasta la meta rival y cederlo a los ofensivos para marcar diferencia en el encuentro.

El arbitraje

Jorge Isaac Rojas recurrió a todos los goles al auxilio de sus silbantes del VAR y acertó en las decisiones que permitieron los tres goles del juego. Le dio continuidad al juego y expulsó correctamente a Claudio Baeza por doble tarjeta amarilla. No se metió en problemas en sus decisiones.

El agregado

Una treintena de medios de información, una decena de elementos de seguridad y las plantillas completas de ambos equipos fueron los humanos que atestiguaron el triunfo santista en la ‘casa del dolor ajeno’. Cabe mencionar que aparte de esa medida de reducción de la cantidad de personas, los trabajadores del Club Santos le proporcionaron gel antibacterial a los presentes y brindaron indicaciones para prevenir la propagación del COVID-19. Además, no hubo protocolo de Liga MX en la salida de los equipos al campo y tampoco se manifestaron saludos de mano. En las afueras del estadio, los elementos de seguridad mantuvieron el orden impidiéndole el acceso al TSM a las personas que no estaban registradas en las listas de acceso, por lo que fue imposible que los aficionados fueran parte del encuentro. Como manifestación simbólica por la ausencia de aficionados, se colocó una playera gigante de los Guerreros en la tribuna central de sol.

VAVEL Logo